¿Es Lucky Patcher legal?

Atendiendo a criterios estrictamente legales podemos decir que Lucky Patcher sí es legal. Ahora bien, si atendemos a la legalidad entendida como el quebranto de normas (aunque no formen parte de un código penal) se puede decir que Lucky Patcher no es legal.

Más que nada porque sirve para hackear y eliminar licencias de aplicaciones y juegos y esto para empezar rompe con muchas de las normas que Google Play impone a cualquier desarrollador para que su software pueda formar parte de esta tienda de apps. Aquellas que pueden quebrantar los términos de uso de la propia empresa, como por ejemplo ésta que permite parchear apps para eliminar requisitos de pago, suelen estar baneadas.

Al mismo tiempo también viola las condiciones de las propias aplicaciones con restricciones activadas que únicamente se activan mediante compras integradas, como por ejemplo el desbloqueo de licencias o la eliminación de anuncios. Es la forma con la que los desarrolladores financian su trabajo por lo que puedes estar infringiendo en algunos casos leyes de propiedad intelectual.

Es decir, que nadie va a venir a detenerte por descargar Lucky Patcher pero su legalidad va a depender del uso que le des: no será lo mismo clonar una app para tenerla dos veces en tu smartphone o tablet que no pagar por una licencia de uso.

También hay que decir que es difícil que alguien te pille en esto, por lo que en el fondo se trata más de una cuestión moral del usuario: pagar por el trabajo de otra persona o cogerlo gratis.