Trucos de CCleaner

Cómo hacer un borrado seguro con CCleaner

El borrado seguro es una función de CCleaner con la que se reescribe con información aleatoria el espacio que ocupaba un archivo para que éste no pueda ser recuperado. Un borrado normal lo que hace es simplemente habilitar ese espacio para que sea utilizado pero sin reescribirlo. Para utilizar la opción del borrado seguro debes hacer lo siguiente:

Ver respuesta completa

Cómo optimizar el PC con CCleaner

Para optimizar el PC y mejorar el rendimiento de Windows con CCleaner hay que ir hasta su interfaz principal. En ella encontraremos las diferentes funciones que nos ayudarán, como las del Limpiador que actúa sobre aplicaciones y herramientas del propio Windows como Internet Explorer o Microsoft Edge, el Explorador de Windows y distintos aspectos del sistema (papelera, archivos temporales, archivos de registro, descargas de memoria…). También incluye la limpieza avanzada de Windows además de actuar sobre otros programas instalados en el equipo.

Ver respuesta completa

Cómo desinstalar programas con CCleaner

CCleaner tiene una función que permite la desinstalación de programas de Windows. Es más fácil de usar que la propia herramienta que incorpora Windows para la desinstalación de programas porque se encuentra con mayor facilidad. Basta con seguir las siguientes instrucciones:

Ver respuesta completa

Cómo borrar el registro con CCleaner

CCleaner permite limpiar el registro de Windows, que se trata de una base de datos donde se guarda diferente información sobre rutinas, aplicaciones y funcionamiento del hardware. Se trata de un elemento delicado dentro del sistema operativo pues alterarlo puede derivar en un mal funcionamiento del ordenador.

Lo que ocurre es que con el tiempo este registro se llena de entradas duplicadas y defectuosas (se trata de una base de datos en la que Windows continuamente guarda y borra información) por lo que es aconsejable limpiar cualquier rastro de manera periódica para que el rendimiento del sistema sea como el del primer día. Puede escanear y detectar problemas en él para solucionarlos. Se hace de la siguiente manera:

  1. Paso 1: haz click en la opción Registro.
  2. Paso 2: toma precauciones haciendo una copia de seguridad del registro por si se presentasen problemas durante el proceso. Esta copia de seguridad te serviría para restaurarlo.
  3. Paso 3: marca en Limpiador de Registro todas las opciones y luego pincha en Buscar problemas. El programa iniciará un escaneo del registro para localizar posibles problemas.
  4. Paso 4: haz click en Reparar seleccionadas para que CCleaner lleve a cabo la operación.
Qué opciones marcar en CCleaner

Las opciones a marcar en CCleaner dependen de los programas o áreas de Windows que queramos limpiar. Dependerá de si queremos únicamente centrarnos en los datos de navegación en Internet si queremos limpiar nuestro rastro (en ese caso deberemos limpiar cachés, cookies, historial de descargas, etc., de los navegadores) o si queremos mejorar el rendimiento del sistema operativo. En este caso las funciones que necesitamos las encontraremos en el apartado “Limpiador”.

Si lo que necesitamos es operar sobre el registro del sistema operativo en “Registro” encontraremos la herramienta que necesitamos. Seleccionando la función de escaneado el programa se encargará automáticamente de analizar el registro y localizar aquellos elementos que necesitan ser reparados.

Para cualquier otra acción que tenga que ver con el disco duro, la desinstalación de aplicaciones o los plugins del navegador, entre otras, lo encontraremos todo en “Herramientas”. El propio CCleaner nos indica qué elementos hay que seleccionar en cada caso, de manera que no es necesario ser un usuario avanzado para saber qué hacer en cada momento. De todas maneras cualquier usuario puede escoger qué opciones marcar o desmarcar en cada una de las acciones.

Para qué sirve CCleaner

CCleaner es un programa que sirve para optimizar el funcionamiento del ordenador. Sus principales funciones son las de borrar del disco duro archivos inservibles (temporales, cookies, papelera de reciclaje, historial de navegación, documentos recientes, portapapeles…) mediante su función Limpiador. Éste actúa sobre áreas específicas de Windows como el Explorador, los navegadores Internet Explorer y Microsoft Edge y otros elementos del sistema. A su vez también puede borrar archivos basura de cualquier otro programa que tengamos instalados. Con estas acciones no sólo mejoraremos el rendimiento de Windows sino también nuestra privacidad en lo que se refiere a la navegación en Internet.

También dispone de una herramienta para analizar el registro en busca de errores como entradas duplicadas. Puede escanear y reparar aquellos puntos que lo necesiten. Cuenta además con otras herramientas que sirven para crear puntos de restauración del sistema, desinstalar aplicaciones, eliminar datos de discos duros de manera segura y definitiva y para configurar los programas de inicio.

Todo ello hace que esté considerado como uno de los mejores programas para mejorar la estabilidad de Windows y mantenerlo en forma.

Cómo instalar CCleaner

Para instalar CCleaner tienes que hacer doble click sobre el archivo que has descargado para iniciar el proceso de instalación. Una vez de comienzo sigue estos pasos:

  1. Paso 1: elige el idioma para la instalación con el que mejor te entiendas y haz click en Next.
  2. Paso 2: después en Opciones de Instalación CCleaner muestra opciones adicionales con las que puedes contar. Elige aquellas que te hagan utilizarlo de una manera más cómoda (accesos directos en Escritorio, añadir un acceso directo al menú de Inicio…). A continuación pinchamos en Instalar.
  3. Paso 3: el último paso es la ejecución del programa. También podrás ver las notas o changelog, que muestran los diferentes cambios que se han introducido en la versión más reciente de la aplicación.

A diferencia de otros programas, durante la instalación CCleaner no descarga ningún software adicional. Se trata de un proceso muy sencillo y recomendable, sobre todo teniendo en cuenta las herramientas y funciones que de las que nos permite disponer y con el que podemos mejorar sensiblemente el funcionamiento de Windows.

Qué borra CCleaner

CCleaner puede eliminar del disco duro diferentes elementos. Por un lado puede borrar archivos temporales de Windows, ficheros de la papelera de reciclaje, el listado de documentos recientes o el contenido del portapapeles. No obstante también ofrece soporte para borrar datos de navegación salvaguardando así la privacidad del usuario: el historial del navegador o las cookies también entran en su área de acción. Por otro lado puede desinstalar programas y proceder a un borrado seguro y efectivo de cualquier rastro que estas aplicaciones hayan podido dejar en el disco duro. Este proceso de borrado de datos no es automático sino que el usuario decide qué borrar y qué no con CCleaner.

Por otro lado y aunque no se trata de un borrado como tal, también trabaja sobre el registro del sistema operativo. Puede escanearlo y localizar problemas que puede corregir. Esta operación es tan importante o más como la del borrado de archivos puesto que afecta directamente en el funcionamiento de Windows.

Cómo acelerar el arranque con CCleaner

Para acelerar el arranque de Windows y hacer que el sistema cargue más rápido, encontrarás la función adecuada en la interfaz, en la sección Inicio dentro de Herramientas. Ésta se divide en tres columnas, que indican los programas configurados para ejecutarse cuando se inicia el equipo:

  1. Windows: aquí encontramos programas que se lanzan al iniciar el sistema. Algunos están preinstalados pero otros, como por ejemplo la herramienta de monitorización de CCleaner, los hemos puesto nosotros.
  2. Tareas programadas: son acciones que se ejecutan al iniciarse el sistema operativo.
  3. Menú contextual: son programas cuyas funciones tenemos disponibles desde el botón derecho del ratón.

Al estar configurado para ejecutarse en cada sesión todos ellos pueden ralentizar el arranque de Windows, pero podemos evitar su ejecución automática desde aquí. Bastará con seleccionar cualquiera de ellos y hacer click en Desactivar. La instrucción que ordena la ejecución del programa quedará neutralizada haciendo que el sistema operativo tarde menos en ponerse a pleno rendimiento.