Comparativa cámaras compactas digitales

La tecnología ha avanzado mucho en todos los ámbitos, incluido el campo de la fotografía digital: desde las cámaras réflex digitales hasta los móviles, pasando por las compactas. Tanto es así que muchas veces hasta dejamos las cámaras convencionales en casa para usar únicamente el móvil como dispositivo de captura.

Si bien es una tendencia en auge, podemos estar sacrificando un parámetro tan importante como la calidad en aras de una mayor comodidad. Es cierto que los móviles integran sistemas fotográficos solventes, especialmente en modelos de gama alta, pero también hay que tener en cuenta que generalmente consumimos las imágenes directamente en la pantalla de este dispositivo donde las fotografías se pueden ver bien, hasta que las pasamos al ordenador donde sí se aprecian defectos.

 

¿Qué es calidad?

Aunque podría ser tema de debate, se podría definir de manera subjetiva como el parámetro que mide la capacidad de una cámara para registrar un momento o una situación con un grado de fidelidad y detalle que satisfaga nuestras expectativas. Objetivamente hay muchos más argumentos que se pueden usar, como el de la nitidez, nivel de ruido, distorsión, aberraciones cromáticas, tamaño, definición, fidelidad del color, etcétera. Y otro tanto se podría aplicar para el vídeo.

Pero incluso apelando al criterio de la calidad subjetiva, es importante señalar que el uso generalizado del móvil puede sacrificar los niveles de detalle, nitidez o fidelidad que sí esperas obtener de una cámara. En esta comparativa, te mostraremos algunas propuestas de máquinas compactas que, sin ser grandes ni pesadas, ofrecen unos resultados fotográficos y videográficos por encima de los que obtienes con un smartphone.

Sobre todo, recuerda que no todo se reduce a megapíxeles. Hay terminales móviles con 5, 8, 12 y hasta 41 Mpíxeles, pero no necesariamente más es mejor. Al contrario, teniendo en cuenta el reducido tamaño de los sensores en las cámaras de los móviles, un mayor número de píxeles tiene que tratarse con mucha precaución por parte de los fabricantes. Lo mismo sucede en las compactas, que tampoco se caracterizan por tener un tamaño de sensor especialmente grande y se ven perjudicadas por un mayor número de fotocaptores a menos que se cuide mucho la óptica o el procesamiento de las señales captadas por el sensor.

Comparativa cámaras compactas digitales 6

 

Sobre la cámara y el sensor

Hay una relación directa entre el tamaño de las cámaras y el de su sensor. Si se quiere tener una determinada distancia focal en una cámara con un grosor comedido, es necesario que la óptica tenga esa distancia focal para conseguir los resultados deseados. Por ejemplo, para una distancia focal de 50 mm usando un sensor de 35 mm de diagonal (tamaño de 24 x 36 mm o full frame), necesitaremos esos 50 mm (5 cm) para construir el objetivo. Si reducimos el tamaño del sensor, para conseguir un ángulo de visión equivalente, podemos reducir la distancia focal.

Por ejemplo, en el iPhone 4S, con una distancia focal real de 4,28 mm, con un sensor de 1/3,2’’ (tamaño de 4,54 x 3,42 mm), tenemos una distancia focal equivalente de 33 mm (3,3 cm). Así pues, con menos de medio centímetro se consigue un ángulo de visión versátil, pero a costa de reducir el tamaño del sensor. Y empaquetar millones de fotocaptores en un tamaño así, no es fácil, y entra en conflicto con su capacidad para captar luz.

 

La óptica también importa

Otro parámetro que hay que vigilar es el de la luminosidad de la óptica indicada por los valores F. Se trata de una medida de la apertura que puedes usar en un objetivo. A menor número F, mayor apertura y, por tanto, mayor cantidad de luz llegará al sensor consiguiéndose una mejor impresión de los fotocaptores, y una mejor relación entre la información luminosa que llega al sensor (señal) y el ruido electrónico que inevitablemente se genera en ellos (ruido).

Los valores considerados como buenos o muy buenos para la apertura son los que están por debajo de F2.8. Por ejemplo, las cámaras compactas más avanzadas tienen valores de F1.8 o F2.0. El iPhone 4S tiene un valor F2.4 y el Nokia N8 tiene F2.8 por poner un par de ejemplo.

Cuando se trabaja con modos zoom, la apertura cambia, por lo que los valores F que se ofrecen en las especificaciones de las cámaras digitales con tele suelen darse como un par de valores F. Por ejemplo, F3.2 -5.8 o también 1:3,2 – 5.8 que es una forma similar de indicar las aperturas de diafragma máximas que se pueden lograr. El segundo valor indica la apertura posible con el tele al máximo.

