Overlord 2: Vuelve a ser Señor del Mal

Overlord fue una de las propuestas más originales de 2007 en lo referente a juegos de estrategia y rol combinados. En este título, creado por Triumph Studio, tomábamos el control de un Señor del Mal, en su empeño por ser lo más malvado posible, realizando todo tipo de fechorías desde su Torre Oscura y comandando a legiones de esbirros a sus órdenes.

En esta segunda entrega que ya se está desarrollando, aunque no tiene fecha de salida, el guión volverá a correr a cargo de Rhianna Pratchett, hija del aclamado escritor Terry Pratchett (Mundodisco, Buenos Presagios), la cual ha adaptado también otros títulos como Mirror’s Edge. La historia nos pondrá en la piel del hijo del anterior Señor Oscuro, encontrado y criado por sus goblins esbirros y cuya Torre del Mal se encontrará en el nuevo reino de Nordberg, el cual está siendo dominado por el Imperio Glorioso, de estética muy similar al Romano y con la idea de aniquilar toda criatura fantástica y mítica de su territorio. Por supuesto no lo podemos permitir.

Para ello comandaremos de nuevo legiones de esbirros, esta vez con muchas más opciones que en la entrega anterior, incluyendo nuevos comandos, habilidades y hechizos que harán nuestras maldades aun más terribles si cabe. Podremos, entre otros, vestir a nuestros seguidores con ropas enemigas para confundir a nuestros oponentes y derrotarles más fácilmente, erigir campeones entre nuestros esbirros sobre los cuales delegar el mando y que nos faciliten la tarea de comandar e incluso poner nombres personalizados a nuestros goblin. Al igual que la anterior entrega, contaremos con una gran variedad de esbirros, que en esta ocasión se ha visto ampliada, teniendo cada tipo habilidades concretas y destrezas especiales, como por ejemplo, una mayor capacidad de combate en corta distancia o ser capaces de lanzar fuego por la boca.

Al contrario que en la anterior entrega, nuestro nivel de maldad no se medirá por lo “buenos” o “malos” que seamos, si no por el tipo de maldad a la que nos enfoquemos, asimismo podremos tomar el camino de la dominación, más controlador y que nos garantizará beneficios constantes y a largo plazo o el camino de la destrucción, que nos otorgará grandes pero fugaces recompensas.

Al igual que en la anterior entrega el juego estará cargado de un tono de humor negro constante, firma de la casa, que nos ayudará a sentirnos aun más malvados.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?