Pagar con Android

En la actualidad se tiende cada vez más a que el dinero en efectivo desaparezca de la circulación. Se alienta a los usuarios a utilizar más los pagos con métodos alternativos al cash: dinero de plástico, pagos online e incluso los propios teléfonos móviles. Y es que sí, puedes usar tu Android para pagar un artículo que compres en una tienda, entradas en el cine, la cuenta en un restaurante... prácticamente lo que te imagines. Si quieres usar tu smartphone como si se tratase de una tarjeta, atento a lo que te proponemos a continuación.

Algunas consideraciones previas

Para poder utilizar el teléfono móvil como una plataforma de pago necesitas, en primer lugar, saber si tu terminal soporta el protocolo NFC. Estas son las siglas de Near Field Communication, una tecnología que permite que un dispositivo emisor y otro receptor se comuniquen en distancias cortas sin necesidad de cables.

Aparte necesitarás una plataforma de pago compatible con tu banco. En la actualidad hay dos grandes plataformas dentro del mundo Android (que veremos a continuación), cada una con sus particularidades y con una forma de funcionar muy similar. En caso de que tu banco no te permita usarlas, podrías utilizar su plataforma propia de pago móvil.

Por último, necesitas encontrar un comercio compatible con el pago móvil para poder utilizar tu teléfono como si se tratase de una tarjeta. ¿Cumples los tres requisitos? Pues entonces ya puedes empezar a pensar en configurar tu teléfono para ello.

Debes tener en cuenta que, ya que tu móvil funcionará como una tarjeta, las condiciones legales y limitaciones son las mismas que con una tarjeta bancaria. Es decir: puede que en algunos comercios tengas que alcanzar un importe mínimo para pagar con tu teléfono y la comisión que te cobrará tu banco será la de mantenimiento de tu tarjeta; nada más.

Aplicaciones para pagar con el móvil

Tal y como comentábamos antes, si tu teléfono cuenta con soporte para NFC sólo necesitas una de las aplicaciones para pagar desde Android. A continuación te detallamos las posibilidades con las que cuentas en Android para convertir tu dispositivo en una tarjeta de crédito.

Google Pay, paga donde quieras con tu Android

Google Pay es el servicio de la empresa de Mountain View que permite usar cualquier teléfono Android como si fuese una tarjeta contactless. Para ello hace uso de las tecnologías NFC, y es necesario poner la parte trasera del dispositivo pegada al terminal de pago donde vayamos a abonar una compra.

Configruando Android PayConfigruando Android Pay

Para poder llegar a eso, en primer lugar tendremos que descargar Google Pay e instalarlo en el terminal. El siguiente paso será iniciar sesión en la app con nuestra cuenta de Google, de donde se tomarán parte de nuestros datos personales:

Una vez resuelto el tema de la identidad del propietario, lo siguiente es añadir una tarjeta bancaria. Por desgracia la aplicación no nos permite adjuntar una captura de pantalla por motivos de seguridad.

Una vez hayamos añadido los datos de pago, ya podremos utilizar Google Pay para pagar en tiendas o por Internet. Vale la pena señalar que, si usábamos otros métodos de pago online como PayPal, el servicio los integrará dentro de la app.

Hay que tener en cuenta que este servicio no es compatible con todos los bancos. Por ejemplo, el servicio sí es compatible con Bankia, BBVA u Openbank, pero no con Caixabank. Tampoco se puede comprar en todos los establecimientos comerciales con él; como tiendas que sí permiten usar el método de pago móvil de Google encontramos Media Markt, Fnac o El Corte Inglés entre otras.

En cualquier caso, para tener una lista actualizada de qué retailers y qué bancos son compatibles con Google Pay, Google dispone de información actualizada en la página oficial del servicio.

