Apertura e-book readers, lectores de libros electrónicos

El año 2010 puede considerarse el del libro electrónico, al lanzamiento del iPad de Apple y la agresiva estrategia de Amazon con Kindle 3 como respuesta, se une un mercado en auge que ya cuenta con numerosos exponentes. Veamos qué ofrecen las marcas y los avances tecnológicos que han sufrido los dispositivos.

Afinales de 2009 se produjo uno de los acontecimientos más importantes en el ámbito de los lectores de libros electrónicos: la internacionalización del Kindle. Por primera vez la segunda edición del conocido eReader iba a estar disponible para una gran variedad de países, España entre ellos. Este hecho preparaba a 2010 como el año de despegue de la lectura digital.

nook

Semanas después, un gran competidor hacía su aparición en escena, Nook de Barnes and Noble, la principal cadena de librerías de Estados Unidos. Este lector, muy accesible a los aficionados a la lectura tradicional, contaba con servicios como el préstamo de libros entre los usuarios, algo muy novedoso.

Sin embargo, no iba a ser su salida sino otro nuevo protagonista el que haría convulsionar este mundo. El iPad, el primer tablet de Apple, iba a tener una especial relevancia, debido a la firma de acuerdos con las principales editoriales americanas y la posterior salida del servicio iBookstore, una plataforma para la adquisición de libros en formato electrónico para todo tipo de dispositivos Apple, que lanzaba al mercado un fuerte competidor, con millones de clientes acostumbrados a pagar por contenido multimedia.

Viendo peligrar un mercado que se había labrado durante los últimos años y del que era un líder indiscutible, la primera medida adoptada por Amazon fue la de reducir drásticamente el precio de su Kindle 2. Pero esta medida no sería la única. Temiendo que el público sintiera que el Kindle solo servía para leer a favor de un tablet mucho más completo, abrió la posibilidad de programar aplicaciones. Sin embargo, lo mejor estaría por venir. Por sorpresa, Amazon anunciaba en verano un nuevo modelo, Kindle 3, con algunas mejoras, destacando una versión sin 3G con un precio rompedor de 139 dólares. Un verdadero terremoto que dejó al sector descolocado y que obligó a los principales actores en el mercado americano, como Barnes and Noble o Sony, a bajar paulatinamente los precios de sus lectores para competir con Kindle 3, un dispositivo de excelente calidad con un importe impensable meses atrás.

En nuestro país, el sector del lector electrónico está en auge. Las grandes firmas de la electrónica han comenzado a desplegar sus dispositivos y ya encontramos algunos modelos distribuidos oficialmente en España. Cabe destacar la llegada de los lectores Sony, que durante años se han vendido con éxito fuera de nuestras fronteras. Otras grandes empresas como Asus han anunciado la salida de lectores exclusivos.

Ante la incertidumbre de lo que pueda pasar, pero con el convencimiento de que el lector digital ha venido para quedarse, empresas españolas, como Grammata, Wolder, Booq o Energy Sistem, dedicadas a la comercialización de lectores han diversificado su oferta. Sin embargo, la ola Kindle todavía no ha llegado a nuestras costas y parece que el mercado es reticente a una bajada de precios de los dispositivos, que de media colocan a un lector de seis pulgadas por encima de los 200 euros.

Nuevas tecnologías

Grammata Papyre 6.2

Otra de las novedades que nos ha traído 2010 es la apuesta por nuevas tecnologías de tinta electrónica. E-Ink, la empresa líder de este sector, ha lanzado una nueva pantalla de mejor calidad denominada Pearl, disponible en algunos lectores como el Kindle 3 o el Sony PRS-650. A la omnipresente E-Ink le ha aparecido un nuevo rival, la tinta AUO+SiPix que la iguala en calidad y prestaciones y que algunos dispositivos ya incorporan, como Papyre 6.2.

