Cómo funciona Lucky Patcher

Lucky Patcher es un parcheador que sirve para hackear diferentes aplicaciones, no sólo juegos. Funciona ofreciendo un panel principal desde donde se pueden acceder a diferentes permisos sobre estas apps y que vienen todos categorizados por colores en función de qué tipo sean:

  • Verde: aplicación que cuenta con posibilidades de ser registrada como hackeable. Sobre esta app es muy posible que se encuentren todo tipo de parches y modificaciones a aplicar.
  • Amarillo: se ha detectado en la base de datos que existen parches específicos sobre aplicaciones marcadas con este color.
  • Azul: tienen anuncios de Google que se pueden eliminar.
  • Violeta: se trata de apps que están en la lista de arranque del sistema operativo.
  • Rojo: son aplicaciones que no se pueden registrar ni parchear.
  • Naranja: se trata de aplicaciones del sistema y se recomienda no manipularlas si no se quiere que el dispositivo deje de funcionar correctamente.

Para poder funcionar es necesario que el dispositivo esté rooteado porque la app recurre a los permisos de superusuario con los que acceder a la modificación de estas apps. Gracias a sus funciones y atendiendo al código de colores antes descrito, podremos llevar a cabo acciones como estas:

  • Eliminar verificación de licencias.
  • Quitar la publicidad que vemos en algunas apps y que normalmente para poder hacerlo es necesario comprar una versión full.
  • Modificar cualquier tipo de permiso asociado a estas aplicaciones.
  • Crear copias de seguridad extrayendo los archivos APK de las aplicaciones.
  • Poder transferir a otros dispositivos aplicaciones pago que has comprado.

Lo bueno es que no es necesario para usar Lucky Patcher ser un experto en Android ni nada por el estilo. Basta con saber qué queremos hacer y seguir los pasos que nos indica la app.