P2P anónimo

El P2P anónimo mejora la seguridad y privacidad al descargar archivos de redes P2P. Realiza un intercambio P2P privado, anónimo y sin censura con RetroShare.

Era evidente que el cierre de las páginas dedicadas a compartir archivos en la red provocaría un incremento en el uso de los clientes P2P. Tras la caída de Megaupload y la polémica implantación de la ley SOPA o Sinde-Wert en España, los usuarios se han lanzado nuevamente al uso de programas de transferencia de archivos P2P como BitTorrent o Ares. Pero ni tan siquiera ellos están a salvo.

Transferencias

En el peor de los escenarios, RetroShare es el único programa viable para la transferencia de archivos entre pares. Muchos usuarios ya están apostando por sus capacidades: intercambio a través de redes privadas, un sistema descentralizado y seguro gracias al cifrado OpenSSL de los datos que mantiene nuestro anonimato, incluso para nuestro proveedor de conexión a Internet. Sin servidores de por medio, lo único que necesitamos es una clave de seguridad GPG y la aceptación de otro usuario de la red para comenzar a participar en ella.

Con RetroShare, la privacidad está garantizada. El software utiliza lo que se conoce como Darknet: una red ajena a las miradas indiscretas que oculta las direcciones IP de los usuarios, cuya actividad resulta imposible de monitorizar. Una red virtual en la que podemos incorporar usuarios de nuestra confianza, chatear con ellos, participar en canales y foros y, por supuesto, compartir archivos para descargar. Podremos ampliar las fuentes a través de los contactos de nuestros contactos, creando así una gran red de transferencia de ficheros.

Tus primeros pasos con RetroShare
Transferencias

De entrada debes crear tu perfil en el sistema para obtener tu llave GPG. Introduce tus datos y crea tu contraseña de acceso antes de comenzar.

Transferencias

Cada vez que abras la aplicación deberás identificarte. La única forma de hacerlo es introduciendo la clave de acceso que hemos creado anteriormente en el registro. Así podrás activar tu llave GPG: el código indispensable para entrar a formar parte de las redes privadas.

Transferencias

La interfaz es ligeramente distinta a los clientes de descarga P2P tradicionales, pero no te asustes, la reacción lógica ante lo desconocido. En la parte superior puedes acceder a los datos de la red, tus contactos, la sección de archivos y transferencias, mensajes, canales y foros... Para añadir contactos, busca en la parte izquierda el icono con forma de muñeco que tiene un signo "+". Tienes diferentes formas de agregarlos a tu red: introduciendo los certificados manualmente, intercambiando certificados guardados en archivos o bien con una sencilla invitación a través del correo electrónico.

Transferencias

También puedes hacerlo desde la misma sección "Amigos". En ella puedes ver listados tus contactos y su estado, además de poder iniciar conversaciones de chat tal y como haríamos con una cliente de mensajería instantánea tipo Windows Live Messenger, como puedes ver aquí debajo.

Transferencias
Compartiendo archivos

Una vez verificados tus contactos, es momento de configurar las carpetas que queremos compartir en la red privada. RetroShare utiliza por defecto una de las carpetas de su directorio, pero puedes añadir tantas carpetas de tu sistema como desees.

Transferencias

Cuando pulses el icono con forma de carpeta del margen izquierdo podrás añadir carpetas para compartir. Los campos "En toda la red" y "Navegable" permiten que el resto de usuarios puedan descargar los archivos de forma anónima utilizando túneles (incluidos los amigos de tus contactos) y que puedan navegar por nuestros directorios respectivamente.

Transferencias

En la sección "Archivos" verás todas las carpetas compartidas. Selecciona el archivo en el que estás interesado de todos los compartidos por tus contactos y pulsa el botón "Descargar" en la parte inferior. Comenzará la descarga de datos, que puedes ver detalladamente en la sección "Transferencias".

¿El futuro de las descargas P2P?

Resulta irónico que RetroShare se postule como el futuro en materia de transferencia y descarga de archivos. Y es que los más mayores del lugar aún recuerdan el sistema para compartir archivos usado años atrás en los canales IRC por ejemplo. RetroShare no deja de ser una adaptación moderna de aquel sistema favorecido por la situación actual.

El programa funciona de maravilla. De primeras no resulta sencillo de manejar, sobre todo por lo poco familiarizados que están los usuarios en el uso de este tipo de software. Pero su potencial es enorme, integrando comunicación y descargas bajo una misma plataforma sin riesgo a que seamos rastreados. Si el ritmo de crecimiento de usuarios se mantiene en las cifras de estas últimas semanas, en breve será una alternativa comparable a los mejores programas de descarga P2P.

Por ponerle un pero, la conexión inicial es un poco lenta, pero el resultado merece la pena. Y no es de extrañar que aparezcan de forma inminente productos similares que puedan mejorar estas prestaciones, vista la demanda. Descarga RetroShare gratis y en español, recomiéndalo a tus amigos y contribuye al crecimiento de esta innovadora red privada para la descarga de archivos.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?