Preguntas y ayuda sobre Mozilla Firefox

¿Qué es Mozilla Firefox?

Firefox es un navegador web desarrollado por la organización sin ánimo de lucro Mozilla Foundation y está considerado como uno de los mejores entre los que son utilizados masivamente. Su uso es libre y está desarrollado en código abierto por lo que ha servido a muchos programadores para desarrollar otros navegadores inspirados en él.

Ver respuesta completa

¿Cómo borrar el historial de Firefox?

Para borrar el historial de navegación en Firefox has de hacer lo siguiente:

  • Paso 1: ve al menú y selecciona la opción Historial.
  • Paso 2: a continuación haz clic en Limpiar historial reciente.
  • Paso 3: si quieres deshacerte del historial desde una fecha concreta en adelante encontrarás la opción Rango temporal a limpiar.
  • Paso 4: también puedes eliminar información concreta (cookies, caché, logins activos…) desde la pestaña Detalles.
  • Paso 5: finalmente haz clic en Limpiar ahora y se llevará a cabo la acción de borrado del historial.

Cuando se navega por la web cualquier navegador recopila mucha información, y Firefox no es una excepción, como los sitios que  se han visitado, cookies o archivos descargados. Tal vez seamos muy celosos de nuestra privacidad y si compartimos equipo no queremos que otros usuarios husmeen en nuestros hábitos en la web. La limpieza del historial sirve para no dejar rastro.

No obstante existen otras maneras de evitar tener que borrarlo cada vez que usamos el ordenador y es con la navegación de incógnito. Para activarla basta con que abras el menú de opciones y selecciones Nueva ventana privada. Con ella no tendrás que preocuparte por tus contraseñas o historial, aunque los archivos que guardes en el PC no se borrarán al cerrar la ventana.

¿Dónde se guardan las descargas de Firefox?

Las descargas de los diferentes archivos que cualquier usuario puede bajarse durante su navegación se almacenan por defecto en una carpeta del disco duro elegida por Firefox. Sin embargo es posible configurarla a gusto del usuario así:

  • Paso 1: despliega el menú de Firefox y haz clic en Opciones.
  • Paso 2: en el panel General tendremos el apartado Descargas. En él podremos ver la carpeta actual de almacenamiento.
  • Paso 3: para elegir una ubicación diferente tendremos que hacer clic en Examinar y navegar por los directorios de nuestro equipo.
  • Paso 4: existe la opción de hacer que el navegador consulte siempre en qué ubicación queremos descargar los archivos.

De todas maneras puedes acceder a ellas directamente desde la interfaz. En la parte derecha de la barra de direcciones existe un icono con una flecha que se pone de color azul cuando hay descargas nuevas para mostrar. Pinchando en él podremos abrirlas o ir hasta la carpeta en la que se almacenan.

Este icono con forma de flecha cambia por una barra de estado en el momento de la descarga, indicando el proceso de la misma con un color verde y el tiempo estimado que queda para completarse.

¿Dónde están los marcadores de Firefox?

Con dónde están los marcadores podemos estar refiriéndonos a su ubicación en la interfaz de Firefox o a la carpeta donde se almacenan. En caso que nos refiramos al lugar donde encontrarlos para acceder a ellos, son dos los sitios:

  • En primer lugar la barra de marcadores situada bajo la barra de direcciones, donde se encuentran los accesos directos a marcadores. A menos que los organicemos nosotros, estos se van añadiendo por orden.
  • Luego está la sección de marcadores a la que podemos acceder mediante el atajo de teclado Ctrl + Mayúsculas + B o pulsando el segundo botón a la derecha de la barra de URLs (junto a la estrella para guardar marcadores). Aquí se encuentran el resto que no cabe en la barra de la interfaz.

En caso de buscar su ubicación en el disco, existe una carpeta llamada Perfil o Profile donde se almacenan datos de usuarios, contraseñas y también marcadores. Se guarda allí para que si se desinstala el navegador o hay algún problema grave con él no la perdamos.

¿Cómo cambiar la página de inicio en Firefox?

Para establecer una página determinada de inicio para que siempre que se abra Firefox o hagas clic en el botón de Inicio seas redirigido automáticamente a ella, sigue estos pasos:

  • Paso 1: abre una pestaña con la página web cuya URL quieres que sea la que pase a ser la página de inicio por defecto.
  • Paso 2: ahora tienes que pinchar en la pestaña con el ratón y, sin soltar el botón, arrastrarla hasta el botón de Inicio que es el que encontrarás en la interfaz con forma de casa.
  • Paso 3: a la pregunta de si deseas establecerla como página de inicio debes responder .

No obstante, en el menú de Firefox encontrarás nuevos ajustes sobre la página de Inicio. Despliégalo y ve a Opciones puesto que desde ahí podrás elegir si quieres que cuando abras Firefox se muestre una página en blanco o todas aquellas que dejaste abiertas en la última sesión. A su vez puedes determinar que sean varias las que se abran siempre al ejecutar Firefox con Utilizar páginas actuales.

¿Para qué sirve Firefox?