Samsung Pay, el enemigo en casa

Captura de Samsung PayCaptura de Samsung Pay

Google Pay es la opción de pago móvil por defecto para la mayoría de terminales Android, aunque el principal fabricante de la industria tiene su propia versión en la forma de Samsung Pay. Ahora bien, conviene dejar claro que no funciona con todos los terminales Samsung. Los dispositivos compatibles son los siguientes:

  • Samsung Galaxy Note 8.
  • Samsung Galaxy S6 en adelante.
  • Galaxy A5 2016 en adelante.
  • Galaxy A8 2018.

En todos estos terminales Samsung Pay viene preinstalado, aunque si no aparece en la lista de aplicaciones siempre puedes ir descargarlo de nuestra web.

Su proceso de puesta a punto es prácticamente igual que el de Android Pay, con la diferencia de que Samsung Pay ofrece mayor variedad a la hora de interactuar con bancos. Con este servicio los clientes de Caixabank o Abanca sí podrán utilizar su móvil como una tarjeta de crédito corriente, por ejemplo. En cualquier caso, Samsung Pay pone a disposición de los usuarios una lista con todos los bancos compatibles.

Aplicaciones bancarias: alternativas a Android Pay y Samsung Pay

Si no puedes usar ninguna de las dos plataformas de pago que te hemos propuesto no te preocupes: una buena parte de los bancos españoles cuenta con plataformas de pago móviles propias, que son compatibles con nuestras cuentas bancarias.

Cómo configurar cada tarjeta bancaria depende de la entidad; tendrás que descargar la aplicación del banco y configurarla según las instrucciones que aparezcan en pantalla. Algunos de los bancos que cuentan con este sistema son:

  • ING Direct.
  • Sabadell.
  • Caixabank.
  • Santander.
  • BBVA.
  • OpenBank...

Conviene señalar que estos son sólo unos cuantos; la lista es enorme y no para de crecer.

Activar la opción de pagar en Android

Ya hemos elegido con qué plataforma vamos a pagar, ya hemos introducido nuestros datos personales y añadido una tarjeta bancaria. Ahora tendremos que hacer que el terminal acepte pagos móviles donde sea posible hacerlos. Para ello nos dirigiremos a la ruta Conexiones>NFC>Tocar y pagar.

Ajustes de NFC y pagos en AndroidAjustes de NFC y pagos en Android

Con NFC habilitado y la aplicación de pago predeterminada seleccionada, ya podremos pagar con el terminal. Lo único que debemos hacer cuando queramos hacer una transacción es desbloquear el teléfono y acercar la parte trasera del dispositivo al terminal de pago, igual que las tarjetas contactless tan comunes hoy. Si has configurado tu teléfono y tu tarjeta correctamente el proceso continuará sin problemas; la tienda, a través de tu móvil, tomará de tu cuenta la cantidad que le debas. Como si usases una tarjeta de débito o crédito normal y corriente.

Cómo controlar la seguridad para pagar desde el móvil

¿Son los pagos móviles tan seguros como las tarjetas de crédito?¿Son los pagos móviles tan seguros como las tarjetas de crédito?

Sería totalmente lógico que te preguntases si es realmente seguro pagar con tu móvil. Y la respuesta es sí, dentro de lo seguro que puede ser cualquier medio informático en la actualidad. Si alguien robase tu teléfono podría usar tu cuenta, pero para eso tendría que saltarse dos grandes barreras:

  • Los pagos móviles tienen el mismo sistema de seguridad que las tarjetas bancarias. Además de esto, hace falta que el terminal esté desbloqueado, lo que nos lleva al siguiente punto.
  • Elementos de seguridad biométricos. Si añades el desbloqueo por huella digital es una medida importante; mientras que Samsung Pay ofrece, además, el desbloqueo a través del iris el usuario (un poderoso extra).

Por último, teniendo en cuenta que la tarjeta que añadimos en nuestro móvil no es más que una extensión de nuestra tarjeta de crédito corriente, disfrutamos de todos los seguros y ventajas que ofrece nuestro banco. Como te decíamos antes, no tienes por qué temer por tu tarjeta.

Los mejores trucos para Android

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado