Teléfono hackeado

Todo lo relacionado con la privacidad de nuestros datos está de actualidad. Quizás tendemos a pensar que no somos de interés para los hackers, pero desde que existen los smartphones las amenazas se han multiplicado y podemos ser potenciales víctimas del robo de datos tan sensibles como las credenciales de nuestras redes sociales o hasta la información de nuestras cuentas bancarias. Te mostraremos a qué señales tienes que estar atento para saber si te han pinchado, intervenido o hackeado el móvil.

Bulos sobre hackeos y líneas pinchadas que no deberías creer

Debemos ser claros: es muy difícil tener la plena seguridad de que nuestro teléfono está siendo comprometido de alguna forma e Internet está llena de bulos al respecto que solo sirven para engañar a los usuarios. Uno muy común que se ha extendido es que se puede saber si un terminal está intervenido con el código IMEI. Este código se puede ver marcando *#06# en el teclado numérico de tu teléfono, devolviendo la siguiente información:

Código IMEI del teléfonoCódigo IMEI del teléfono

Según el bulo, si aparecen dos dígitos o más detrás del IMEI, es una señal clara de que nuestro teléfono está siendo intervenido. Esto es falso; Se trata de una leyenda urbana que no tiene fundamento ni lógica. Hay, en concreto, dos aspectos que desmontan este bulo:

  • En teoría, nuestro teléfono (la máquina, no la línea) es el que está siendo vigilado. Con cambiar de terminal bastaría para solucionar el problema, entonces. Recordamos que de lo que estamos hablando es de un intruso en la línea, y no en la máquina con la que se accede a su servicio.
  • El código IMEI no puede modificarse añadiendo o quitando números. Además, este código es una de las barreras de seguridad que funcionan para que nuestro teléfono pueda acceder a la red telefónica. Si se modifica, la propia red impedirá que el dispositivo accedad a ella.

Algunos códigos de Android para diversas funciones podrían serte de utilidad en determinadas situaciones muy concretas, pero harás bien en rebajar tus expectativas como futuro experto en contraespionaje más allá de las paredes de tu casa.

Indicios de que nuestro móvil está siendo espiado

No obstante, si te fijas en estos detalles que te damos podrás tener una idea más aproximada de qué puede pasar. Lo pimero que debes considerar son posibles indicios de que nuestro teléfono estás siendo espiado, señales de alarma que deben hacernos sospechar.

Comportamiento extraños

La primera de ellas es un comportamiento extraño de nuestro terminal. Por ejemplo, que se apague o se reinicie solo con frecuencia o que se abran aplicaciones de manera aparentemente automática. Esto no es nada normal y puede ser el primer síntoma de que algo raro pasa.

Excesivo consumo de batería

La segunda señal conlleva un descenso drástico en la autonomía del dispositivo. Que un teléfono consuma mucha batería podría deberse a factores perfectamente normales, como un uso excesivo, jugar a videojuegos, tener el brillo de la pantalla en niveles demasiado altos o tener muchas conexiones inalámbricas activas al mismo tiempo. Sin embargo, si nada de esto es habitual y nuestra batería desciende rápidamente, podría tratarse de otra señal de alerta.

Medidas de seguridad para impedir el acceso al teléfonoMedidas de seguridad para impedir el acceso al teléfono

Hardware caliente y aumento de temperatura

Otra luz roja a la que prestar atención es la temperatura de tu Android. Si, por ejemplo, tienes el terminal encima de la mesa y está muy caliente, es un motivo de preocupación. Android ejecuta procesos en segundo plano que el usuario no percibe pero, cuando muchos de estos procesos se están ejecutando al mismo tiempo, el teléfono se sobrecalienta de manera muy apreciable.

Otros factores

También es posible que intervengan otros factores no habituales, como que por ejemplo el teléfono tarde mucho tiempo en encenderse o apagarse, que se modifiquen los contactos de nuestra agenda, que recibamos mensajes extraños o que escuchemos pitidos mientras hablamos por teléfono. Todos esos indicios también nos deberían poner sobre aviso.

¿Y el consumo de datos?

Hay quienes afirman que un consumo de datos excesivo es síntoma de que hemos sido hackeados. En el caso de haber instalado una aplicación desde fuentes de poca confianza, por ejemplo, tiendas de apps de terceros de poca garantía, podría ocurrir, nada es imposible. Esas apps procedentes de fuentes sospechosas pdorían venir con una sorpresita con la que no se contaba. En cualquier caso esto no significa necesariamente que estemos siendo vigilados. De hecho, la explicación puede ser bastante más mundana de lo que parece: uso continuo de aplicaciones de streaming de música o vídeo en el exterior, visionado de stories en Instagram durante períodos de tiempo prolongados de tiempo, esos grupos de WhatsApp en los que no se para de enviar fotos y vídeos... Como ves, la explicación de esos picos elevados se puede deber a causas mucho menos espectaculares.

Cómo saber si mi móvil está pinchado o intervenido

Como comentábamos con anterioridad, es imposible saber a ciencia cierta si las llamadas de tu teléfono están intervenidas, aunque eso no quita para que no puedas tener tus sopspechas. ¿Qué se puede hacer en este caso? Tienes a tu disposición tres códigos. Si marcas este:

*#62#

Aparecerá en pantalla el número al que se desvían tus llamadas, si es que lo hacen:

Número del desvío de llamadas de vozNúmero del desvío de llamadas de voz

Si introduces este otro:

*#21#

Te dirá, además, qué servicios se están desviando (si hay alguno desviado):

Información de servicios desviadosInformación de servicios desviados

Si las llamadas y servicios de tu teléfono estuviesen redireccionadas, este código eliminará los desvíos de llamadas y restablecerá los valores por defecto.

##002#

¿Se puede hacer algo para prevenir estas situaciones?

Como casi siempre que hablamos de seguridad móvil, hay una serie de precauciones que debemos tomar. No se trata de tareas administrativas complicadas que requieran de mucha experiencia y amplios conocimientos, sino de simple sentido común:

  • Asegúrate de tener siempre actualizado tu terminal y las aplicaciones que usas. Entre las mejoras que no son perceptibles al usuario que se suelen incluir, suelen encontrase fixes y parches que ayudan a cubrir los posibles agujeros por los que puedan colarse visitantes no desados.
  • Instala aplicaciones sólo de la tienda o de servidores de confianza, como es nuestro caso. Nosotros revisamos las aplicaciones que te ofrecemos para descarga, nunca y bajo ningún concepto listaremos apps cuya seguridad no esté verificada.
  • Ten activadas las medidas de seguridad biométricas de tu teléfono (huella digital, reconocimiento facial, patrón, código PIN o contraseña), de manera que nadie salvo tú pueda desbloquearlo. Así, evitarás que terceras personas con intenciones poco claras puedan usar tu terminal para fines oscuros.

Mi móvil ha sido hackeado, ¿qué puedo hacer?

Si ya has sido víctima, puedes hacer dos cosas para intentar evitar siga sucediendo.

Restablecer los valores de fábrica

El primer caso pasa por hacer un hard reset; dejar el teléfono como venía de fábrica. Esta operación se puede hacer desde la ruta Ajustes > Sistema > Opciones de Recuperación > Volver al estado de fábrica (borrar todo):

Borrado de datos y retorno al estado de fábricaBorrado de datos y retorno al estado de fábrica

También puede realizarse desde el modo recovery del teléfono, si bien cada fabricante tiene una forma distinta de acceder a él:

  • Google: pulsar el botón bajar volumen y mantener. Pulsar el botón de encendido hasta que el terminal arranque.
  • HTC: pulsar los botones bajar y subir volumen. Sin dejar de pulsar, presionar el botón de encendido hasta que el dispositivo arranque.
  • Samsung: pulsar el botón de subir volumen y el de Bixby y mantener. Pulsar el botón de encendido hasta que el terminal se encienda. Soltar el botón de encendido cuando el logo de Samsung aparezca en pantalla y el resto de los botones cuando aparezca el Android azul.
  • Sony: mantener pulsado el botón de subir volumen al encender el dispositivo cuando aparezca el logo de Sony y la luz del LED se vuelva ámbar, rosa o naranja.
  • LG: presionar y mantener el botón de encendido y el de bajar volumen hasta que aparezca el menú de recuperación en la pantalla.
  • Motorola: pulsar y mantener los botones de bajar volumen y de encendido hasta que el dispositivo se encienda.
  • OnePlus: sigue la misma fórmula que Motorola.

Una vez estés en el recovery, tendrás que navegar hasta las opciones Wipe data / factory reset para realizar la operación.

Cambia de teléfono o de número

Si después de haber hecho todo esto aún piensas que pueden estar observando tu teléfono, o que tus llamadas aún pueden estar intervenidas, siempre podrías cambiar de terminal y de tarjeta SIM para intentar evitar males mayores. No es la solución más ideal, pero es una que seguro que funciona.

Más sobre seguridad y privacidad en Android

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado