Por qué Wish es tan barato

Según expertos en comercio digital, Wish es tan barato porque se trata de un mercado donde se compran directamente los productos a China, sin pasar por ningún intermediario. Envía la orden directamente al fabricante y éste se encarga del envío. Al mismo tiempo tampoco es un servicio que, a diferencia de su competidor Amazon, ofrezca entrega inmediata en todos sus productos. Es más, pueden pasar semanas hasta que el usuario reciba en su domicilio cualquiera de sus pedidos. Se lleva un 15% de cada transacción, margen que la mayoría de vendedores considera beneficioso para sus intereses.

Podríamos decir que se asemeja más a eBay, donde son los propios vendedores los que gestionan el envío. Es decir, que no tiene un stock donde almacenar el inventario y por tanto sus gastos generales son mucho menores. Al mismo tiempo la plantilla es mucho más reducida que en Amazon ya que cuenta únicamente con unos cuantos cientos de empleados.

Una de las razones para que sea barato es que su algoritmo de recomendación funciona bastante bien en redes sociales como Facebook e Instagram, dirigiéndose sobre todo a aquellos usuarios que buscan comprar a precios baratos. Atrapa a nuevos clientes y también a recurrentes, por lo que se mantiene el flujo de ventas y se pueden mantener las ganancias.

Otro de los motivos es que vende en su mayoría productos sin marca que suelen ser más baratos. Esto además hace que a vendedores de productos falsificados no les resulte atractiva esta plataforma.

A muchos usuarios, a pesar de los largos tiempos de espera para recibir su producto, les compensa por el precio.