Pero AUO+SiPix no es la única novedad, algunas compañías han apostado por incorporar otras soluciones no basadas en tinta electrónica y que permiten un cierto abaratamiento en el precio de los dispositivos. En esta línea, el primer lector en incorporar una pantalla LCD monocroma no reflectiva distribuido de forma oficial en España ha sido el Mibuk de Wolder. Este tipo de pantallas se basan en las tradicionales LCD, pero no están retroiluminadas, por lo que se asemejan mucho a la tinta electrónica y permiten velocidades de refresco muy altas a costa de una pérdida en la autonomía.

Los libros electrónicos

Una de las carencias que han vivido los poseedores de un lector de libros electrónicos es la falta de oferta literaria en lengua castellana. Adquirir las últimas novelas hasta hace poco era una tarea impensable en España. Sin embargo, 2010 ha sido un punto de inflexión gracias a la salida de Libranda, una plataforma para la distribución de obras digitales que pone a disposición de librerías tanto físicas como en línea un gran catálogo digital.

Libranda

La comparativa

Para nuestra comparativa, hemos realizado un análisis de los modelos más interesantes del mercado, entre los que están Kindle 3, Sony PRS-650, Papyre 6.2, Wolder Mibuk 6.2 Touch WiFi, Inves WiBook 600, Energy Book 4050 Touch y Leqtor. Nos gustaría hacer mención a algunos que por diversas razones no han podido aparecer, como Samsung E65, Wolder Mibuk o Papyre 6.S Alex.

En cuanto las pruebas, hemos analizado un conjunto de cualidades, como el nivel de contraste, la respuesta táctil o el diseño de sus menús son factores que determinan la calidad final del producto.

¿LCD o tinta electrónica?

A pesar de que la tinta electrónica es la reina de los lectores, algunas compañías han decidido sacar al mercado lectores con pantallas LCD a color. Estos lectores, que se podrían considerar tablets PC especializados, nos ofrecen una multitud de funcionalidades, como por ejemplo, la reproducción de vídeo. Sin embargo, los detractores de esta tecnología argumentan que una pantalla LCD no permite una lectura cómoda prolongada debido al cansancio ocular producido por el brillo de la misma.

Hanvon

¿Dónde está el color?

Una vez implantada la tecnología de tinta electrónica monocromática, al igual que pasó hace muchos años con los monitores de PC, el siguiente paso de la industria será conseguir una tinta electrónica a todo color. Hasta el momento, ningún fabricante ha logrado comercializar un dispositivo con esta característica a excepción del Fujitsu FLEPia, vendido discretamente debido a su alto precio fuera de nuestras fronteras.

Nadie sabe con certeza qué tecnología se llevará el gato al agua, pero lo cierto es que algunas de ellas comienzan a sonar, como es el caso Mirasol de Qualcomm o E Ink Triton, que podrían ver la luz durante 2011. Todavía queda tiempo hasta que la tinta electrónica a color se consolide y pase a formar parte de la oferta del mercado, mientras tanto, cabe preguntarse si el color es realmente necesario para disfrutar del placer de un buen libro.

Lee de forma gratuita

Al pasar ochenta años desde el fallecimiento del autor de una obra con copyright en nuestro país, dicha publicación pierde los derechos de explotación y pasa a formar parte de nuestro legado cultural, siendo su distribución totalmente gratuita. Para conseguir estas obras en formato digital y disfrutarlas en nuestro lector existen algunos proyectos que nos permiten acceder a ellas. Uno de los más populares es el proyecto Gutenberg (www.gutenberg.org), que cuenta con una colección de más de 30.000 títulos en varios idiomas y que nos podremos descargar en varios formatos como ePub.

La Biblioteca Cervantes (www.cervantesvirtual.com) es un referente de obras en lengua castellana y desde su página web tendremos acceso a una gran variedad de obras de nuestra literatura. Otro popular sitio que ofrece desde hace años títulos en formato digital es El Aleph (www.elaleph.com).

