Security Essentials lanzará advertencias a los usuarios de Windows XP

El próximo 8 de abril finaliza el soporte oficial para Windows XP en todo el mundo, con la excepción china, y Microsoft quiere empujar a todos sus usuarios a versiones más recientes del sistema operativo siendo Microsoft Security Essentials uno de los productos encargados de hacer presión con mensajes de advertencia.

Y es que si los usuarios de Windows XP deberán familiarizarse desde este mismo mes de marzo con la ventana emergente del sistema que cada mes les recordará el fin de soporte para su sistema, el programa de seguridad de los de Redmond, Microsoft Security Essentials, se unirá a la fiesta con más advertencias, en este caso sobre seguridad, según ha trascendido en las últimas horas.

Estado del equipo: potencialmente no protegido.
Microsoft Security Essentials avisa a los usuarios de Windows XP

Microsoft Security Essentials avisa a los usuarios de Windows XP de su desprotección

La próxima versión del Security Essentials, la 4.5, contará según estas informaciones con un extra: una barra amarilla que advertirá de la potencial falta de protección del equipo. Esta franja coloreada aparecerá en el programa, al estilo de los avisos por posible infección de malware y pese a que los escaneos estén limpios, acompañada por el icono del programa, también en modo advertencia, en el área de notificación de la barra de tareas.

La importancia de actualizar Windows XP

Esta medida pretende concienciar al usuario de Windows XP de una máxima que todos deberíamos tener presente: utilizar equipos con sistemas desactualizados y fuera de soporte es un riesgo de seguridad importante que debe tenerse en cuenta.

Mensaje anunciado el fin de soporte en Windows XP

Mensaje anunciado el fin de soporte en Windows XP

¿Por qué? Porque la protección global de nuestro equipo y datos, con un sistema desactualizado, será mínima. Vulnerabilidades sin resolver, programas que quedarán obsoletos y otras cuestiones amenazarán la integridad de nuestros dispositivos y la pondrán en grave peligro.

Así pues, la solución pasa por actualizar Windows XP a sistemas posteriores como Windows 8, que multiplica la seguridad de XP por ocho según Microsoft, y ayudarse de herramientas de transferencia de datos como PCmover Express for Windows XP que ayudarán a que el cambio de un SO a otro sea mucho menos traumático.

Descanse en paz, Windows XP.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?