El Parlamento y el Consejo Europeo han decidido regular el mercado de las aplicaciones de mensajería instantánea. Entre ellas, nos topamos con algunas de las plataformas más utilizadas en nuestro día a día, como WhatsApp, Telegram o iMessage. El objetivo de la denominada Ley de Mercados Digitales es lograr interoperabilidad entre todos los servicios de mensajería.

Como consecuencia, un usuario podría enviar contenido, ya sean mensajes, fotos, vídeos o cualquier otro archivo, desde la aplicación que elija, sin importar si su interlocutor está dado de alta en ella o no. En la práctica, eso supondría que cada usuario pudiera estar registrado en el servicio que prefiera, sin importar si sus contactos lo usan.

Plataformas de mensajería abiertas: más poder de elección para el usuario

Los cambios planteados por las autoridades europeas tratan de finiquitar la posición ventajosa que han logrado algunas aplicaciones. De esta manera, se evita que servicios como WhatsApp, Telegram o iMessage utilicen la influencia que tienen en su beneficio. Además, se reduce la dependencia que tienen los usuarios a ciertas plataformas debido a la popularidad que tienen.

La Unión Europea ha puesto en el punto de mira a los “servicios de plataforma básica”. O lo que es lo mismo, grandes corporaciones que ofrecen productos digitales elementales para los usuarios, como Google, Apple o Meta. La capitalización bursátil de las empresas a las que afectará este cambio se sitúa por encima de los 75 mil millones de euros. Otros baremos que la UE ha aprobado están relacionados con el número de usuarios. Las compañías que cuenten con más de 45 millones de usuarios al mes o 10.000 usuarios comerciales anuales deberán rendir cuentas y abrir sus plataformas a actores secundarios, es decir, servicios mucho más pequeños.

Todo lo mencionado podría cambiar por completo el paradigma de las aplicaciones y servicios de mensajería. Asimismo, el usuario dispondría de mayor poder de elección y no necesitaría instalar varias aplicaciones en su dispositivo para comunicarse con sus contactos. Con una, la que el consumidor elija, sería más que suficiente para conectar con todo el mundo.

La DMA (Ley de Mercados Digitales) también plantea sanciones

La DMA también plantea sanciones para todas aquellas empresas que no cumplan con la normativa. Esto permite a la Comisión Europea imponer multas de un 10% del volumen de negocio mundial de la compañía. Y, en caso de que la infracción se produzca más de una vez, ese porcentaje se elevará hasta el 20%.

Para que la Ley de Mercados Digitales sea una realidad, primero deberá ser redactada a nivel técnico y revisada. Seguidamente, deberá ser aprobada tanto por el Consejo Europeo como por el Parlamento. Si todo eso sucede, será vigente 20 días después de su publicación en el Diario Oficial de la UE.

Toda la actualidad sobre WhatsApp

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado