¿Es OpenOffice gratis?

Sí, OpenOffice es gratis. Puedes verlo desde la propia página del producto en la web de Malavida, donde está indicada la licencia gratuita con la que cuenta. Y es gratis porque se trata de un proyecto desarrollado bajo la idea del software libre. Es decir, que es libre de descargar, instalar en cuantos ordenadores se desee y de distribuir a cuantos usuarios se desee, pudiendo utilizarse también sin restricciones: para fines privados, educativos, comerciales…

Aunque cueste creer, este proyecto es gratis gracias a que se desarrolla con la contribución de individuos y compañías que por iniciativa propia deciden colaborar con él. La condición de software libre además de evitar un coste monetario al usuario, evita tener que pensar en si es legal utilizarlo o si dejará de ser gratuito en algún momento.

Esta filosofía de software libre con la que se ha desarrollado a la vez de la evidente ventaja económica ya comentada, ahonda en la libertad del usuario para elegir sus propias aplicaciones y herramientas de software, huyendo de prácticas monopolistas. Por eso los formatos de archivo generados por esta suite ofimática cumplen con los estándares ISO de compatibilidad: no tendrás problema para abrir documentos en otras suites alternativas como LibreOffice o Microsoft Office. Hay que tener en cuenta que se trata del primer paquete de software en ofrecer una compatibilidad total.

Poder utilizar un recurso como este sin pagar es una gran ventaja para todo aquel que no pueda pagar por otros productos o simplemente necesite de este software ofimático para un momento puntual y no quiera gastar dinero por ello.