Windows Rootkit

Las últimas semanas han sido realmente movidas en Microsoft, además de los habituales agujeros de seguridad que se le encuentran a Windows debido a su enorme popularidad, en el último martes de actualizaciones empezó a detectarse un extraño crecimiento de las Blue Screen of Death (BSOD) o lo que es lo mismo, que el sistema mostraba una pantalla azul y se reiniciaba.

En un primer momento se pensó en algún tipo de fallo de las actualizaciones que provocaba este problema, sin embargo, investigaciones posteriores detectaron que todos los sistemas Windows XP con problemas tenían un rootkit instalado. Un rootkit es un programa similar a un virus, pero mucho más difícil de detectar ya que su principal tarea es esconderse a sí mismo y a otros programas. Una vez encontrado el problema, la compañía ha lanzado una actualización de su Herramienta de detección de Rootkits.

Con la liberación de esta herramienta, Microsoft se asegurará tanto de detectar el problema antes de instalar el parche (para que no se sufran BSOD) como de eliminar el rootkit en caso de estar presente y proceder a la instalación.

La instalación del parche y la desinfección está disponible en la web preparada por Microsoft al efecto: Actualización de seguridad 977165. Aunque quienes tengan instalado Microsoft Security Essentials pueden estar tranquilos, ya que su antivirus detecta el problema y lo subsana al instante.

Por supuesto, para prevenir este tipo de casos en los que un rootkit consigue infectar nuestro sistema, siempre es recomendable tener instalado y actualizado cualquier software protector de rootkits como AVG Free, Avast! o Avira Antivir, así como herramientas de limpieza de distintos malwares.

Fuente: gHacks.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?