Star Wars Galaxies

Star Wars Galaxies: An Empire Divided fue el primer acercamiento de la saga galáctica al mundo del (el segundo será el futuro Star Wars: The Old Republic), y un gran ejemplo de cómo algo grande y de buena calidad puede estropearse de modo total.

El juego apareció en el año 2003 desarrollado por Sony Computer Entertainment y LucasArts. En él tomábamos el papel de un habitante de la galaxia, eligiendo nuestra raza de entre 10 posibles, como humano, sullustano o twi’lek entre otras, y al contrario que en otros juegos no adoptábamos una clase de personaje, si no que se nos planteaban diferentes profesiones posibles que podíamos mejorar a nuestra elección, subiendo experiencia haciendo acciones relacionadas con ellas y pudiendo comenzar nuestro camino en otra profesión totalmente distinta cuando quisiéramos.

El juego presentaba además un completo sistema de creación de objetos y una economía basada casi totalmente en los objetos y bienes que fabricaban los jugadores, creando así una mayor sensación de mundo persistente, más centrado en simular una sociedad que en el mero combate y subida de nivel. Además los jugadores podían crear sus propias casas y ciudades en los 10 planetas que el juego ofrecía, entre los que podíamos encontrar algunos tan conocidos como Tatooine o Naboo. Con el tiempo se llegó a incluir las profesiones relacionadas con los Jedi, difíciles de alcanzar y que daban a los que lo consiguieran un status especial.

El juego contó con una expansión llamada Jump to Lightspeed que apareció en el año 2004 y que añadía, además la posibilidad de que los jugadores tuvieran sus propias naves y pudieran volar y combatir por el espacio, añadiendo además la profesión de piloto tanto para la facción Rebelde como para la Imperial o incluso la neutral.

Tras la segunda expansión, Rage of the Wookies, el sistema de juego comenzó a cambiar cuando se introdujo un nuevo sistema de combate que se asemejaba más a los juegos como Everquest, y finalmente el sistema se acabó de estropear cuando en 2005 lanzaron el New Game Enhacements, que eliminó totalmente el sistema de profesiones y de economía a favor de clases de personaje predefinidas y un sistema de juego mucho más sencillo; hasta el punto que la clase de personaje Jedi se ofrecía como inicial. Estos cambios fueron duramente criticados tanto por los medios como por los jugadores, produciéndose un abandono masivo del juego.

Aunque en ningún momento se planteó restaurar Galaxies al sistema anterior al NGE, antes de la salida de Vanguard: Saga of Heroes el presidente de Sony Online, John Smedley, afirmó que no volverían a cometer el error de no escuchar a los jugadores, como ocurrió con el caso de Galaxies.

En resumen, un muy buen juego, una vez se pulieron sus bugs iniciales y que llegó a ser uno de los mejores exponentes de lo que significa un “mundo persistente online”, pero que acabó convirtiéndose en uno de los errores más garrafales cometidos con un juego.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?