Cómo usar Kodi

Kodi no es un programa que sea difícil de usar precisamente. Sí que tenemos que tener algunos conocimientos previos si queremos ajustar la configuración de forma avanzada, pero en general nos resultará bastante sencillo. Desde luego no se trata de un Photoshop ni de Adobe Illustrator, un tipo de software bastante más rebuscado.

Una vez tengamos Kodi instalado y hayamos trasteado un poco con el programa, nos daremos cuenta de que abre un abanico enorme de posibilidades, tanto en televisores inteligentes como en radios DIY para coches (es una de las funciones más usadas).

No tendremos mayor complicación usando esta aplicación, tanto en su versión para Windows como para dispositivos móviles, pues realmente son todas iguales.

Lo primero que nos encontraremos al abrir el programa será una interfaz, presumiblemente Estuary, que es la que viene de fábrica con la última versión, la 17 Krypton. En ella veremos un menú organizado por listas en la parte izquierda, mientras que en la parte derecha tendremos una pantalla donde iremos previsualizando todo aquello que hagamos.

Justo por encima del menú tendremos unos botones clave: el botón de apagado, el botón de configuración y el botón de buscar. Cuidado con el botón de apagar pues no apagaremos el programa (que también podemos), sino que probablemente nos confundamos con la opción Apagar equipo (lo que hará que nuestro ordenador se apague).

En el menú de configuración encontraremos todos los ajustes necesarios: modificar la interfaz, el idioma, añadir plugins, modificar las opciones de televisión, encontrar información de nuestro equipo e incluso administrar los medios disponibles.