Elon Musk compra Twiter

44.000 millones de dólares. Esa es la cifra que ha convencido a la directiva de Twitter para aceptar la compra por parte de Elon Musk. La operación, que ya es una realidad, comportará algunas consecuencias directas, como que la compañía deje de cotizar en bolsa.

Las intenciones del magnate, popularmente conocido por otros de sus proyectos como Tesla o SpaceX, son las de mejorar Twitter introduciendo una serie de cambios. Y no nos referimos a un simple rediseño o a la llegada de funciones altamente demandadas, sino a una alteración profunda en la filosofía de la compañía.

La libertad de expresión y la transparencia son la meta

Elon Musk ha emitido un comunicado que, como no podía ser de otra manera, ha publicado en su cuenta de Twitter. En él encontramos las intenciones reformistas del nuevo propietario de la red social:

La libertad de expresión es la base del funcionamiento en la democracia, y Twitter es el emplazamiento donde asuntos vitales para el futuro de la humanidad son objeto de debate. Queremos que Twitter sea mejor que nunca al mejorar el producto con nuevas características, hacer que los algoritmos sean de código abierto para aumentar la confianza, derrotar a los robots de spam y autenticar a todos los humanos. Twitter tiene un tremendo potencial. Espero con ansias trabajar con la empresa y la comunidad de usuarios para conseguirlo.

Como has podido leer, Elon Musk busca una mayor libertad de expresión, algo que ha sido objeto de polémica recurrente en Twitter después de cerrar algunas cuentas relevantes. Por otro lado, también quiere que se publiquen los algoritmos para dotar de más transparencia al sistema de recomendaciones de contenido. Estas son algunas de las propuestas más atrevidas que el nuevo dueño de la red ha puesto sobre la mesa.

Por otro lado, el magnate ha planteado la inclusión de algunas funciones que afectan de lleno la experiencia de usuario, como la edición de tuits después de que estos hayan sido publicados. Sin duda, tras pagar 54,20 dólares por acción y hacerse con el control total de la plataforma, el destino de Twitter ha quedado en manos de Elon Musk.

La incertidumbre se cierne sobre Twitter

Las incógnitas sobre el efecto que tendrán los planes de Musk en Twitter son muchas. Hay cosas que el nuevo propietario ha dejado muy claras, como la defensa absoluta de la libertad de expresión o la transformación de sus algoritmos a código abierto. Con todo, aún no se sabe qué pasará con el sistema de financiación actual, basado en la publicidad. Por otro lado, tendremos que esperar para descubrir cómo logra Musk su objetivo de eliminar a la mayoría de los bots que esparcen spam y si finalmente habrá un botón de edición para tuits ya publicados.

No queda otro remedio que esperar el desarrollo de los acontecimientos para conocer la deriva que emprende Twitter tras la compra por parte de Elon Musk. Por el momento, la actividad de la plataforma se desarrolla con absoluta normalidad, más allá del revuelo que ha generado la noticia.

Relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado