Samsung Galaxy S7 Edge

Como imaginamos que ya sabes, las actualizaciones de apps en Android sirven para varios propósitos. Uno de ellos es mantener el software al día implementando las últimas correcciones de errores e incluso cambios estéticos en la interfaz. Otro y quizá el más importante es parchear las vulnerabilidades en la seguridad de las aplicaciones, de forma que se evite que nuestros datos acaben donde no deben, o que atacantes anónimos puedan acceder a nuestro teléfono. Es especialmente por este último motivo por el que los desarrolladores siempre recomiendan que mantengamos las aplicaciones lo más al día posible. Quienes ya son usuarios veteranos de Android ya saben qué hay que hacer, pero los recién llegados seguramente se estén encontrando con un concepto totalmente nuevo.

No hay problema. Nosotros vamos a intentar explicar de la mejor manera posible qué se puede hacer para mantener actualizadas las aplicaciones de tu Android.

Android ya actualiza las apps de forma automática

Si acabas de adquirir tu primer smartphone con el sistema operativo del robot verde y lo has enchufado a la corriente eléctrica para rellenar la carga de la batería, probablemente te habrás dado cuenta de que el terminal se conecta automáticamente a Google Play para comprobar si hay actualizaciones de lo que tienes instalado.

Aplicaciones disponibles para actualizar en Google PlayAplicaciones disponibles para actualizar en Google Play

Como norma, Android actualiza automáticamente las apps a no ser que tú le digas lo contrario. Generalmente el terminal aprovecha los momentos en los que lo conectas para cargarlo y hay disponible una conexión WiFi para descargar las actualizaciones. Sin embargo, no es la única forma en la que puedes mantener las apps al día que Android te ofrece.

Cómo actualizar manualmente las apps de tu teléfono desde Google Play

En primer lugar tendrás que deshabilitar la actualización automática. Para ello abre Google Play, pulsa en el menú de las tres líneas horizontales que hay en la esquina superior izquierda de la pantalla, y ahí pulsa en "Ajustes".

Cómo desactivar las actualizaciones automáticasCómo desactivar las actualizaciones automáticas

Cuando estés dentro ve al apartado "Actualizar aplicaciones automáticamente". Aparecerán tres opciones:

  • En cualquier red: significa que tus apps se pueden actualizar en cualquier momento y lugar; con una red WiFi o con la conexión 4G activada. Esta opción podría drenar los gigas que tengas contratados rápidamente.
  • Solo por WiFi: es la que viene seleccionada por defecto. Cuando conectes el teléfono para cargarlo, Android descargará lo que necesite de Google Play.
  • No actualizar las aplicaciones automáticamente: quiere decir que para cualquier actualización de apps que quieras realizar tendrás que entrar en Google Play y darle al teléfono la orden tú mismo.

La que nos interesa es esta última, así que pulsa sobre ella. Tanto para utilizar este método como para el que te daremos más adelante, necesitas tener desactivadas las actualizaciones automáticas. A partir de ahora y tal y como acabamos de explicar, para actualizar tu teléfono tendrás que entrar en Google Play y hacerlo tú mismo. Tú decidirás cuándo y qué aplicaciones se actualizan (recordamos que la tienda de Google te permite poner al día todas las apps en un lote o de una en una).

Esto último te puede resultar especialmente útil si lees en alguna parte que la última versión de una aplicación equis no funciona del todo bien. Con este método puedes retrasar la instalación de una nueva versión hasta que los problemas se solucionen.

Cómo actualizar las apps mediante sideloading

En primer lugar vamos a aclarar qué es eso de sideloading. Por resumirlo en pocas palabras, viene a querer decir que puedes instalar una aplicación manualmente, sin depender de tiendas oficiales o de terceros. Lo único que necesitas para ello es un archivo APK de la aplicación que desees.

En el caso de las actualizaciones puede resultar útil hacerlo de esta manera por el simple hecho de que un cierto número de desarrolladores liberan las nuevas versiones antes de pasar por Google Play. Generalmente se pueden descargar desde sus webs o desde un sitio espejo, donde consigues directamente el archivo APK.

Instalación de una actualización por sideloadingInstalación de una actualización por sideloading

Una vez tengas el archivo APK guardado en tu teléfono, tendrás que hacer varias cosas. En primer lugar, permitir la instalación desde orígenes desconocidos. Por defecto Android no permite que se instalen apps que no provengan de Google Play. Para ello y con la ayuda de un explorador de archivos, ve hasta la ruta en la que tengas el archivo APK y pulsa sobre él. Cuando el sistema quiera instalarla te dirá que por motivos de seguridad tendrás que permitir que lo haga.

La nomenclatura suele variar en función del fabricante. Para la mayoría se trata de habilitar la instalación desde orígenes desconocidos pero, por ejemplo, en el caso de Samsung hay que otorgar permisos de instalación al explorador de archivos. Una vez lo hayas hecho el sistema instalará el APK sin más ceremonia.

Los mejores trucos para Android

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?