Cómo configurar el Salvapantallas en Windows 7

Windows 7 nos ofrece diferentes posibilidades para configurar el salvapantallas, esa imagen que vemos cuando el equipo permanece sin actividad durante un periodo de tiempo determinado. Para ello simplemente hay que hacer clic con el botón derecho del ratón sobre el Escritorio y seleccionar Personalizar. Esto nos llevará directamente a los ajustes de apariencia y personalización, donde podremos ver la opción Protector de pantalla en la equina inferior derecha.

El sistema no asigna ningún protector de pantalla por defecto, pero si desplegamos el menú veremos distintas imágenes que pueden ser usadas como salvapantallas y las diferentes posibilidades que tenemos para personalizar el aspecto del salvapantallas en Windows 7:

  • Imágenes preinstaladas en el sistema: tenemos una animación con burbujas, un par de opciones que generan diversas y coloridas formas, y por supuesto la posibilidad de usar imágenes fijas o textos tridimensionales en movimiento, las únicas que ofrecen una configuración dedicada. En el caso de textos 3D, podemos mostrar la hora o un texto personalizado, elegir el tipo de fuente, su resolución y tamaño, el tipo de movimiento e incluso la superficie; color sólido, textura o reflejo.
  • Nuestra propia colección de imágenes: para ello sólo tenemos que escoger Fotografías. El botón Configuración se activará y al pulsarlo veremos una ventana emergente donde definiremos el directorio en el que se almacenan las imágenes, la velocidad de la presentación y la posibilidad de configurar que se reproduzcan en orden aleatorio.
  • Salvapantallas importados o descargados de Internet: en la web encontraremos cientos de salvapantallas en formato SRC o EXE que incluyen sus propias animaciones. Si no queremos usar ninguna de las opciones anteriores pero hemos descargado un salvapantallas de la red, es muy fácil instalarlo en el sistema ya que bastará con hacer doble clic sobre el archivo en el caso de un .exe o seleccionar Instalar desde el menú contextual en el caso de un .src. Una vez completada la instalación, el protector en cuestión aparecerá como una nueva entrada en las opciones de salvapantallas.

Ahora que sabes cómo cambiar los salvapantallas de Windows 7, elige tu opción favorita y personaliza la apariencia del sistema operativo cada vez que se quede sin actividad. Ya utilices los protectores básicos del sistema, tus fotografías o nuevos salvapantallas encontrados en Internet, tu PC lucirá impecable.