Windows 7

Es muy fácil prometer el oro y el moro en cuanto se empieza a desarrollar, pero al terminar, cuando se presenta el producto, las promesas deben cumplirse. Microsoft prometió un arranque prácticamente instantáneo en Windows 7, sin embargo, un estudio de una empresa de optimización de PCs, ha concluido que la promesa no se ha cumplido.

Según Iolo Technologies, en algunos escenarios, Windows 7 tarda en arrancar hasta 40 segundos más que Windows Vista. Tomando como punto final del arranque el momento en el que la utilización de la CPU deja de ser significativa y se puede empezar a trabajar, en vez de la aparición del escritorio, como comúnmente se hace. Algo común en Windows, es también el hecho de que con el tiempo, el arranque se vuelve más lento. Con tan solo tres meses, Windows Vista puede tardar hasta un minuto más en arrancar. En Windows 7 no se han hecho estas comprobaciones, pero si que se ha destacado que la arquitectura del arranque seguramente sea similar, lo que induce a pensar idénticas consecuencias.

Las próximas semanas Ioio Technologies presentará más datos, metodologías y conclusiones sobre este estudio que si bien es un jarro de agua fría para Microsoft, no altera el hecho de que Windows 7 sea un sistema operativo mucho más eficiente que Windows Vista.

Fuente: CNet

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?