Vivimos en una sociedad de consumo que nos empuja a querer más cosas y quererlas ya. Y eso se aplica a todos los ámbitos de nuestra vida, incluyendo nuestro teléfono móvil. Ya sea por prisa, por ahorrar energía o por pura ansiedad, casi todos queremos cargar la batería del móvil más rápido. Pues bien, aquí hemos recogido los mejores trucos para conseguirlo.

Cómo cargar la batería de tu teléfono más rápido

Cargar la batería del teléfono más rápido es sencillo si actuamos con un poco de cabeza y tenemos en cuenta algunas técnicas bastante cabales. No obstante, muchos dispositivos vienen ya con sistema de carga ultrarrápida. Esta tecnología nos permite cargar la batería del móvil por completo en unos 15 minutos a través de un cargador más potente.

Sin embargo, es necesario que el terminal contenga la tecnología necesaria para soportar este tipo de carga. Si no es el caso, lo más recomendable es tener en cuenta los consejos que ofrecemos a continuación.

Trucos y consejos para cargar el móvil más rápido

¿Preparado para tener la batería llena en pocos minutos? Cargar el móvil en poco tiempo es posible si aplicamos los siguientes trucos.

No utilices el móvil mientras cargas la batería

El primer truco es el más obvio. Utilizar el móvil en pleno proceso de carga lo alargará innecesariamente. Seguro que puedes esperar unos minutos antes de ponerte a jugar o mirar las redes sociales.

Apaga el teléfono durante el proceso de carga

Aunque no nos demos cuenta, puede haber varias aplicaciones funcionando en segundo plano que consumen recursos y, por lo tanto, aumentan el tiempo de carga. La solución más sencilla para evitar este problema es apagar el dispositivo.

Activa el modo avión

Este truco es una alternativa al anterior. Activar el modo avión nos impide utilizar las funciones inalámbricas (como conectarnos a internet o hacer llamadas), que se caracterizan por consumir mucha energía. Si restringimos la conectividad del móvil mientras lo cargamos, el proceso terminará antes.

Activar el modo avión sirve para acelerar el proceso de carga de batería.Activar el modo avión sirve para acelerar el proceso de carga de batería.

Quita la funda

Las fundas son una especie de seguro de vida para los teléfonos móviles, pero también proporcionan mucho calor. El calor es muy dañino durante el proceso de carga, ya que las baterías con iones de litio retienen durante más tiempo la carga si están a una temperatura baja. Por lo tanto, retirar temporalmente la funda mientras se carga el móvil podría acelerar el proceso.

Utiliza el enchufe y no el puerto USB

Cargar un móvil a través del puerto USB de un coche o de un ordenador puede ser muy práctico, pero también es extremadamente lento. Con los cargadores inalámbricos ocurre algo similar. Si tenemos prisa, lo mejor es enchufar el móvil directamente a la corriente.

Cargar el móvil a través de un puerto USB tarda más tiempo.Cargar el móvil a través de un puerto USB tarda más tiempo.

Cambia los cables dañados

Un cable estropeado nunca es buena señal. Por mucho que lo reparemos con cinta adhesiva, no va a volver a funcionar igual. Lo más recomendable es cambiarlo por uno nuevo.

Usa el cargador del fabricante

Cada dispositivo tiene unas especificaciones técnicas y electrónicas que debemos respetar si queremos alargar su vida útil. El cargador original que suele venir con el dispositivo tiene la potencia optimizada para un uso más eficiente. Otro cargador también nos servirá para cargar la batería, pero seguramente tardaremos más y, a la larga, podría llegar a provocar daños en el circuito interno.

Tiempo estimado de carga de la batería.Tiempo estimado de carga de la batería.

Recurre a una app para ahorrar batería

Como decíamos antes, casi siempre tenemos aplicaciones funcionando en segundo plano. Hay un sinfín de apps para ahorrar batería que, además de reducir el consumo energético del móvil, también sirven para cerrar aplicaciones que consumen recursos y retrasan el proceso de carga.

Calibra la batería

El sistema operativo de los móviles modernos utiliza unos algoritmos internos para calcular el porcentaje de batería que deberíamos tener en todo momento para mantener el dispositivo en un estado óptimo. Calibrar la batería cada dos o tres meses permite optimizar su rendimiento y saber cuál es el nivel de carga en todo momento. Es decir, que sirve para ajustar el nivel de carga real con el porcentaje que muestra la pantalla.

Más sobre uso de datos y consumos en Android

Otros relacionados