Como navegador que es sirve para la visita de páginas web. Lo que ocurre es que no es tan simple como parece y sus funciones van más allá de la simple visita de páginas. Ofrece una serie de características para que ésta sea más cómoda sin perder de vista la seguridad de la información que enviamos y recibimos.

  • Navegación privada con botón contra rastreo.
  • Botón olvidar para eliminar información de inmediato y que se puede añadir a la barra de herramientas.
  • Establecimiento de conexiones seguras.
  • Actualizaciones automáticas de seguridad.
  • Protección contra malware.
  • Navegación rápida optimizada para videojuegos online.
  • Sincronización de marcadores, contraseñas y pestañas con otros dispositivos, smartphones incluidos, con sólo iniciar sesión como usuario.
  • Función Hello para llevar a cabo una navegación social.

Las extensiones además han contribuido a ampliar las funciones del navegador puesto que le han dotado de todo tipo de complementos para darle nuevas utilidades: gestores de descargas, clientes de correo, correctores y traductores en tiempo real, juegos… en pocas palabras, sirve para mucho más que navegar en Internet.

¿Cómo instalar Firefox?

Para instalar Firefox en Windows sigue este procedimiento:

  • Paso 1: descarga el instalador en tu ordenador (se te reocmendará la versión que mejor se adapte a él) y haz doble clic sobre él. En función del navegador que utilices, podrás ejecutarlo directamente o necesitarás guardar el archivo en el disco.
  • Paso 2: una vez abierto el instalador pincha en Ejecutar.
  • Paso 3: haz clic en Instalar y sigue los pasos que se te indican. Son simples y sencillos.
  • Paso 4: una vez instalado aparecerá un icono en el escritorio que da acceso al navegador. Haz doble clic sobre él para empezar a utilizarlo. Se te preguntará si quieres que sea tu navegador predeterminado (todos los enlaces se abrirán con él por defecto).

Es aconsejable que antes de instalar el navegador compruebes si tu equipo cumple con los requisitos mínimos deseables para que funcione correctamente. Son estos:

  • Sistema operativo Windows XP SP2.
  • Procesador Pentium 4.
  • 512MB de memoria RAM.
  • 200MB de espacio libre en el disco duro.
¿Cómo habilitar las cookies en Firefox?

Aunque las cookies están habilitadas por defecto en Firefox, el proceso para habilitarlas en caso que necesites hacerlo es éste:

  • Paso 1: despliega el menú de Firefox y haz clic en Opciones.
  • Paso 2: selecciona la opción Privacidad.
  • Paso 3: elige Usar una configuración personalizada para el Historial.
  • Paso 4: ahora tendrás que marcar la casilla con la opción Aceptar cookies.
  • Paso 5: puedes elegir el tiempo durante el cual quieres que sean almacenadas: hasta que caduquen o hasta que se cierre la sesión de navegación de Firefox.

Éste es uno de los aspectos más delicados para la privacidad en la navegación de muchos usuarios. El motivo es que las cookies son archivos que almacenan información de tu equipo para guardar inicios de sesión y preferencias de un sitio web. El objetivo, en principio, no es otro que proporcionar al usuario una navegación más rápida cuando vuelva a esa página aunque hay muchos sitios que las utilizan de manera maliciosa.

¿Cómo instalar plugins en Firefox?

Para poder reproducir contenido de Internet que de manera nativa no soporta Firefox debes instalar plugins. Estos normalmente aparecen disponibles para su instalación en el mismo momento que lo necesitas (por ejemplo para reproducir vídeo o audio) por lo que basta con proceder a su instalación (recuerda sólo hacerlo en sitios de confianza).

Es importante que los mantengas actualizados porque es código escrito por terceros y pueden suponer por sí solos una vulnerabilidad de seguridad que perjudique aspectos como tu privacidad (robo de datos, espionaje y demás).

Si quieres saber qué plugins tienes instalados para administrarlos, porque es posible que en un momento dado necesites o quieres desactivar alguno de ellos, debes hacer lo siguiente:

  • Paso 1: despliega el menú de Firefox y haz clic en Complementos.
  • Paso 2: desde el Administrador de Complementos selecciona Plugins.
  • Paso 3: para desactivar un plugin selecciónalo en la lista y marca No activar nunca. Para reactivarlo haz clic en Activar.
¿Cómo saber la versión de Firefox que tengo instalada?

Para saber la versión de Firefox que estás utilizando debes hacer lo siguiente:

  • Paso 1: haz clic en la barra de herramientas del navegador en el icono situado más a la derecha con forma de tres rayas.
  • Paso 2: se desplegará un menú y debes buscar en la parte inferior el icono con forma de interrogación.
  • Paso 3: cuando pinches sobre él se desplegará un menú en el que tienes que encontrar Acerca de Firefox. Al seleccionar esta opción se abrirá una ventana emergente que indica el número de la versión.

Al abrir esta ventana Firefox comprueba automáticamente si estás utilizando la última versión estable disponible, ofreciendo la posibilidad en caso de no ser así de reiniciarlo para actualizarse.

Conocer la versión puede ser útil por diferentes razones, como para saber si puedes tener problemas para acceder a una web, instalar un complemento o incluso para solucionar un problema que haya surgido con el navegador.