¿Para qué sirve Google Maps?

A esta aplicación de mapas se le pueden dar diferentes usos. El principal es el de consultar direcciones y calcular rutas; se puede averiguar cuál es la ubicación de cualquier lugar así como calcular la ruta desde diferentes puntos. Esta ruta se calcula en función del medio de transporte escogido para desplazarse entre los dos puntos, ofreciendo datos de tráfico y otras incidencias según la elección.

Google Maps también ejerce como GPS: puede indicar la dirección a tomar de camino a un lugar, teniendo en cuenta también aquí cómo nos estemos desplazando. Además puede enviar una dirección al navegador de un coche sin necesidad de tener que teclearla en éste.

Otra de sus funciones es la de consultar en detalle cómo es un territorio gracias a las fotos por satélite. A ésta habría que añadirle la posibilidad de comprobar cómo es la orografía del terreno gracias a la opción disponible para ver el relieve de un mapa.

También sirve para localizar negocios como tiendas y restaurantes y ver cómo son por dentro gracias al proyecto Business View de Google. Éste consiste en la posibilidad que da a empresas de fotografiar sus instalaciones por fotógrafos de confianza del buscador. Una vez localizado un negocio, el usuario puede hasta leer reseñas de otros usuarios, consultar horarios de atención al público o llegar a su página web.

Aunque la principal función de Google Maps es la de ejercer como aplicación de mapas e incluso de GPS para el coche, es una herramienta que puede satisfacer la curiosidad de los amantes de la geografía: permite al usuario desde su Android “viajar” por todo el mundo y explorar recónditos lugares gracias a la función anteriormente mencionada de Street View. Ésta es posible gracias a los coches y personas que Google ha utilizado para tomar imágenes en ángulos de 360 grados. Aunque todavía no está todo el planeta visible desde esta función, sí se pueden explorar miles de pueblos y ciudades y también parajes exóticos como el Everest, Alaska o las Islas Malvinas.