Tails, el sistema operativo recomendado por Snowden

Una de los personajes más destacados del pasado año 2013 fue Edward Snowden, la persona que filtro a la opinión pública documentos e informaciones de la NSA que nos hicieron tomar conciencia sobre la fragilidad de nuestra privacidad en la red. Ahora, conocemos Tails, el sistema operativo gratuito optimizado y centrado en la seguridad, la privacidad y el anonimato que utilizaba él y los reporteros que publicaron las revelaciones.

Edward Snowden, antiguo empleado de la Agencia Central de la Inteligencia (CIA) y de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), necesitaba comunicarse de forma segura y a salvo de vigilancias cuando hace prácticamente un año filtró documentación clasificada e información sensible sobre programas de vigilancia de la NSA a medios como los periódicos The Guardian y The Washington Post.

Captura de la página web de Tails

Página oficial del sistema operativo Tails

Sabíamos que Edward Snowden en sus comunicaciones con el columnista del diario británico Glenn Greenwald y la documentalista y productora Laura Poitras, reporteros que entrevistaron al informante el pasado verano en Hong Kong, insistió en la utilización de la tecnología de cifrado de correo electrónico Pretty Good Privacy, más conocido como PGP, pero este mes hemos sabido gracias a la Freedom of the Press Foundation que una de las herramientas que más ayudó al exempleado de la CIA y la NSA y a los propios periodistas fue Tails, un sistema operativo a salvo de las miradas indiscretas.

Tails, un sistema operativo para el anonimato

Tails es un sistema operativo que tiene por objetivo preservar nuestra privacidad y nuestro anonimato permitiendo utilizar Internet de forma segura, sin dejar rastros y evitando cuasi cualquier censura, independientemente del lugar y equipo que utilicemos para conectarnos.

Diseñado para ser utilizado desde un DVD, una memoria USB o una tarjeta SD de forma totalmente independiente del sistema operativo original del ordenador en el que lo vayamos a ejecutar, Tails funciona empleando diversas tecnologías y aplicaciones destinadas a garantizar la privacidad y el anonimato más absoluto que pueda llegar a ser alcanzado.

Captura de Tails

Tails con el navegador web Swiftweasel

Para llegar a este nivel de seguridad, Tails se vale principalmente de Tor, la red anónima creada gracias a usuarios voluntarios de todo el mundo que permite la navegación y el intercambio de información manteniendo la integridad de las comunicaciones que se realizan a través de ella y el anonimato a nivel de red además de la conexión a servicios que normalmente se encuentran inaccesibles.

Tails, además de incluir Tor para proteger la privacidad  en línea, incorpora varias aplicaciones pre-configuradas con la seguridad en mente:

  • LUKS, el estándar de Linux para cifrar memorias USB o discos duros.
  • HTTPS Everywhere, el plugin para Firefox que automáticamente cifra las comunicaciones con los principales sitios webs.
  • OpenPGP (Pretty Good Privacy), para cifrar y firmar los correos electrónicos y documentos.
  • OTR (Off the Record), para proteger la mensajería instantánea con cifrado, autentificación y negación.
Captura de Tails

OpenOffice, Swiftweasel y GIMP, entre otros, ejecutados en Tails

  • Nautilus Wipe, para eliminar de forma segura archivos y limpiar el posible espacio en disco utilizado por restos de viejos archivos eliminados de otras formas.
  • O KeePassX, similar a Keepass Password, un software para gestionar mediante una base de datos contraseñas, direcciones URL o información del usuario con la posibilidad de añadir comentarios o archivos adjuntos y crear contraseñas de alta seguridad.

Además de otros programas como el navegador web Swiftweasel, el cliente de correo electrónico Claws Mail, el cliente de mensajería instantánea Pidgin, la suite ofimática OpenOffice, el editor de audio Audacity o el editor de imágenes GIMP.

¿Es Tails lo que dice ser? ¿Es seguro? ¿Podría tratarse de un complot?

Pese a las increíbles bondades de Tails, el sistema ha suscitado algunas suspicacias basadas en el hecho de que los desarrolladores se mantienen en el anonimato. ¿Podría ser Tails una creación de algún gobierno para espiarnos de forma global? ¿Un sistema al servicio de una gran corporación? ¿Es Tails lo que dice ser? Tres datos para convencerse:

  • Si los creadores fuesen conocidos, los gobiernos y agencias de inteligencia de medio planeta lo tendrían mucho más sencillo a la hora de ejercer presión y solicitar la inclusión de puertas traseras en el sistema como le sucedió presumiblemente a Linus Torvalds, creador de Linux, según insinuó en una conferencia del pasado año.
Captura de la página web de Tails

El complemento FoxyProxy para Swiftweasel en ejecución en Tails

  • Tails es código abierto, por tanto, cualquiera preocupado por la hipotética trampa escondida tras esta tecnología puede inspeccionar de arriba a abajo el código fuente del programa en busca anomalías.
  • Y el tercer dato, quizás el más revelador: en una de las filtraciones hechas por Edward Snowden, concretamente en una presentación Power Point de la NSA, la agencia estadounidense se lamentaba de Tails. Como dicen en Wired, “si es malo para la NSA, quiere decir que es buena para la privacidad”.
Utilizando Tails

Para utilizar este sistema operativo gratuito optimizado y centrado en la seguridad, la privacidad y el anonimato simplemente debes descargar Tails, que se compone básicamente de una imagen ISO, verificar la integridad de esta imagen con las herramientas que te proporciona la página web oficial del sistema —para asegurarse que la descarga ha ido bien y no has sufrido un ataque man-in-the-middle— y, finalmente, grabar la ISO en un DVD o instalarla en una memoria USB o una tarjeta SD.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?