De dónde es el whisky Preguntados

Escocia e Irlanda tienen el tremendo honor de disputarse el título de cuna de nacimiento del whisky. Si bien no existe un registro preciso que indique cuándo se destiló esa ambrosía de los dioses por primera vez, el informe más antiguo reconocido data de 1494 en Escocia. Sin embargo, también existen entradas más antiguas que acreditan que sobre 1405 los monjes ya lo elaboraban en Irlanda.

La problemática va todavía más allá, porque se pensaba que el whisky ya existía desde hacía varios años antes de que los irlandeses se hicieran famosos por su autoría, por lo que la fecha y el lugar donde se fabricó este brebaje por primera vez son inciertos. Nos podríamos remontar incluso a China, a finales del siglo XIII, donde parece que podría haberse inventado con la esperanza de que fuera una medicina contra la peste bubónica. El término "whisky" procede del gaélico escocés y viene a significar, curiosamente, "agua de vida". Parece ser que con el tiempo la receta se extendería por todo el mundo y serían los escoceses los que la recogieran y la perfeccionaran hasta crear el líquido elemento que conocemos hoy día.

No obstante, podemos seguir remontándonos hasta los celtas, que ya destilaban cebada y centeno, que consumían con la creencia de que resucitaba a los muertos y calentaba el interior del cuerpo en lo más crudo del invierno. Otros usos que se le daría más tarde sería para preservar los cuerpos que estaban destinados a ser diseccionados, seguramente debido a su alto contenido alcohólico.