Sins of a Solar Empire

Hace ya algún tiempo os hablamos de Sins of a Solar Empire, un excelente juego de estrategia en el espacio creado por Ironclad Games. Ahora, y tras un retraso de un par de meses llega la primera de sus tres microexpansiones previstas. Veamos las novedades que aporta.

Esta expansión está centrada sobre todo en mejorar la capacidad defensiva de las facciones del juego, como sugiere su título Entrenchment (trinchera) y su línea argumental nos traslada a un momento en que las tres facciones presentes en el juego (los Vasari, los Advenedizos y la Coalición del Intercambio Urgente) han llegado a un punto muerto en su conflicto, sus fronteras se han fijado, la tecnología ha aumentado y nuevas necesidades estratégicas aparecen con el fin de conseguir la supremacía.

La primera solución que aparece, acompañando a las nuevas tecnologías desarolladas, es la base estelar. Esta superunidad requerirá de un gasto tan grande como el tamaño de la creación resultante para ser construida y supondrá una gran baza para nuestra facción. Obviamente cada base estelar estará adaptada a la filosofía de cada una de ellas. Una vez construida, podremos colocarla en cualquier punto del mapa, lo cual abre cientos de posibilidades estratégicas de todo tipo. Podremos usarla como defensa en una apartada zona de recolección de recursos o como fuerza de ataque y distracción si la colocamos directamente al lado del planeta principal de nuestro contrincante, o incluso para potenciar la recolección de recursos, ya que podremos especializarla en diferentes tareas a través de habilidades, algunas de las cuales serán exclusivas de cada una de las facciones.

Las demás novedades de esta microexpansión se centran en dotar de nuevas habilidades a unidades ya existentes, mejorando las posibilidades estratégicas de cada facción, recompensando también a los que se decanten por jugadas más defensivas, frente a la agresividad que primaba en el juego original.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?