Apertura DNS

Habilita el acceso remoto a tu red doméstica, convierte tu PC en un servidor FTP/Web o visualiza en tiempo real las imágenes de tu cámara IP sin necesidad de encender el ordenador de casa.

Nivel: Avanzado

En Internet, se encuentran disponibles de forma gratuita diversos proveedores de nombre de dominio (DNS) que te permiten asociar un nombre estático personalizado o URL a la red de tu casa. A partir de ahora, di adiós a la necesidad de pagar a tu proveedor de servicios de acceso a Internet (ISP) a cambio de disponer de una dirección IP pública estática (que no cambia de valor) o a la dificultad para conocer en cada momento tu dirección IP pública dinámica (que cambia automáticamente de valor cada cierto tiempo o tras apagar tu router).

En este artículo, contamos cómo utilizar DynDNS, uno de los proveedores de DNS gratuitos más populares disponibles en Internet, para sincronizar la dirección IP pública de tu red doméstica (ya sea estática o dinámica) con una URL estática creada por ti. Te recordamos las limitaciones propias de tu línea ADSL (Línea de Abonado Digital Asimétrica). Ésta cuenta con un ancho de banda disponible para subida de datos a Internet (utilizado cuando tu PC hace las veces de servidor) sustancialmente inferior al ancho de banda disponible para la bajada (cuando tu PC es el cliente).

*Nota de la Redacción (18/06/2012): el proveedor ha cambiado de estrategia y ahora tiene un coste de 20 dólares al año. Existe una versión de prueba de 14 días para evaluar el producto y poder seguir los pasos de este Práctico.

Paso 1. Date de alta en el servicio DynDNS

Lo primero que debes crear es una cuenta de usuario. Dicha cuenta constituye el enlace web que más tarde resolverá tu nombre de dominio, asociándolo a tu dirección IP pública de forma automática.

 DynDNS

Se abrirá un formulario que debes rellenar; cumplimenta los campos que te presenta tal y como te indicamos. En Hostname debes definir el nombre de tu identificador DNS y seleccionar uno de los sufijos del abanico disponible (en nuestro caso, dimos de alta como nombre de dominio <PCactual>.<dyndns.org>). Deja deshabilitado el campo Wild­card Status y, en Service Type, marca la opción Host with IP address; ahora, observa cómo aparece reflejada la IP de tu PC en la línea Your current location’s IP address is 19X.1XX.12X.XXX . Pulsa sobre ese enlace para llevar dicha dirección al campo superior correspondiente denominado IP address. Para concluir, deja deshabilitada la casilla Mail routing.

DynDNS

Llegado a este punto, tu perfil está casi terminado. A modo de encuesta, pulsa sobre el tipo de aplicación a la que irá destinado tu servicio (nosotros hemos marcado las opciones webcam y web server) y guarda los cambios pulsando sobre Add to cart. Finalmente, debes completar el formulario introduciendo un nombre de usuario y contraseña de acceso a tu cuenta. No olvides que debes proporcionar una dirección de correo electrónico válida para finalizar el proceso de activación.

Paso 2. Configuración

Una vez que te has dado el alta en el servidor gratuito de DNS, es momento de configurar el otro extremo de la conexión (el cliente). Éste es parte fundamental del sistema y su labor consiste en conectarse periódicamente, de forma automatizada y desatendida, a la página de DynDNS (empleando el nombre de dominio, usuario y contraseña con los que te diste de alta) y comunicar el valor de la IP pública de tu red doméstica en ese momento. Dispones de dos modos de configuración del cliente que te presentamos a continuación.

DynDNS

La primera opción consiste en configurar el cliente de actualización para DNS en tu router. Accede a la página web de configuración del mismo (sigue las instrucciones del fabricante o contacta con tu ISP), busca la pestaña que haga referencia a DNS y habilita el servicio introduciendo los datos de la cuenta que creaste en el Paso 1 al darte de alta (nombre de usuario, contraseña, nombre del proveedor de servicios de DNS –Dyndns– y URL –Host–).

DynDNS

El segundo modo se centra en tu PC, ya que, cuando comenzaron a proliferar este tipo de servidores de DNS, los routers no incorporaban en su firmware el cliente para actualizar el servicio. Esto obligaba al usuario a utilizar un tipo de cliente software que se ejecutaba en el ordenador. Aunque te recomendamos configurar el cliente responsable de actualizar tu IP pública utilizando el primer modo, tienes a tu disposición clientes software compatibles con plataformas para PC Windows, Mac y Linux. Te animamos a experimentar con ellos y a descargarte el que mejor se ajuste a tus necesidades.

Paso 3. Pruebas iniciales

Para comprobar que todo funciona correctamente, abre verifica tu dirección IP pública (la que empleas realmente al hacer consultas a Internet). A continuación, abre una nueva ventana y accede de nuevo a tu perfil de DynDNS (introduciendo tu usuario y tu contraseña) y compara ambas direcciones, que deben ser idénticas.

Con ello queda comprobado que tu IP pública se está actualizando en DynDNS y que, por lo tanto, cada vez que introduzcas tu nombre de dominio en el navegador web, automáticamente el sistema sustituirá dicho nombre por la IP pública que el ISP haya asignado a tu red en ese momento.

DynDNS

Paso 4. Algunos consejos

No olvides que para disfrutar del acceso a los dispositivos de tu red doméstica desde Internet, deberás configurar tu router a fin de abrir los puertos que utilice tu servidor. También deberás configurar la tabla NAT cuya función es la de redireccionar todos los paquetes que lleguen a tu IP pública hacia tu IP privada, siendo esta última la del PC, cámara IP o dispositivo final al que tengas intención de acceder. Un error que cometemos a menudo es olvidar guardar los cambios realizados, procura salvar los cambios de configuración en tu router antes de comenzar a hacer pruebas.

DynDNS

Recuerda que, si lo prefieres, puedes crear un dominio distinto (.com, .es), solo tienes que hacer que tu dominio preferido apunte a la URL que has creado con DynDNS y todo funcionará del mismo modo. Algo muy habitual es hacer pruebas de acceso a tu servidor desde dentro de tu propia red doméstica. Para que esto funcione, debes «engañar» a tu tarjeta de red y hacerla creer que te encuentras fuera de tu red. Esto lo puedes llevar a cabo utilizando un proxy.

Si has realizado todos los pasos correctamente, podrás acceder a tu servidor desde dentro de tu propia red.
Investiga por tu cuenta y explota todas las posibilidades que te brinda el poder estar «al otro lado» y convertirte en el administrador de tu propio servidor.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado