SAI - UPS

Definitivamente, sí.

¿Qué precio le ponemos a la pérdida de datos de un disco duro?. ¿Qué nos cobran por cambiar una placa base o un micro?. Por un poco más de lo que nos cobran por cambiar una fuente de P-4, tenemos un SAI Off-Line. ¿Vale la pena arriesgar?.

Antes de comprar un SAI, debemos tener en cuenta que queremos proteger y cómo. Muchas veces, es suficiente proteger sólo la torre. En ese caso, debemos tener en cuenta la potencia que necesitamos, y que nos la da la fuente de alimentación. Las fuentes suelen indicar la potencia de pico que es superior a la de funcionamiento. Con este dato, determinamos la potencia del SAI en Watios (¡OJO¡, los fabricantes suelen dar la potencia en VA). En este caso, si se produce un fallo de suministro, podremos apagar la torre manualmente y con toda tranquilidad. Si queremos proteger monitor, router, impresora etc, sumaremos sus respectivos consumos para obtener la potencia total. Ello nos permitirá que en caso de fallo, podamos trabajar unos minutos, dependiendo de la autonomía del SAI, y en la hipótesis de que no se restituya el suministro eléctrico, apagarlo con tranquilidad. Es conveniente ser un poco generosos en el cálculo de la potencia, aconsejándose que se adquiera un SAI con una potencia 20% superior a la nominal, con lo que el sistema funciona más desahogado y se obtiene una autonomía superior a la indicada por el fabricante.

Con respecto al tipo de SAI, ya se han expuesto de forma somera sus características. Los Off Line, suelen tener la apariencia de una regleta de conexión, con uno o dos enchufes bajo la supervisión del SAI, y otros dos o tres directos a corriente, aunque con filtro de parásitos y sobretensiones. Autonomía de unos 15 minutos. A título orientativo, sus precios suelen estar a partir de los 80 EUR. Los Line Interactive, suelen ser con aspecto de una pequeña torre, con dos o tres enchufes bajo control del SAI, normalmente con una pequeña pantalla que indica el estado de la red y batería, gracias a una conexión USB con el ordenador que también permite el apagado del equipo automático en caso de bajo nivel de batería, y control de la línea ADSL o módem a efecto de parásitos. La autonomía puede rondar hasta lo 40 minutos, dependiendo de la capacidad de las baterías. Su precio orientativo está a partir de los 120 EUR. En ambos casos, se suele disponer de un completo software de información y control del equipo.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?