Cómo funciona xVideoServiceThief

Este cliente de descarga de vídeos es muy sencillo de utilizar. Su funcionamiento es similar al de otros programas, como por ejemplo aTube Catcher. Pero antes de hacer nada lo aconsejable tras ejecutar el programa por primera vez es dirigirse a la parte inferior. Aquí encontraremos una caja desde la que configurar la carpeta de salida. Es decir, la ubicación de nuestro disco duro donde almacenaremos nuestras descargas. Una vez hecho esto su funcionamiento es el siguiente:

  1. Paso 1: en la parte derecha de la interfaz principal encontramos la opción Añadir vídeo. Al pinchar en ella se abrirá una ventana donde podemos añadir con copiar y pegar la URL que hemos encontrado en webs como Vimeo o YouTube.
  2. Paso 2: si nos dirigimos a Más opciones encontraremos la posibilidad de configurar todo lo relacionado con la versión final del archivo que vamos a descargar. El formato, la calidad de imagen y del sonido, los horarios de descarga (porque tal vez queremos programarla)…
  3. Paso 3: sólo hay que pinchar en Aceptar para que comience la descarga del vídeo o de su audio, en función de lo que hayamos decidido extraer de él.
  4. Paso 4: en caso de necesitarlo, disponemos en la barra lateral derecha de controles para pausar, reanudar y cancelar las descargas, aunque también podríamos hacerlo situándonos sobre ellas y pinchando con el botón derecho del ratón para desplegar un menú contextual.

En relación a cada descarga podremos ver diferentes datos, como el tamaño total de la misma, el progreso, el tiempo estimado que queda para que finalice y la velocidad de transferencia. Tal y como es habitual en este tipo de programas para descargar vídeos y otros archivos.