Reparación de un disco duro con LEGO

Durante la vida útil de un disco duro, su formateo puede ser necesario en más de una ocasión para liberar espacio, aumentar la velocidad del sistema operativo, eliminar virus o programas espía o solucionar errores y posibles conflictos del sistema, entre otras situaciones. Hoy os hablamos del formateo a bajo nivel, de cómo llevarlo a cabo en un disco duro actual, de las situaciones en las que este proceso puede ser necesario por delante de un formateo a alto nivel común, además de los posibles riesgos que puede llegar a implicar este proceso de eliminación de datos profundo e irreversible.

¿Qué es el formateo de bajo nivel?

Ya sabemos que el formateo de un disco duro es el proceso que permite eliminar la información que contiene y preparar su superficie magnética para poder guardar y leer nueva información, sin embargo, existen dos tipos: el formato a bajo nivel y el formato a alto nivel.

El formateo lógico o a alto nivel es el más común. Este consiste en 'indicar' al disco duro que no hay datos guardados en los sectores. La pérdida de datos es inmediata pero, hasta que no se vuelva a sobrescribir información, los archivos guardados en él podrían ser recuperados (al menos en parte, y seguramente sin ningún orden lógico).

Sin embargo, hoy venimos a explicar el formateo menos común. El concepto formateo de bajo nivel o low-level formatting (LLF) se emplea desde el uso de los ya prehistóricos discos magnéticos flexibles cuya superficie magnética era marcada durante el proceso para dividirla en sectores físicos, que podían ser referenciados después indicando la cabeza lectora, el sector y el cilindro al que se deseaba acceder. Hoy en día, cuando hablamos de este tipo de formateo en un disco óptico, hablamos de un reinicio a cero y no de un LLF real de la época que suponía un proceso físico intenso sobre el propio disco.

El formateo a bajo nivel nos pueve evitar llegar hasta este puntoEl formateo a bajo nivel nos pueve evitar llegar hasta este punto / Dismantling the hard drive editada con licencia CC 2.0

El proceso actual es sencillo de comprender y muy efectivo. El cabezal de escritura pasa por el disco completo, sector a sector, para poder eliminar todos los datos grabados y marcar cada uno de ellos como espacio vacío. Así, el disco duro volverá a su estado de fábrica. A continuación, el proceso hará diferentes marcas en el disco que servirán para organizar la nueva información que se grabe, mantener un mejor orden y facilitar su futura lectura. Lógicamente, es mucho más lento que el anterior.

Este proceso se suele utilizar antes de cambiar de sistema operativo si se desea 'empezar de cero'; para borrar información que pueda ser considerada como sensible, privada o confidencial y, principalmente, si el usuario tiene la intención de vender, regalar o desechar su disco duro y quiere asegurarse de que los datos que contenía no pueden ser recuperados.

¿Cómo formatear un disco duro a bajo nivel con HDD Low Level Format Tool?

Hoy en día existe software especializado y fácil de usar para formatear un disco duro a bajo nivel ni arriesgar la integridad del disco más de lo necesario (aunque siempre hay una posibilidad de que quede dañado, por ejemplo, a causa de un corte de electricidad).

Hoy os vamos a explicar cómo realizar este proceso mediante HDD Low Level Format, uno de los programas para Windows más sencillos de su sector, compatible con todas las versiones del sistema operativo, la mayoría de discos duros de todos los fabricantes y grandes unidades.

Intefaz principal de HDD Low Level FormatIntefaz principal de HDD Low Level Format
  1. Paso 1: descargar e instalar el software HDD Low Level Format desde el botón verde que se encuentra más abajo.
  2. Paso 2: hacer clic en 'Continue for free' ya que la licencia gratuita del programa es suficiente para realizar el formateo a bajo nivel del disco duro. Si se compra la versión PRO, se tendrá acceso a más opciones de configuración.
  3. Paso 3: en la interfaz principal se pueden ver las unidades de almacenamiento disponibles y su información básica (modelo, capacidad, número de serie…). Seleccionar la unidad que se desea formatear y hacer clic en siguiente.
  4. Paso 4: el usuario podrá ver tres pestañas. Device details muestra la información detallada de la unidad a formatear, Low-level format permite ejecutar el proceso de formateo y S.M.A.R.T permite cargar y analizar sus datos SMART. Acceder a la segunda pestaña.
  5. Paso 5: hacer clic en 'Format this device' para lanzar el proceso de formateo a bajo nivel.
  6. Paso 6: esperar a que finalice el proceso. Este puede ser lento ya que está limitado a 180GB por hora, es decir, a 50 MB por segundo.

Para terminar, recordemos que este proceso es irreversible. El usuario deberá estar totalmente seguro de querer formatear el disco duro antes de iniciar este software. La información contenida no se podrá volver a recuperar.

Pestaña de HDD Low Level Format para iniciar el formateo a bajo nivelPestaña de HDD Low Level Format para iniciar el formateo a bajo nivel

Ventajas y riesgos de un formateo de bajo nivel

Formatear el disco duro a bajo nivel, como cualquier proceso de cierta agresividad para el sistema, implica ventajas pero también algún riesgo, aunque hoy en día sea menor. El usuario deberá ser el que valore si entiende o no lo que puede implicar y si realmente lo necesita según sus necesidades ya que, en la mayoría de casos, un formateo a alto nivel es suficiente.

Las principales ventajas son las siguientes:

  • Tras el proceso, el disco duro volverá a su estado de fábrica.
  • Permite reparar ciertos errores de escritura del disco duro.
  • Los archivos borrados no podrán ser recuperados.

Sin embargo, no hay que olvidar los riesgos que implica este tipo de formateo:

  • Según el fabricante, podría perderse la garantía del disco duro.
  • El usuario deberá estar seguro de que elige el disco duro correcto entre todas las unidades del PC ya que equivocarse de unidad sería un error irreversible.
  • En cuanto empiece el proceso, no habrá vuelta atrás y no podrá pararse.
  • Habrá que asegurarse, en la medida de lo posible, que no habrá cortes de luz  (mediante el uso de un SAI, por ejemplo) ya que un corte podría causar el daño de algún sector del disco durante el formateo.

Además de todo lo anterior, este tipo de formateo tiene otra desventaja: es extremadamente lento porque, como ya hemos comentado anteriormente, el cabezal de escritura debe pasar por toda la superficie del disco.

Resumiendo, lo más probable es que únicamente se necesite realizar este formateo a bajo nivel si el disco duro va a cambiar de manos, si el usuario va a deshacerse de él o si quiere asegurarse de destruir datos confidenciales y/o comprometidos (un buen ejemplo es el Caso Bárcenas y los discos duros de su despacho). Si únicamente necesita tener de nuevo el disco duro vacío para volver a tener espacio, un formateo normal será suficiente.

Hard Drive Repair editada con licencia CC 2.0

Los mejores trucos para Windows

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?