No te dejes confundir por esta supuesta contradicción: a menor valor F, mayor apertura de diafragma es posible, y a mayor apertura de diafragma, más luz puede entrar en el sensor.

Comparativa cámaras compactas digitales 5

 

Teleobjetivos, luminosidad…

Otras variables que tienes que contemplar cuando examines las especificaciones de la cámara son las relacionadas con la estabilización óptica y el zoom. Cuanto más zoom uses, más probable es que la foto salga movida a poco que haya condiciones de luz deficientes. Y al mismo tiempo, a mayor zoom, menor apertura de diafragma tendrás, y menos luz podrá llegar al sensor. El estabilizador es clave en este caso, y los últimos avances en estabilización óptica y electrónica permiten minimizar los efectos derivados de una mala sujeción de la cámara en condiciones que solo hace un par de generaciones hubieran significado un resultado deficiente de las fotos.

En las cámaras compactas se hace un uso generalizado de las ópticas retráctiles, de modo que, cuando se apaga la cámara, los distintos módulos se retraen para ahorrar espacio. Cuando se enciende, estos módulos se ubican en su posición de trabajo para ofrecer las distancias focales necesarias para obtener los ángulos de visión deseados, tanto grandes angulares como teleobjetivos. Estos sistemas son poco viables en móviles. Al menos aún.

En cualquier caso te dejamos con la comparativa para que puedas decidir si realmente merece la pena hacer todas las fotos con el móvil o, por el contrario, es conveniente pensar en tener una cámara compacta convencional. para ocasiones que precisen de mejores resultados.

Comparativa cámaras compactas digitales 4 

El ruido en las fotos

Muchas veces se habla del ruido como un fenómeno no deseable en las imágenes. Y generalmente también se habla de la relación existente entre el ruido y la sensibilidad ISO, de modo que a más ISO seleccionada en la cámara (más sensibilidad), más ruido. Pues bien, este ruido es de tipo electrónico.

La información proveniente del sensor es una combinación de la obtenida mediante la captación de la luz y la generada por la propia electrónica del fotocaptor. Cuando se aumenta la sensibilidad, generalmente lo que se hace es amplificar la señal de salida del sensor, lo cual amplifica tanto la señal como el ruido. Si la información luminosa es escasa, puede suceder que lo que veamos en la imagen final sea responsabilidad del ruido electrónico en vez de la propia escena que queremos captar. La electrónica tienen mecanismos para reducir el efecto del ruido; pero, en cualquier caso, se trata de información inventada que repercute en la calidad final de las imágenes.

 

Móviles con buena, y no tan buena, cámara

Comparativa cámaras compactas digitales 3

Como referencia para esta comparativa trabajamos con el iPhone 4S, que, con su cámara de 8 Mpíxeles y óptica cuidada, permite obtener imágenes con un nivel de calidad subjetiva y objetiva por encima de la media en este segmento. Nokia, con el N8, marcó en su día un punto de inflexión en el campo de las cámaras integradas en terminales móviles. Ahora, la firma filandesa ha vuelto a dar otra vuelta de tuerca con el Nokia PureView 808 y sus 41 Mpíxeles, aunque hace falta aún examinar sus posibilidades.

Salvo excepciones, los móviles de gama alta tienen cámaras bastante decentes, mientras que los de gama media y baja están por debajo de este nivel de calidad, incluyendo el iPhone 4 de anterior generación, por ejemplo. En cualquier caso, tienes que valorar si quieres que tus fotos se queden en el móvil o tengan una proyección más allá de él, para lo cual puede que no sea la solución óptima.

 

El criterio empleado para elegir los modelos a examen

A la hora de elegir las cámaras de la comparativa, hemos optado por modelos que puedan transportarse y llevarse encima con la máxima comodidad posible, equivalente a la que supone llevar un móvil, tanto por tamaño o peso. Al mismo tiempo, se trata de máquinas con unas características que nos hacen pensar a priori que la calidad obtenida en las imágenes estará por encima de la de los móviles.

Hemos pedido prestadas a los fabricantes cámaras compactas con una óptica versátil que incluya un gran angular por debajo de 28 mm, sin que el zoom sea un parámetro definido de antemano. A menos zoom, más compacta debería ser la cámara, por ejemplo. Las de tipo ultrazoom no entrarían, por tener tamaños excesivos.

Otras variables que se valoran, pero que pueden no cumplir todas, son las relacionadas con la conectividad; por ejemplo, WiFi, GPS o la integración con redes sociales, pero también el formato RAW, la integración de filtros, modos automatizados o totalmente manuales, su «ruggerización», la inclusión de una pantalla abatible... La grabación de vídeo será preferiblemente de tipo 1.080p para igualar las especificaciones del móvil de referencia (el iPhone 4S).

