Cómo funciona AppLock

AppLock es una aplicación que funciona bloqueando el acceso a diferentes áreas del smartphone o tablet: aplicaciones, funciones del sistema operativo, carpetas del dispositivo, archivos almacenados (como por ejemplo fotos) y otras funciones específicas o de las aplicaciones instaladas (por ejemplo conversaciones de chat). En pocas palabras,  extiende las características de Android en cuanto al acceso a funciones del sistema operativo y las hace más accesibles desde una app.

Y lo hace a partir de un patrón de desbloqueo que se configura en el momento de instalar la aplicación, aunque éste luego se puede sustituir por un PIN numérico. Una vez configurado basta con acceder al menú de funciones de la aplicación para poder elegir a qué se quiere restringir el acceso.

Cuenta con un menú principal desde el que poder hacerlo simplemente marcando la opción adecuada. Por ejemplo, se puede bloquear el menú Ajustes simplemente haciendo clic sobre él (aparecerá un candado que lo cierra). En caso de querer desbloquearlo bastará con volver a hacer clic para abrir el candado. Se puede hacer lo mismo con Google Play, Google Chrome o cualquier otra aplicación instalada.

Ahora bien, cuenta con una bóveda que permite la inclusión de archivos multimedia, por lo que tanto fotos como vídeos se pueden incluir dentro de la zona de seguridad, una cámara que, por ejemplo, ofrece un navegador de incógnito que no almacena el historial, y también con una configuración avanzada para establecer una protección de seguridad avanzada o incluso la ocultación de la aplicación. Con esta última función si usamos el dispositivo de manera compartida sería más complicado que otros usuarios descubriesen que se usa AppLock.