Copia de seguridad Gmail

Aunque es infrecuente que el servicio que nos ocupa quede inoperativo durante determinados períodos o que, debido a un problema de gravedad en el sistema, los datos de ciertas cuentas se pierdan definitivamente, resulta muy aconsejable efectuar copias de seguridad de los mensajes.

Solo así tendremos la seguridad de que podemos seguir accediendo al correo que hemos recibido en el pasado, aunque la página de Gmail se caiga temporalmente, y de que quedamos escudados contra errores permanentes.

Para tal fin, disponemos de diversas opciones. A lo largo del presente tutorial, haremos un repaso de las tres más efectivas. Cada una de ellas posee sus ventajas e inconvenientes, aunque, si quieres maximizar las garantías, puedes utilizarlas simultáneamente.

NIVEL: BÁSICO

Utiliza una segunda cuenta de correo

Esta primera opción resulta relativamente sencilla de configurar y ofrece la ventaja de que no precisarás de discos locales para almacenar información, ya que esta quedará siempre a tu disposición en la Nube. Además, la copia se efectuará de manera automatizada, sin que tengas que abrir ninguna aplicación.

No obstante, cuenta con el inconveniente de que solo se efectuarán backups de aquel correo que recibas en tu bandeja de entrada a partir del momento en el que completes las operaciones que vamos a detallar a continuación.

Paso 1. Date de alta en otro servicio

Existen un sinfín de servicios que ofrecen cuentas de correo electrónico en régimen gratuito. Si ya has dado de alta una cuenta en uno de ellos, puedes utilizarla para lo que aquí nos proponemos, de modo que salta directamente al Paso 2.

Copia de seguridad Gmail 1

Si por el contrario no posees ninguna dirección de correo adicional o prefieres no duplicar la información de Gmail en tu otra cuenta, inscríbete como usuario en Yahoo! Mail o en Hotmail. Tras conectarte a la página de tu elección, rellena los formularios escogiendo a lo largo del proceso una dirección de correo, una contraseña y completa los campos.

Paso 2. Configura las opciones de reenvío

Una vez realizado este proceso, accede a tu cuenta de correo de Gmail. Utiliza el menú desplegable que se muestra en la esquina superior derecha de la página para acceder a la opción Configuración del correo. Seguidamente, haz clic en Reenvío y correo POP/IMAP.

Luego, pulsa el botón Añadir una dirección de reenvío y utiliza la ventana que se abrirá para introducir aquella que diste de alta en el paso anterior. Se enviará un e-mail a la misma con un enlace sobre el que deberás pulsar para que el reenvío quede habilitado.

Pese a que es muy posible que un mensaje te advierta de que cabe la posibilidad de que los mensajes no puedan entregarse, en las pruebas que hemos realizado empleando Yahoo! Mail y Hotmail, todo ha funcionado correctamente.

Una vez que hemos cumplimentado la confirmación, accede de nuevo a la pestaña Reenvío y correo POP/IMAP de tu cuenta de Gmail y, en el campo denominado Reenviar una copia del correo entrante a, habilita la opción Conservar la copia de Gmail en recibidos.

Copia de seguridad Gmail 2

Realiza un backup con Mozilla Thunderbird

A lo largo de los últimos años, la eficacia y la rapidez de la aplicación web que nos brinda Gmail ha mejorado hasta el punto de que somos muchos quienes hemos optado por prescindir de los tradicionales clientes de correo para gestionar nuestros mensajes on-line.

No obstante, incluso si preferimos seguir trabajando directamente desde la página de Internet, los clientes de correo pueden servirnos para efectuar copias de seguridad. En esta ocasión, las copias de los mensajes se realizarán en un disco local.

Si bien el protocolo IMAP posee determinadas ventajas sobre el protocolo POP, el hecho de que el primero utilice un sistema de comunicación bidireccional hace que probablemente resulte menos apto para tareas de respaldo. En consecuencia, nos vamos a decantar por el segundo. No obstante, te brindamos también la información precisa para la configuración del protocolo IMAP.

Hay que señalar por último que, a diferencia de lo que sucedía en el caso anterior, empleando el protocolo POP sí existe la posibilidad de almacenar en disco todos los mensajes que nos han mandado antes de realizar los cambios de configuración que vamos a detallar seguidamente. Sin embargo, dado que no disfrutaremos de automatización, deberemos conectarnos regularmente a nuestra cuenta de Gmail con el cliente para mantener actualizado el respaldo de nuestros mensajes.

Paso 1. Activa las opciones

Para ello, en primer lugar, deberás acceder a la pestaña Reenvío y correo POP/IMAP, tal y como hemos detallado en nuestro anterior apartado. Hecho esto, en el apartado Descarga de correo POP, marca la casilla Habilitar POP para todos los mensajes (incluso si ya se han descargado). En la sección Cuando se accede a los mensajes a través de POP, utiliza el desplegable para seleccionar Conservar la copia de Gmail en Recibidos. En caso de que prefieras utilizar IMAP, asegúrate de marcar la casilla Habilitar IMAP.

Copia de seguridad Gmail 3

Paso 2. Instala Thunderbird

Aunque puedes configurar tu cuenta de Gmail en muchos otros clientes, en el presente tutorial, hemos preferido decantarnos por Mozilla Thunderbird, ya que resulta muy sencillo de configurar y además está disponible tanto para Windows como para Mac OS X y Linux.

Copia de seguridad Gmail 4

Así pues, conéctate a la página oficial de la aplicación y haz clic en el botón etiquetado como Thunderbird/Descarga Gratuita. Una vez que Thunderbird Setup 5.0.exe termine de bajar, ejecútalo. A lo largo de los pasos a través de los que te guiará el asistente, opta por la instalación Estándar y marca solo la casilla Usar Thunderbird como mi aplicación de correo por defecto únicamente si deseas que el cliente pase a realizar las operaciones relacionadas con el e-mail que antes realizaba Microsoft Outlook u otro software que tuvieras instalado.