Las cámaras EVIL o ILS con ópticas intercambiables no son realmente una opción clara, a pesar de que empiezan a verse modelos con cuerpos muy compactos y ópticas zoom extremadamente reducidas, como la serie X de Panasonic. En cualquier caso, la Pentax Q sí que se contempla como candidata al ser anunciada como la ILS más pequeña del mercado con un sensor que tradicionalmente solo se encuentra en cámaras compactas de ópticas no intercambiables.

Este conjunto de premisas persigue obtener un repertorio de cámaras en las que prime la versatilidad (distancia focal interesante con gran angular y zoom, vídeo Full HD) o la portabilidad (tamaño compacto), pero sin sacrificar la calidad. El objetivo es tener un repertorio de cámaras que puedan compararse con los móviles a modo de prueba o negación de que aún merece la pena tener una cámara de fotos clásica como dispositivo para captar las instantáneas que deseemos conservar.

 

Las cámaras frente a los smartphones

Tabla diferencia cámara smartphone 

Clic en la imagen para su descarga

 

Conoce las pruebas realizadas por PCA Lab

Para esta comparativa hemos usado como punto de partida una carta de tests ISO 12233 con diferentes patrones, que permiten extraer información sobre el comportamiento del sensor. Se han usado una iluminación de estudio con una temperatura de color de 3400K, junto con un trípode, realizando pruebas de captura de imagen con valores ISO partiendo del mínimo posible, pasando por ISO 800, 1.600 y 3.200.

Por encima, en cámaras como la Fujifilm, los resultados son marginalmente usables. También se ha empleado una carta de color para detectar algún tipo de comportamiento anómalo, aunque sin ánimo de hacer un estudio exhaustivo de este punto. Para un uso no profesional, estas cámaras ofrecen resultados solventes. Finalmente, en nuestras pruebas, hemos procedido a grabar vídeo a la máxima calidad posible.

Comparativa cámaras compactas digitales 7

El análisis en todo detalle

A la hora de analizar las imágenes, se ha tenido en cuenta la limpieza de los resultados, de modo que se aprecie detalle, pero sin que se acentúen los artefactos propios de la compresión JPEG. Aquí, cada fabricante implementa sus propios algoritmos sobre un punto de partida que es el del sensor. En casos como el de Panasonic, un resultado que podía ser mejor se ve empañado por unas manchas amarillentas que contaminan la parte de los entramados de líneas más finos. No es excesivo, pero se deja notar a medida que aumentamos la ISO.

En apartados como la versatilidad de la óptica, se tiene en cuenta tanto la distancia focal, como la luminosidad. Así, los valores F más pequeños se valoran mejor. Hay que tener en cuenta que a menor F, menos aumento de sensibilidad necesitaremos para hacer una misma foto. Para el apartado del vídeo solo contabilizamos la tasa de bits y la de frames. Samsung no llega a 1.080p y, por tanto, está un punto por debajo, aunque no es un problema conflictivo, al encontrarse ya por detrás en cuanto a calidad de imagen.

Comparativa cámaras compactas digitales 8

La conectividad se valora mejor en tanto en cuanto se pueda usar WiFi o conectarse de forma autónoma con Internet. Casio no tiene GPS, pero sí compatibilidad nativa con tarjetas Eye-Fi, de modo que no llega a estar mal. El GPS contribuye a llegar a una nota de bien. En el caso de Samsung, la conectividad es muy buena, pero la facilidad para conectar autónomamente con Internet es limitada debido a los problemas con las apps que se tienen que instalar en el móvil (y que no funcionaron nada bien en las pruebas realizadas con tres terminales Android).

Las valoraciones sobre calidad no tienen un valor absoluto. Se trata de referencias entre los modelos de la comparativa, donde los mejores resultados son los que se usan para comparar los no tan buenos. A modo de ilustración, se han hecho capturas de la comparación de una de las cámaras analizadas con un iPhone 4S y una Canon EOS 7D. Los resultados indican que para las mejores cámaras compactas, con ISO mínima, los resultados son buenos incluso comparados con los de la SLR digital (la EOS 7D).

Comparativa cámaras compactas digitales 9

Aunque, para ISOs superiores, tanto el móvil como las cámaras compactas, rápidamente se empiezan a quedar atrás. Respecto al iPhone 4S, decir que hace un trabajo digno, pero en cuanto buscas detalles finos en las fotografías, se puede ver que no está al mismo nivel que una cámara compacta.

