Malavida logo

Twitter no es una herramienta en crecimiento, sino un servicio que ya es utilizado por una gran mayoría de los internautas. Sin embargo, son muchos los que se esfuerzan por ganar más seguidores. ¿Realmente existen trucos para captar nuevos seguidores en Twitter? Hay algunas pautas que podemos seguir para conseguir que nuestra cuenta en Twitter tenga más consistencia.

1.- Publica con regularidad

No vale únicamente con escribir tuits cuando nos apetezca, es necesario cumplir con una especie de horario que podamos seguir. No tiene que ser muy estricto, pero sí tenemos que publicar unos cuantos tuits cada día, y repartidos a lo largo del mismo. Por ejemplo, podríamos establecer un ritmo de unos ocho o diez tuits diarios, y publicar unos pocos por la mañana, unos pocos por la tarde, y los demás repartidos en el mediodía y la noche. Para publicarar con regularidad, será necesario programar algunos de los tuits. Para ello, podemos utilizar aplicaciones como Hootsuite, por ejemplo.

2.- Sé profesional, pero no exageres

Si queremos ganar seguidores, tendremos que publicar contenido que interese a los usuarios. A muy pocos les va a interesar nuestra vida personal, por ello tenemos que centrarnos en un aspecto profesional. Podría ser el periodismo, la tecnología, el deporte, o cualquier otra actividad o temática que dominemos bien. Lo mejor que podemos hacer es que nuestro perfil de Twitter sea un reflejo de nuestro trabajo diario. Podemos publicar tuits sobre artículos que nosotros mismos hayamos escrito, o simplemente aquellos que leamos y que estén relacionados con la imagen que estemos tratando de dar sobre nosotros en Twitter.

Ahora bien, tampoco conviene dejar de ser humano. Lo ideal es mostrar que somos personas, tuitear cosas que no tengan que ver con nuestro trabajo, que puedan tratar sobre nuestra familia o el día a día. Por supuesto, si tenemos familiares en Twitter, también haremos bien en conversar con ellos.

3.- Interactúa

Sí caes en el error de automatizar tu cuenta, te olvidarás de que hay gente que te hará preguntas o se interesará por lo que dices. Si no respondes, no eres de interés, y por tanto, no hay por qué seguirte. Sea como sea, Twitter es un camino de doble vía, y tenemos que responder a quien nos habla.

4.- Participa en conversaciones

Aquí no está mal visto eso de meterte en la vida de otro. Puedes responder a varios usuarios que están hablando sobre un tema en el que quieres opinar. Hazlo con respeto, y no te metas siempre en las conversaciones de los mismos usuarios, pues se molestarán. No seas excesivamente crítico en las primeras intervenciones, procura mostrar una opinión neutral y positiva sobre un tema.

5.- Ten un perfil completo y actualizado

Si tienes en la foto de perfil la imagen predefinida de Twitter donde aparece un huevo, y no tienes casi descripción, es que no te importa mucho esa cuenta, y si no te importa a ti, ¿por qué les iba a importar a los demás?

Es imprescindible que tengas una fotografía de perfil donde se vea claramente que eres tú, que además tengas una foto de portada personalizada y que hayas modificado el fondo de Twitter. Además, tienes que tener una descripción pensada, e indicar de dónde eres. Todos estos ajustes son accesibles desde las opciones de la cuenta.

6.- Publica tuits con fotos y enlaces

Está demostrado que los usuarios se interesan más en los tuits que incluyen enlaces que en aquellos que no lo llevan, y todavía más en los que llevan una imagen. Así, no te olvides de vez en cuando de publicar algún tuit con una fotografía, pues será mucho más fácil que los demás presten atención, lo retuiteen, y así captes más seguidores.

7.- Sé neutral, pero no antisistema

El fútbol es uno de los ejemplos más claros, aunque no el único. Muchos usuarios pierden los papeles defendiendo a su equipo. Si eres del Real Madrid, un simple comentario defendiendo a este podría causar rechazo en un seguidor del Barcelona. No es lo que queremos, y por ello hay que tener cuidado. Somos personas, y por tanto, tampoco pasa nada si comentamos algo sobre un equipo, o si debatimos de manera inteligente sobre esto, pero hay que tener cuidado.

Por otro lado, ir en contra de todo lo que ocurre tampoco está bien. Hay usuarios que cuando se juega El Clásico declaran que a ellos les parece una tontería. Otros prefieren hacer lo mismo con los programas de televisión. No conviene ser negativo. Si tienes una opinión de crítica, muchas veces es mejor evitarla, y centrarte en las que sean positivas, que esas sí interesarán más a los usuarios.

8.- Usa hashtags y menciones

Muchos usuarios siguen los conocidos hashtags, y por eso hay que utilizarlos, porque pueden ser útiles para conseguir seguidores o simplemente para iniciar conversaciones sobre determinados temas.

De igual manera, tenemos que mencionar a las cuentas involucradas. Una buena opinión sobre CocaCola, o sobre Ono, podría hacer que estos nos retuitearan, llegando así a una gran cantidad de usuarios que podrían ver nuestro tuit, y quizás llegar a seguirnos.

9.- Necesitas una base de tuits

Todo lo anterior vale, pero tendrás que hacer algo más, conseguir una base de tuits y seguidores. Debes procurar llegar a los 1.000 tuits en poco tiempo. Con menos de 40 tuits diarios, llegas en un mes. Y con 20 tuits al día, llegas en dos meses, mientras sigues aplicando el resto de los consejos. En este caso, tendrás que publicar también más tuits personales, para facilitar la tarea. No te olvides de las frases célebres, son un útil recurso, que funciona muy bien, y que rompe la monotonía de publicar artículos.

10.- Sé un follower-hunter

Muchos expertos dirán que este método no es bueno, pero lo que no sabes es que la inmensa mayoría de ellos lo han aplicado antes. Todo lo anterior no funcionará si no va creciendo poco a poco la cifra de seguidores. Para hacer esto, lo más sencillo es que sigas a gente. Sí tienes una descripción buena, y una buena cantidad de tuits, relativamente interesantes, te seguirán. Para aumentar la efectividad, busca a usuarios que publiquen tuits parecidos a los tuyos y tengan muchos seguidores. Ahora, limítate a seguir a sus seguidores, pues es fácil que tú también les intereses y te sigan.

Para evitar seguir a muchos más de los que te siguen, deja de seguir a aquellos que no te han seguido. Cuando llegues a unos cuantos miles, es fácil que te canses de esto, y que tu cuenta ya ruede casi sola. Entonces, seguramente querrás dejar de seguir a mucha gente.

Es un método criticado por muchos, a pesar de haber sido utilizado por todo ellos anteriormente, pero resulta imprescindible en la mayoría de los casos.

 

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado