Texto escrito en árabe

Puede sonar raro, pero lo cierto es que muchos usuarios escriben en dos idiomas en sus teléfonos Android. Algunos viven en zonas de España en las que, además del castellano, existen lengas co-oficiales como el euskera o el catalán; otros porque o bien conocen personas en otros países, o bien porque se trata de expatriados que tienen que comunicarse con su familia en su propia lengua. Los teclados que podemos utilizar en el sistema operativo del robot verde son, por suerte, cada vez más personalizables y nos permiten configurar casi cualquier lenguaje que necesitemos. Esto también incluye el árabe, así que si necesitas configurarlo en tu Android nosotros te mostramos cómo hacerlo.

Con el teclado que viene con tu Android

Si tu Android no utiliza Android stock, es muy probable que utilices el teclado propio del fabricante de tu terminal, también puedes configurar un segundo idioma sin problema. Para ello ve a la ruta Ajustes > Idioma y entrada de texto y pulsa en Teclado en pantalla:

Configuración del teclado del fabricanteConfiguración del teclado del fabricante

Ahora pulsa en el teclado de tu terminal en el menú que aparecerá. Llegarás hasta aquí:

Opciones de configuración de idioma del teclado del fabricanteOpciones de configuración de idioma del teclado del fabricante

Pulsa en Idiomas y tipos (este nombre cambia en función del fabricante) y después en Administrar idiomas. Aparecerá una lista con todos los idiomas que puedes usar en el terminal. Haz scroll hasta llegar a estos tres apartados:

Variantes del árabe del teclado del fabricanteVariantes del árabe del teclado del fabricante

Descarga el que más se ajuste a tus necesidades. Ahora  aparecerá en Idiomas y tipos junto al idioma predeterminado. Ahora para comprobar que funciona, abre una aplicación cualquiera que requiera el uso del teclado. Desliza hacia la izquierda o hacia la derecha en la barra espaciadora para comprobar que el idioma se ha instalado correctamente:

Teclado stock en árabeTeclado stock en árabe

Con Gboard, el teclado de Google

Si utilizas Gboard el proceso es algo diferente. Ve al menú de aplicaciones y pulsa sobre el icono de la aplicación. Llegarás directamente a sus ajustes. Una vez allí, pulsa sobre Idiomas:

Ajustes de GboardAjustes de Gboard

En la siguiente pantalla verás los que tienes instalados, con la posibilidad de añadir más. Pulsa en el botón Añadir teclado:

Añadir idiomas a GboardAñadir idiomas a Gboard

En la lista que aparecerá, utiliza el cuadro de búsqueda para añadir el tipo de idioma árabe que necesites:

Variantes del árabe en GboardVariantes del árabe en Gboard

Pulsa sobre él y añádelo. Ahora debería aparecer en la lista de idiomas instalados.

Gboard configurado en árabeGboard configurado en árabe

Ahora hay que probarlo. Ve de nuevo a una aplicación que requiera del uso del teclado y haz una pulsación larga sobre la barra espaciadora. En la lista que aparecerá elige el árabe y comprueba que el teclado cambia:

Con SwiftKey, uno de los teclados más populares

SwiftKey es uno de los teclados de terceros más usados por parte de la comunidad Android. El proceso de cambiar el idioma al árabe es muy similar al de Gboard; basta con pulsar sobre el icono de la aplicacón para entrar en sus ajustes:

Ajustes de SwitfKeyAjustes de SwitfKey

Allí pulsamos en el botón Idiomas y llegamos a esta pantalla:

Configuración de idiomas en SwitfKeyConfiguración de idiomas en SwitfKey

Lo siguiente es pulsar en el botón Todos los idiomas, que despliega una lista de todos los disponibles. En ella buscamos y elegimos el correspondiente:

Variantes del árabe en SwiftKeyVariantes del árabe en SwiftKey

Cuando lo hagamos, confirmamos la selección y ya podremos pobarlo en la propia app:

SwiftKey configurado en árabeSwiftKey configurado en árabe

Para cambiar de idioma desde el teclado, igual que en el caso de Samsung, basta con deslizar hacia la izquierda o la derecha en la barra espaciadora.

Más sobre el teclado y botones de Android

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado