WhatsApp se cae y Telegram se tambalea en el borde del precipicio

El pasado sábado el servicio de WhatsApp se caía durante más de cuatro horas dejando a millones de usuarios sin servicio. Telegram registró un aumento escandaloso de registros pero no pudo dar respuesta a la demanda.

A menos que se sea ermitaño y se haya decidido prescindir de todas las comodidades de la vida moderna, a estas alturas cualquiera sabe que el pasado sábado 22 de febrero WhatsApp estuvo caído durante más de cuatro horas. Las razones de la caída del servicio no han sido aclaradas por la empresa, lo que hacía alimentar teorías y conjeturas de todo tipo sobre su futuro debido al anuncio de compra por parte de Facebook del servicio de mensajería hecho público tan sólo tres días antes.

 

¡Que no cunda el pánico!

Esas cuatro horas, que las podríamos haber convertido en una ocasión de oro para hablar con la persona que teníamos al lado, se convirtieron en la oportunidad que buscábamos para descargar y registrarnos una aplicación alternativa a WhatsApp. Así pues Telegram, que desde hace días viene registrando un aumento destacado del número de usuarios y que durante el jueves y viernes, tras el anuncio de compra de WhatsApp, más de un millón y medio de personas se unieron a su servicio, fue descargada masivamente siendo cerca de cinco millones las personas que se registraron en la aplicación el domingo.

Tweet de Telegram anunciando el número de nuevos usuarios

A pesar de los problemas técnicos experimentados por Telegram, este servicio consiguió registrar casi 5 millones de usuarios el domingo 23.

 

Oportunidad perdida para exhibir músculo

Lo que ocurre es que Telegram no estuvo a la altura y sus servidores no dieron abasto a la oleada de nuevos usuarios que se registraban en la aplicación en un lapso tan corto de tiempo. En un tweet la empresa se enorgullecía de estar registrando una media de cien usuarios por segundo a la vez que se hablaba del trabajo que se llevaba a cabo para prevenir problemas de conexión en Europa... Quizá quisieron decir solucionar puesto que su servicio también dio problemas a causa de la sobrecarga de trabajo.

Tweet de Telegram explicando el fallo

Tweet de la cuenta oficial de Telegram en el que explica mejor su fallo

 

Si no quieres quedarte colgado no esperes al último momento para encontrar una alternativa a WhatsApp

En resumidas cuentas, lo ocurrido con WhatsApp no lo deberíamos relacionar con su anuncio de compra (pensamos que es lícito dudar de que Mark Zuckerberg desembolse dieciséis mil millones de dólares por una aplicación para luego sabotear el servicio que ofrece) con una caída en sus servidores. Sin ir más lejos el pasado mes de diciembre ya se vivió una situación similar. Por otro lado, parece que se ha erigido como alternativa a WhatsApp" aún le falta un camino por recorrer para estar a la altura (lógico, por otra parte).

Meme sobre la compra de WhatsApp por parte de Facebook

Una de las miles de bromas que han aparecido sobre Zuckerberg y WhatsApp

Lo que queda claro es que mientras esperamos al servicio de mensajería perfecto en todos los sentidos, quizá sea mejor no esperar al último momento y quizá sea conveniente echar ya un vistazo a otras alternativas a WhatsApp... ¿O también necesitamos alternativas a Telegram?

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?