 

Cámaras compactas analizadas

 

La opinión de PC Actual: Óptica de lujo

Nuestro objetivo era el de poner en perspectiva el uso de las cámaras de fotos en movilidad, y especialmente examinar cómo han ido evolucionando las máquinas compactas para decidir si los teléfonos inteligentes son competencia para ellas en lo que a sacar fotografías se refiere.

Y la primera conclusión es que en el apartado de la óptica no son competencia en absoluto. A pesar de que hemos tenido como referencia de aparatos móviles el iPhone 4S de Apple, que es uno de los exponentes más destacados de la fotografía y el vídeo en movilidad, todas las cámaras obtienen mejores resultados fotográficos que él. En vídeo no estaría tan claro de no ser por la ausencia de zoom en el iPhone.

Es cierto que la calidad de este smartphone, en valor absoluto, es perfectamente utilizable en muchas aplicaciones cotidianas: desde compartir fotos en redes sociales a hacer de testigo digital para registrar un momento, realizar una foto a un producto o, incluso, asumir tareas de gestión documental sobre la marcha. Pero, si quieres la máxima calidad de imagen y vídeo, las cámaras especializadas siguen siendo la solución.

Comparativa cámaras compactas digitales 12

Componente social

No se puede olvidar que, hoy en día, un atractivo tan importante o más que el meramente visual es la componente social de una foto. Es mejor tener un recuerdo de un momento que se pueda compartir de forma inmediata hecho con un móvil, que esperar a compartirlo una semana y haber hecho la foto con una réflex profesional. Lo ideal sería llegar a una solución de compromiso y añadir cualidades sociales a las cámaras compactas, que se antoja más fácil que añadir cualidades fotográficas serias a un terminal móvil.

Y la comparativa nos ha mostrado que, efectivamente, esa es una dirección que ya se está tomando. Sin ir más lejos, el modelo Ixus 240 HS de Canon integra WiFi y puedes hacer que la cámara y el móvil se hablen a través de una app descargable. De momento, solo para iOS, pero con un funcionamiento excelente. Básicamente, usas WiFi para conectar la cámara con el resto del mundo. Y funciona muy bien. Samsung hace algo similar, pero va un paso más allá integrando acceso directo a redes sociales o al cliente de correo, aunque la interacción con las apps para Android no ha resultado óptima.

Otros fabricantes usan soluciones basadas en programas para ordenador. Casio tiene un modo especial para optimizar las grabaciones de vídeos para YouTube directamente en la cámara, por ejemplo. Otros dependen solo del software.

Comparativa cámaras compactas digitales 11

Otra tendencia es la de integrar GPS, como hemos visto en los modelos de Nikon, Panasonic o Fujifilm, de utilidad para geoposicionar con precisión una instantánea en un momento dado, aunque hay que recordar que el uso de GPS afecta a la autonomía de la cámara si se deja siempre activo.

Nikon, Casio, Samsung, Panasonic o Fujifilm tienen en los modelos de esta comparativa exponentes de la gama que se ha dado en llamar como Zoom de Viaje, específico para actividades viajeras. El modelo de Canon sí que es realmente una cámara compacta. Manejable y con muy buena tecnología pero con zoom más modesto y menos autonomía, por ejemplo.

Al final, el modelo que más nos ha gustado ha sido el de Canon. Una buena muestra de cámara para todas las ocasiones. No obstante, el ganador ha sido el de Casio, por sus potentes modos, filtros creativos y rapidez, pero también por su enorme batería y su calidad óptica. De cualquier modo, realmente ninguno de los productos es una mala elección, solo hay que encajarla con precisión en nuestras necesidades fotográficas y videográficas. Factores como que la batería del móvil se gasta antes si haces fotos son importantes para decidirse a tener una cámara dedicada a eso: a captar instantáneas.

Lo mejor: Sensor y panorámicas

Estas cámaras han mejorado sustancialmente en apartados como el sensor. Los modelos CMOS son los mejores a la vista de los resultados, y 14 - 16 Mpíxeles es casi obligado en esta categoría. También nos ha gustado ver que ciertos automatismos, como el de creación de panorámicas, son casi un estándar. Aunque sería bueno que introdujesen un modo que permitiera hacer panoramas componiendo muchas más imágenes en todos los planos.

Comparativa cámaras compactas digitales 10

 

Lo peor: Conectividad

Aún no hay soluciones de comunicaciones efectivas para las cámaras de fotos, quizás en el futuro se pueda pensar en tener una tarjeta de comunicaciones específica para estas máquinas, pero de momento se depende de la tecnología WiFi para conectar una cámara con el mundo. Por otro lado, los GPS todavía son una funcionalidad difícil de asimilar. Sobre todo cuando, además de geolocalizar, se puede hacer un seguimiento de rutas y recorridos. Algo que se nos antoja redundante con los móviles y que no aporta demasiado.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado