Para qué sirve Skype

Sirve para hablar con personas en cualquier parte del mundo por diferentes medios: mensajes de texto como WhatsApp o Telegram, llamadas de voz o videollamadas. Al tratarse de un sistema presente en diferentes plataformas (Android, Mac, Linux, iPhone…) además de Windows, permite contactar con cualquiera de sus usuarios. Pero no sólo eso, también es posible llamar por teléfono a teléfonos fijos y móviles gracias a que utiliza el protocolo VoIP que permite la transmisión de la señal de voz a través de Internet. No obstante, para poder hacer uso de esta característica, es necesario disponer de crédito en la cuenta de usuario de Skype.

Uno de los motivos por el que este programa está en boga es que ha demostrado ser una de las plataformas para videollamadas y videoconferencias más sencillas de usar. Tanto es así que no sólo se utiliza en el ámbito doméstico, para comunicarse con familiares y amigos, sino también en entornos profesionales para poner en contacto a miembros de un mismo equipo de trabajo que se encuentren en lugares diferentes. Una de las razones es que permite las videollamadas grupales. Es decir, que diferentes usuarios pueden participar de una misma conversación de voz y vídeo… en concreto hasta 24 personas.

Una de sus funciones secundarias la encontramos en el envío de archivos; se pueden enviar imágenes y documentos directamente a cualquier usuario a través de la aplicación. Es tan sencillo como pinchar en el icono para navegar por el disco duro del ordenador y adjuntarlos, o simplemente, arrastrarlos sobre el cuadro donde introducimos el texto de los mensajes.