Imagen de un procesador informático

Dentro del mundo de la informática y a la hora de hablar de sistemas operativos muy probablemente hayas oído hablar de las versiones de Windows de 32 bits y de 64 bits particularmente en nuestros días donde el desarrollo de software ha llegado a un punto álgido. ¿Pero qué significa realmente esta nomenclatura? Te explicamos de qué va todo este asunto de los bits cuando hacen referencia a los sistemas operativos Windows y aprenderemos las diferencias existentes entre ambas versiones a la hora de ser utilizadas por los usuarios. ¿Por qué de la existencia de esta distinción? Sigue leyendo y descubre qué hay detrás.

El procesador: el origen de las diferencias

En el mundo de la informática, cuando hablamos de 32 o de 64 bits nos referimos a la arquitectura utilizada por el procesador, sistema operativo, controladores y programas. Es un concepto que, grosso modo, se refiere a cómo se comunican todas estas partes de un ordenador entre sí.

La nomenclatura responde a cómo se almacenan los datos. Dependiendo de si la arquitectura es de un tipo o de otro, guardará la información en "bloques" de 32 o de 64 bits. Esto significa que, al trabajar, los procesadores con bloques de 64 bits pueden hacer una tarea en menos tiempo que los de 32. son más rápidos, al menos sobre el papel. Esta velocidad depende de cómo funciona cada programa y de sus exigencias particulares, pero sí es cierto que en programas que necesiten mucha memoria RAM los 64 bits ayudan.

Actualmente casi todos los procesadores son de 64 bits (cualquier ordenador que hayas comprado en los últimos 10 años, de hecho, es probable que tenga una CPU de esta arquitectura), aunque hay un reducido grupo de usuarios que sigue usando sistemas y ordenadores antiguos de 32 bits (y que siguen necesitando programas que funcionen en ese tipo de arquitectura y se actualicen).

Procesador AMD con arquitectura de 64 bitsProcesador AMD con arquitectura de 64 bits

A simple vista, y más allá de un incremento en la velocidad a la hora de realizar determinadas tareas, no parece que haya muchas diferencias ni que nos afecte mucho como usuarios, ¿verdad? Pues no. Lo cierto es que el asunto de los 32 y los 64 bits puede incidir en algo tan determinante como la cantidad de memoria RAM que se puede instalar, entre otras cosas.

Diferencias entre Windows de 32 y de 64 bits

La arquitectura de 32 bits (también conocida como x86) admite hasta 4 GB, mientras que la de 64 (también llamada AMD64) permite montar, teóricamente, hasta 16 exabytes. Esto equivale a 16 millones de terabytes de memoria RAM. O lo que es lo mismo, a unos 17.000 millones de gigabytes (tengamos en cuenta que un ordenador actual tiene entre 8 y 16 gigabytes de RAM).

Las diferencias en cuanto a la arquitectura del procesador también afectan a la multitarea. Por norma general, las CPU de 64 bits manejan mucho mejor realizar diversas tareas al tiempo por su capacidad para funcionar con altas cantidades de memoria RAM.

La velocidad de ejecución de cada tarea también depende de la llamada memoria virtual. Se puede definir como una combinación entre la memoria RAM y el espacio que se ocupa de manera temporal en el disco duro, y también se ve afectada por la arquitectura de los procesadores. Los de 32 bits pueden asignar hasta 2 GB de memoria virtual, mientras que los de 64 bits pueden llegar a los 8 TB. Esto significa que, siempre y cuando las aplicaciones estén optimizadas para arquitecturas de 64 bits, funcionarán más rápido y mejor que las de 32.

Otra diferencia la encontraremos en el disco duro: aparecen dos carpetas llamadas Archivos de programa, una de ellas con el sufijo x86 entre paréntesis. Esto se debe a que, a pesar de que la mayoría de programas ya están optimizados para funcionar en sistemas operativos y procesadores de 64 bits, no todos los desarrolladores lo han hecho. Eso da pie a hablar de que los Windows de 64 bits son retrocompatibles (es decir, que pueden funcionar con software optimizado para 32 bits), mientras que los de 32 bits no.

Propiedades de una máquina con Windows 10 de 64 bitsPropiedades de una máquina con Windows 10 de 64 bits

Esta diferenciación también hace referencia a las librerías *.dll, que generalmente hacen referencia a la información compartida. Dependiendo de la optimización de cada programa, irán a buscarla a una o a la otra.

Otra diferencia clave entre los Windows de 32 y de 64 bits es que estos últimos son más seguros y estables. Como la multitarea se ve beneficiada por las arquitecturas AMD64, es mucho más difícil que un ordenador se "cuelgue" cuando está procesando una gran cantidad de datos (aunque puede pasar igualmente, pero es menos frecuente que hace unos años).

La última diferencia que podemos citar entre las versiones de 32 y de 64 bits del sistema operativo de Microsoft es el tamaño de los archivos. Por norma general, los archivos optimizados para Windows de 64 bits pesan un poco más que los archivos para sistemas de 32 bits.

Cómo saber si estás utilizando Windows de 32 o de 64 bits

La forma más rápida de saberlo es la siguiente:

  • Haz clic en el menú Inicio, escribe Panel de Control y pulsa la tecla intro.
  • Desde ahí accede a Sistema y seguridad.
  • En el apartado Sistema verás si tu sistema operativo es de 32 o de 64 bits.

Insistimos: si tienes una máquina relativamente nueva es probable que ya estés usando un Windows de 64 bits; si compras un PC nuevo seguro, seguro que el que viene preinstalado es de 64 bits. Y si todavía tienes un sistema operativo de 32 bits, actualízate lo más rápido posible.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado