Cómo jugar a Minecraft

No existe un modo de manual para jugar a Minecraft aunque sí ciertas recomendaciones básicas para cuando se empieza. Después de los comienzos que suelen ser comunes a casi todos los jugadores, cada uno desarrollará su propia estrategia condicionada en buena medida por el modo de juego, características del mundo en el que se encuentra o dificultad escogida.

Para ello se pueden seguir los siguientes pasos que no son más que una pequeña guía con consejos:

  1. Paso 1: crea tu propio mundo empezando por definir si juegas solo o en línea, la dificultad, que condicionará la aparición de monstruos o mobs en el transcurso del juego y el modo de juego. Sí es cierto que en modo multijugador puedes unirte a alguien por lo que no es estrictamente necesario que crees un mundo.
  2. Paso 2: el juego avanza por ciclos de días y noches y sobrevivir a la primera de ellas es crucial. Debes construir un refugio para protegerte por lo que tu primera misión es recoger materiales para la construcción como madera o piedras. Puedes levantar una casa de madera o cavar en la roca y construir una cueva. Todo dependerá de la habilidad con la que combines diferentes elementos para fabricar herramientas. En tu casa no te atacará ninguna criatura, de ahí su importancia.
  3. Paso 3: preocúpate por defenderte construyendo armas y protecciones como armaduras y antorchas. También es aconsejable que dediques un tiempo a saber cómo son las diferentes criaturas o mobs del juego porque las hay buenas y malas. Si aprendes a distinguirlas es posible que evites renacer o respawn y tener que encontrar de nuevo el camino de vuelta a tu refugio.
  4. Paso 4: ahora has de definir tu estilo de juego, cosa que no tendrás problema en hacer dada la libertad que otorga Minecraft en este sentido. Puedes montártelo como si fuese un RPG o simplemente en modo sandbox, bien explotando tu creatividad inventando todo tipo de utensilios y máquinas o recorriendo los mundos (algunos muy curiosos) que han creado otros usuarios.
  5. Paso 5: explora los lugares donde encontrar material que te resulte útil para fabricar objetos. Los encontrarás en la superficie, bajo tierra o los podrás obtener de las criaturas. Existen las llamadas “recetas” para aprender a fabricarlos; encontrarás numerosos recursos que hablan de ello.
  6. Paso 6: cuida de tu salud creando una granja con animales para abastecerte, preparando pociones que te curen cuando estés enfermo y ten en cuenta contar con un mapa con brújula; te puede evitar enfrentarte a muchos peligros.

Como decimos, no se trata de un modo de juego estándar. Igual que el resto de jugadores desarrollarás tu forma de jugar a base de echar horas y descubrir por tu mismo sus entresijos.