World of Goo

No todos los grandes juegos vienen acompañados de impresionantes gráficos, épicas historias y poderosas bandas sonoras, como os demostramos hace poco con Braid, las buenas ideas aplicadas a juegos sencillos también dan muy buenos resultados. World of Goo es uno de ellos.

El juego apareció el pasado 13 de octubre, y está disponible para descargar tanto de la página web como a través de Steam, aunque esta es la versión americana: pero puede ser jugada en España sin problemas, en los primeros meses de 2009 aparecerá una versión en tiendas físicas de Europa. Ha sido desarrollado por el estudio independiente 2DBoy y distribuido por ellos mismos.

El juego nos presenta unas bolas de mugre que tenemos que ir uniendo para formar estructuras que nos permitan superar cada nivel, como puentes o torres. Pero debido a su mucosa estructura no son muy estables, y podrán llegar a derruirse. La física del juego goza de una gran calidad, ya que el juego en sí está basado en ella. Al comienzo del juego los puzles serán sencillos, pero según vayamos avanzando se irán complicando tanto en complejidad como por la introducción de nuevas bolas con diferentes habilidades: desde explotar si se les acerca al fuego o globos que flotan para mantener las estructuras elevadas. Además cada vez que coloquemos una de nuestras bolas aparecerá un bichejo volador que nos hará retroceder en el tiempo un movimiento. Todo sea dicho, cuanto más va avanzando el juego la necesidad de combinar precisión y velocidad aumenta, muchas veces deberemos colocar una bola en un lugar exacto en apenas un par de segundos.

El estilo del juego es muy colorido, totalmente en dos dimensiones, nos presenta un mundo de inspiración cómica que transmite muy bien la sensación de “mugre”. El juego está dividido en 5 mundos, uno para cada estación del año y un epílogo que forman un total de 48 niveles diferentes. La versión Europea incorporará además un sexto mundo: la Luna.

La música acompaña al juego a la perfección, ambientando cada nivel con un estilo musical que define el tipo de puzzle que debemos resolver: lenta para niveles donde hay que ser paciente y frenética cuando hay muchas bolas o hay que ser muy rápido colocándolas.

El juego se completa con un nivel especial llamado World of Goo Corporation, en él encontraremos las bolas que sobrepasen el mínimo a recoger en cada nivel que hayamos conseguido y con las que deberemos construir la torre más alta posible para posteriormente enseñársela al mundo en un símil de ranking a través de Internet.

En definitiva, un juego adictivo que demuestra que no hace falta un gran presupuesto para hacer grandes cosas.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?