La opinión de PC Actual: aún siguen siendo caros

Han transcurrido varios meses desde nuestra última comparativa de lectores de libros electrónicos y lo cierto es que 2010 ha sido un año muy fructífero en cuanto dispositivos se refiere, con una gran oferta en el mercado que sitúa al lector de 6 pulgadas a un precio medio de 200 euros. En líneas generales, los lectores analizados son superiores en muchos aspectos a los de años pasados, con un asentamiento de la tecnología táctil como interfaz de usuario.

Podio muy reñido

Elegir un ganador entre tantos candidatos es tarea ardua, ya que cada uno de ellos nos ofrece cualidades que lo harían óptimo según la necesidad de cada usuario. Lo que podemos asegurar es que todos cumplirán sobradamente con las expectativas de los que deseen adquirir un lector. Dicho esto, hemos elegido a Sony PRS-650 como ganador. Entre sus virtudes, queremos destacar su extrúrdinario comportamiento táctil siendo de una precisión equiparable a los mejores tablets. También nos ha impresionado su diseño, así como su capacidad para tratar texto.

Sony Reader Touch Edition PRS-650 con pantalla táctil

Muy de cerca Kindle 3 alcanza una nota muy alta, con una relación calidad/precio difícil de encontrar en el mundo de la tecnología. Destacamos su excelente pantalla E-Ink Pearl y su buen funcionamiento, aunque consideramos que un año más de garantía y el disponer de menús en español habrían situado a este lector más arriba.

Lo que más nos ha gustado, por su parte, de Energy Book 4050 Touch es su tamaño compacto y su notable comportamiento. Es un dispositivo de gran calidad, aunque deberá mejorar su manejo táctil. Creemos que su precio, cercano a los 300 euros, deja a este dispositivo fuera del alcance de muchos compradores.

Iriver Cover Story es un lector especial, con un cuidado diseño de menús que le da un aire genuino. Nos ha gustado el hecho de reproducir música en segundo plano, así como su compatibilidad con el formato de cómic comprimido. Como punto negativo, la falta de un diccionario en español.

Hablando de Papyre 6.2, tenemos que decir que ofrece una nueva tecnología de tinta electrónica, sin embargo, a pesar de contar con conexión inalámbrica, echamos en falta algunas opciones, como un diccionario o la posibilidad de tomar notas a mano alzada. La duración de la batería es quizá su punto más débil, sufriendo un proceso de descarga continuado.

Con similares prestaciones Mibuk 6.2 es un lector muy equilibrado, que cuenta con conectividad inalámbrica y una interfaz táctil con una excelente respuesta. Su punto débil es la pantalla, que bajo ciertas condiciones es difícil leer sobre ella, debido a su nivel de reflejo y su bajo contraste.

El Inves Wibook es un lector sencillo, muy ligero y cuenta con una conexión WiFi limitada. Tiene una claridad de pantalla bien conseguida, aunque en su defecto, echamos en falta que incluya alguna utilidad como la toma de notas.

En la misma línea, Leqtor es un dispositivo sin muchas funcionalidades, pero que cuenta con las suficientes como para ofrecer una gran experiencia y a un precio imbatible. Por tanto, todos ellos tienen una cualidad que los hacen interesantes. Sea cual sea la razón, los lectores de libros electrónicos son el germen de una gran cambio tecnológico.

Lo mejor: posibilidades de almacenamiento

Llevar todos los libros que deseemos en el mismo dispositivo es la mejor característica de los lectores, que poco a poco van mejorando en prestaciones y diseño, permitiéndonos llevar una completa biblioteca en un dispositivo tan ligero como un libro de bolsillo.

Montón e-book readers, lectores de libros electrónicos

Lo peor: sin ninguna duda, su alto coste

El precio de los lectores está todavía lejos de ser popular. Rentabilizar un lector de más de 200 euros es tarea compleja, sobre todo si consideramos que el precio de las novedades en formato electrónico en nuestro país no dista mucho que su correspondiente en papel. A pesar de todo, gracias a la fuerte competencia y la salida de nuevas tecnologías, es muy probable que en los próximos meses veamos una bajada generalizada de precios.

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado