Nokia X slider

Imposible encontrar nada por ese precio en el mercado. Hay fabricantes que apuestan por la gama alta cuando llegan al mundo Android. Nokia ha hecho todo lo contrario, ha optado por la gama básica, y ha fijado precios que están en lo más económico del mercado, por menos de 100 euros totalmente libres.

La compañía finlandesa estaba trabajando el año pasado en un proyecto para lanzar un smartphone con sistema operativo Android. No obstante, la compra de la compañía por parte de Microsoft parecía haber truncado este objetivo, y todo indicaba que era el fin de dicho proyecto. No obstante, ha ocurrido todo lo contrario, el plan ha seguido adelante, y los Nokia con Android ya son una realidad.

Tres modelos en concreto son los que la compañía ha presentado hoy en la ciudad condal de Barcelona. Aun así, estamos hablando de tres smartphones que se parecen mucho entre sí, aunque cuentan con ligeras diferencias. Estamos hablando, como es obvio, de teléfonos inteligentes de gama básica, por lo que no podemos esperar tampoco grandes prestaciones de estos terminales. Llevan la Nokia Store como tienda de aplicaciones, y no da acceso a Google Play, aunque sí que tenemos acceso a otras tiendas adicionales y a las aplicaciones más conocidas que se han registrado en la tienda de Nokia, como es el caso de WhatsApp.

El que sí era esperado y rumoreado desde hace meses es el Nokia X. Este smartphone es el más básico de los tres, y lo demuestra al contar con una pantalla de cuatro pulgadas, cuya resolución es de 800 x 480 píxeles. A esto habría que sumar un procesador Qualcomm Snapdragon, y una memoria RAM de 512 MB, lo mínimo que se puede esperar en un terminal con sistema operativo Android, aunque no conocemos la versión que lleva. Solo lleva una cámara, de tres megapíxeles, y ni flash ni autoenfoque. Su memoria interna es de 4 GB, y podrá ampliarse por medio de una tarjeta microSD. Está a la venta desde ya mismo por un precio de 89 euros, en seis colores: rojo, verde, azul cyan, amarillo, negro y blanco.

Por otro lado, también nos encontramos con el Nokia X+, una versión ligeramente mejorada del Nokia X. En realidad, solo hay una diferencia entre estos dos terminales y es la memoria RAM, que pasa a ser de 768 MB. Y un detalle más, y es que viene incluida una tarjeta microSD de 4 GB, que será casi inútil, pues comprar una de mayor capacidad es algo muy barato. Esta versión costará 10 euros más, teniendo que pagar 99 euros por el Nokia X+. Estará disponible después de marzo, y en los mismos colores.

Por último, la compañía finlandesa ha sorprendido con un Nokia XL, una versión semejante a los otros dos, aunque de mayor tamaño. Concretamente, lleva una pantalla de cinco pulgadas, que hace que parezca un gran teléfono, aunque sus especificaciones técnicas son de gama básica, como bien demuestra su precio. Aquí sí que hay más diferencias. La pantalla es mayor, pero la resolución se mantiene, lo que deja una densidad de píxeles inferior, y menor nitidez. Su cámara sí que es notablemente mejor, contando con un sensor de cinco megapíxeles, con autoenfoque y con flash LED. Su memoria RAM también es de 768 MB y su batería es algo mayor, aunque en los tres casos nos encontraremos con una autonomía semejante, que rondará la jornada. En este caso, eso sí, su precio sube otros 10 euros, yéndose a los 109 euros finales. También estará disponible después de marzo, y en seis colores: azul cyan, amarillo, verde, blanco, negro, y una variante, el naranja.

Son precios que ninguna compañía está fijando ahora mismo para sus smartphones. Para llegar a estas cifras, tendríamos que buscar los terminales de marchas chinas, y en este caso de lo que estamos hablando es de una de las marcas más grandes de la historia de la telefonía móvil que ahora además cuenta con el respaldo de Microsoft. Es una compra segura para todos aquellos que busquen gastar lo menos posible en un móvil que además tenga Android y la mayor parte de las aplicaciones que hoy en día se utilizan.

 

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado