Cómo usar Adobe Illustrator

Adobe Illustrator es un programa del copón, sin nos permitís la expresión. Un software tan completo, con tantas opciones, herramientas y funciones que aprender a utilizarlo es casi un arte que necesita cultivarse durante años. Sin embargo, lejos de lo que pueda parecer, no es tan difícil dar los primeros pasos con él y comenzar a emplearlo poco a poco en nuestro día a día, descubriendo sobre la marcha todo lo que tiene para ofrecernos, con ejemplos y manuales a mano.

Por eso esta pequeña guía de Illustrator para principiantes. Un rápido y breve tutorial pensado para ayudar a los novatos y echar una mano a la hora de aprender un poco de este imprescindible y básico programa de Adobe. ¡Y gratis! ¿Qué más se puede pedir?

  1. Paso 1: Abre la aplicación y abre un nuevo documento haciendo uso del icono correspondiente. Sí, está en la parte superior izquierda de la interfaz, en el menú superior.
  2. Paso 2: Una vez abierto un nuevo documento debes escoger el área de trabajo. Selecciona el tipo que mejor se adapte a lo que necesitas a través de las opciones ofrecidas. Puedes ir cambiando si no las conoces en profundidad.
  3. Paso 3: Con tu mesa de trabajo ya diseñada podrás echar mano de las herramientas en el panel que te queda izquierda. Con ellas podrás crear, manipular y seleccionar objetos como quieras. Son muchas las opciones que ofrecen, ¡pero que no te abrumen! Poco a poco.
  4. Paso 4: Puedes empezar a dibujar formas básicas a modo de entrenamiento con las herramientas de rectángulo, selección o con la de relleno. Practica con ellas para lograr dominarlas, porque a la primera es difícil que salga algo que valga la pena. ¿O cuando comenzaste a escribir de pequeño ya eras un Góngora de la vida?
  5. Paso 5: Puedes insertar imágenes desde la pestaña «Archivo» del menú desde donde podrás seleccionar la imagen con la que trabajar. Como te decíamos, hay infinitas posibilidades con Adobe Illustrator.
  6. Paso 6: Por último, puedes guardar el documento de nuevo desde el menú dándole el formato de salida que te interese.

¡Y un consejo! Prueba, también, a descargarte cualquier archivo de Internet hecho en Illustrator o que tenga su extensión, .ai, y por tanto pueda editarse con esta aplicación. ¿Por qué? Porque con un trabajo ya hecho te será mucho más sencillo comprender las posibilidades del software y modificar toda clase de elementos.