Sacred 2

Sacred apareció hace ya cuatro años, mostrándonos un planteamiento muy similar al de la saga Diablo, un action RPG sencillo y directo en el que aniquilar a horas de monstruos. Ahora nos llega su segunda entrega de la mano de los chicos de Ascaron.

La historia del juego nos traslada 2000 años antes del juego original, sumergiéndonos en un reino de Ancaria en que conviven magia y tecnología, cuya piedra angular es la Energia T, la cual posee un inmenso poder y que está protegida por los Seraphim (una suerte de ángeles). Con el paso del tiempo, estos angelicales seres han decidido que la Energia T debería poder ser controlada por alguna raza de las que habitan Ancaria, y deciden instruir a los Altos Elfos en su control y manipulación. Esto fue un terrible error, ya que aunque evolucionaron rápidamente, se generaron terribles conflictos entre facciones de los Altos Elfos, que desembocaron en una guerra civil en la que el resto de razas lograron acceder a la Energia T, que manipulándola caóticamente han acabado mutando regiones enteras, con sus animales y su vegetación.

Con este planteamiento deberemos escoger a nuestro héroe, que podrá ser del bando de la luz (que buscan restaurar el equilibrio) o de la oscuridad (egoístas y malvados); una vez posicionados tendremos seis clases de personaje diferentes a elegir: el seraphim (estrictamente luminoso), el Inquisidor (obligatoriamente oscuro), la Alta Elfa, el Guerrero de las Sombras, el Guardián del Templo y la Dryad. Dependiendo del bando que escojamos, la trama de la campaña será totalmente distinta, aunque de duración equiparable: entre 20 y 30 horas si vamos directamente a acabar el juego.

El motor del juego no es especialmente potente, aunque las animaciones son fluidas y está optimizado muy bien para funcionar en gran variedad de equipos, esto se nota en la calidad de los modelados y de las texturas que pese a son agradables de ver, no están al nivel de un producto actual. Pese a ello se muestran unos mapas increíblemente vastos, llenos de detalle y que aseguran, están hechos sin automatizar ningún proceso, incluidas las más de 200 mazmorras, y que nos mostrarán diferentes tipos de territorio con todo lujo de detalles. El tamaño de los mapas, insisto, no es ninguna tontería, resultando increíblemente grandes incluso conduciendo una montura o ayudados por el teletransporte.

La banda sonora es muy metalera, con temas seleccionados especialmente para la ocasión y que cuenta con la colaboración de grupos como Blind Guardian, lo que hará que el sonido de las guitarras y los bajos nos acompañarán durante todo el juego, el problema es que acaba haciéndose repetitivo, del mismo modo que lo hace el resto del juego que no deja de ser un mata-mata.

El multijugador aumenta la vida de este juego con los clásicos modos cooperativos y de competición con hasta 16 jugadores, llamando la atención uno en especial: el modo hardcore. En él, si nuestro personaje muere será borrado para siempre de nuestro ordenador.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?