Ten presente que en un mismo equipo pueden coexistir diversos clientes sin interferirse mutuamente, de modo que, si desactivas esta opción, podrás emplear Thunderbird para backups y seguir utilizando tu cliente favorito para otros fines.

Paso 3. Configura Gmail en el cliente

Cuando el cliente de correo se abra por primera vez, te brindará automáticamente la opción de configurar tu cuenta de Gmail. Si además de para el respaldo vas a utilizar la aplicación para enviar correo, usa la casilla Su nombre para definir el nombre que aparecerá en el campo del remitente. Luego, debajo, teclea tu Dirección de correo de Gmail y escribe tu password en el servicio de Google. Para no tener que volver a introducirlo, marca la casilla Recordar contraseña.

Copia de seguridad Gmail 5

Hecho esto, Mozilla Thunderbird se conectará al servidor y descargará automáticamente las opciones de configuración. Una vez el proceso termine, se te permitirá optar entre POP3 (conservar correo en su equipo) e IMAP (carpetas remotas). Para realizar el backup de tu bandeja de entrada, elige la primera opción.

En adelante, te bastará con pulsar el botón Recibir que se muestra en el área superior izquierda de Thunderbird para que una copia de tus mensajes se almacene en el disco duro. El propio cliente de correo te permitirá visualizarlos y abrir los archivos que estos adjunten.

Las posibilidades de la aplicación Gmail Backup

Nuestra tercera y última propuesta implica la utilización de una herramienta especialmente pensada para la copia de seguridad de los mensajes que se alojan en el servicio de correo de Google llamada Gmail Backup.

En este caso, la información también se respaldará en una unidad de disco local, y aunque no podremos visualizar los correos desde la propia aplicación, para ello precisaremos de un software adicional, a cambio nos brindará la opción de restaurarlos a Gmail.

Paso 1. Descarga e instala Gmail Backup

Copia de seguridad Gmail 6

Conéctate a la página oficial de la aplicación y haz clic sobre el enlace Download gmail-backup-0.107.exe para descargar la versión para Windows. Si eres usuario de Linux, descárgate el paquete en Download gmail-backup-0.107-linux.zip.

Una vez el ejecutable termine de bajar, ábrelo y acepta el acuerdo de licencia. En el siguiente paso del asistente, mantén activado Start Menu Shortcuts para que se creen accesos directos a la aplicación en tu menú de Inicio. Finalmente, elige la ubicación en la que se copiarán los archivos de programa y la subcarpeta del menú Inicio en la que deseas que se generen los accesos directos.

Paso 2. Su configuración

Abre Gmail Backup y utiliza la casilla Gmail Login para teclear la dirección de correo que posees en el servicio de Google. A continuación, introduce tu contraseña en el campo llamado Gmail password. Para elegir la carpeta de tu disco duro en la que se respaldarán los mensajes, haz clic en el botón Directory y selecciónala empleando la ventana que se abrirá.

Copia de seguridad Gmail 7

Por último, los campos Since date y Before date te permiten especificar el rango de fechas en el que se engloban los mensajes que deseas respaldar o restaurar. Para realizar una copia de seguridad completa, establece una fecha muy lejana en el tiempo en Since date y modifica Before date de modo que coincida con el día en curso.

Paso 3. Copias de seguridad

Haz clic en el botón Backup y la copia de seguridad dará comienzo. Si tu cuenta aloja centenares de megabytes o varios gigabytes, con toda probabilidad tardará largo rato en completarse, de modo que aguarda de forma paciente a que aparezca el mensaje Ending backup of seguido de tu dirección de correo. Si más adelante precisas restaurar correo, redefine los contenidos de los campos Since date y Before date para que se ajusten al período elegido y pulsa Restore.

Copia de seguridad Gmail 8

Por último, cabe no olvidar que cada cierto tiempo Gmail cambia las características de su sistema, lo que provoca que en la aplicación que nos ocupa deban efectuarse una serie de modificaciones para que se adecue a las mismas. Así, si más adelante surgen problemas de conexión, puedes verificar que estás empleando la última versión de Gmail Backup haciendo clic en el botón New Versions.

Paso 4. Abre mensajes y adjuntos

Entre las bondades de la aplicación Gmail Backup cabe destacar que respalda la información en formato EML, compatible con un amplio abanico de clientes de correo. Así, si deseas consultar cualquiera de los mensajes que has respaldado, bastará con que accedas a la carpeta que has definido en el Paso 2 y con que lo abras empleando tu software favorito.

Copia de seguridad Gmail 9

En caso de que este presente incompatibilidades con el mencionado formato, puedes utilizar el cliente utilizado anteriormente, Mozilla Thunderbird. Tras hacer doble clic sobre cualquiera de los ficheros, no solo podrás leer el texto que contiene, sino también abrir sus adjuntos y guardarlos en una carpeta a tu elección.

Gmail Backup 0.107

  • Características: Aplicación diseñada para respaldar el correo electrónico que se aloja en las cuentas de Gmail.
  • Contacto: Jan Švec / Filip Jurcícek
  • Lo mejor: Gran sencillez de configuración y de manejo. Almacena los mensajes respaldados en el formato estándar EML. Estable, ligero y rápido.
  • Lo peor: Opciones algo parcas. Localizar un determinado mensaje a través de la carpeta de respaldo puede resultar trabajoso si poseemos varios gigabytes de información.
  • Precio: Gratuito
  • Valoración: 8,9
  • Calidad / Precio: 8,9

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado