Qué es una dirección IP y cómo saber cuál es la tuya

Es muy probable que, si eres un aficionado a la tecnología, en algún momento hayas escuchado o leído la expresión dirección IP. Pero, ¿realmente sabes qué es? En este artículo vamos a sacarte de dudas. A lo largo de todas las secciones que se incluyen en esta guía te daremos una definición exacta de este concepto y pondremos sobre la mesa todo lo que debes tener en cuenta. Ah, y como colofón, aquí también encontrarás las indicaciones para aprender cómo saber cuál es tu dirección IP pública desde tus dispositivos. ¡Comenzamos!

Qué es una dirección IP

Entendemos como dirección IP una secuencia numérica que tiene como objetivo identificar de forma única un dispositivo dentro de una red. Es importante tener en cuenta que este sistema de marcaje se emplea en cualquier equipo que acceda a una red, ya sea cableada o inalámbrica. De esta manera, se les asigna una dirección IP a aparatos como el router, el PC, el móvil o hasta un reloj inteligente. Es posible que a estas alturas te preguntes qué significa IP y que se oculta tras esas siglas. Básicamente, el término IP se refiere a Internet Protocol o, como diríamos en español, protocolo de Internet.

La dirección IP puede cambiar dependiendo de la política de configuración aplicada en la red. Así, es vital no confundir este método de identificación con la dirección MAC. A diferencia de las IP, las MAC identifican de manera única la tarjeta de red implementada dentro de cada dispositivo, independientemente de si sirve para acceder a una conexión wifi o realizar una vinculación por Bluetooth. A diferencia de este identificador, la misma dirección IP se puede asignar a varios equipos, aunque nunca al mismo tiempo.

Tipos de IP: IPs públicas e IPs privadas

Para tener aún más claro cuál es el funcionamiento de una dirección IP, es crucial que hablemos de los tipos que existen. Esencialmente, podemos distinguir entre dos:

  • Dirección IP pública. Es aquella que se le asigna a un dispositivo que está conectado directamente a Internet. Por ejemplo, el router que se instala en casa es el medio que utilizamos para conectarnos y, por tanto, le será asignada una IP pública. También se les otorga a los servidores que se encargan de proporcionar servicios, como la carga de una página web o la retransmisión de contenido. Sin ir más lejos, cada vez que accedes a Google estás solicitando un recurso a un servidor al cual se le ha asignado una IP pública. La única diferencia en este caso es que la dirección se enmascara tras el dominio www.google.es.
  • Dirección IP privada. Cuando decimos que una dirección IP es privada es porque se emplea en un ámbito de red local. Su objetivo es el mismo, a saber, identificar dispositivos dentro una red. No obstante, ninguno de estos aparatos está conectado a Internet directamente. Más bien, lo hacen a través de un router. De hecho, es necesario aclarar que es posible montar una red de área local sin que el acceso a Internet sea un requisito imprescindible.

Para que no te quede ninguna duda acerca de qué significa cada término, hemos preparado el siguiente esquema.

Esquema de las IP públicas y privadasEsquema de las IP públicas y privadas

Tal y como se muestra en la anterior imagen, las IP privadas son asignadas a todos aquellos dispositivos que se encuentran dentro de la red local. El único dispositivo que cuenta con una IP pública es el router, encargado de proporcionar conexión a Internet a todos los equipos de la red. Este establece comunicaciones con servidores que también disponen de una IP pública.

Con el fin de que no haya confusiones ni conflictos, se han establecido los denominados rangos IPs. En el caso de las IP públicas son los siguientes:

  • Rango clase A. 1.0.0.0 a 126.255.255.255
  • Rango clase B. 128.0.0.0 a 191.255.255.255
  • Rango clase C. 192.0.0.0 a 223.255.255.255

Si hablamos de IP privadas, son estos:

  • Rango clase A. 10.0.0.0 a 10.255.255.255
  • Rango clase B. 172.16.0.0 a 172.31.255.255
  • Rango clase C. 192.168.0.0 a 192.168.255.255

Diferencias entre IPv4 e IPv6

Otro aspecto importante que debemos abordar es la diferencia que hay entre IPv4 e IPv6. Simplificando el asunto, vemos a la segunda como una versión mejorada de la primera. La principal diferencia entre ambos tipos de IP es la cantidad total de direcciones que son capaces de generar. Mientras que las IPv4 son valores binarios de 32 bits, las IPv6 cuentan con una longitud de dirección de 128 bits. Con todo, no es la única diferencia que encontramos. Aquí van algunas otras:

  • Seguridad. IPv4 no ofrece autenticación ni cifrado e IPv6 sí.
  • Transmisión. IPv6 usa transmisión múltiple, pero IPv4 no.
  • Versatilidad. El nuevo protocolo de direcciones IP, IPv6, es mucho más versátil y fácil de escalar que IPv4.

El motivo de la creación de IPv6 no es otro que el agotamiento de direcciones que ha sufrido IPv4. Aunque la mayoría de las veces la dirección asignada a un dispositivo cambia, cuando se trata de servidores que dan acceso a servicios o sitios web es necesario que la IP sea fija y no dinámica. Por eso, tarde o temprano las direcciones IPv4 se terminarán. Esa es la principal motivación de la llegada de IPv6. 

Cómo saber mi dirección IP

¿Cómo saber la IP de mi router y de mi red? Si te ha surgido esta pregunta, te contamos cuál es la manera más sencilla de averiguar esta información desde cualquier dispositivo.

Ver dirección IP en GoogleVer dirección IP en Google
  1. Abre el navegador en tu móvil u ordenador.
  2. Entra en Google y escribe la frase What is my IP.
  3. En pantalla, como primer resultado, aparecerá la dirección IP que te ha asignado tu ISP (proveedor de servicios).

Debes saber que esta IP se puede rastrear y te identifica en Internet, a no ser que uses una VPN o un proxy que oculta tu IP real. La dirección podría cambiar pasados unos días o unas semanas, siempre y cuando no le hayas pedido a tu proveedor un servicio de IP fija.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado