Kaspersky ONE Universal Security 1

En el ámbito de los PCs con Windows, los antivirus y las suites de seguridad son, sencillamente, imprescindibles para evitar cualquier amenaza. Incluso los usuarios más avanzados o cuidadosos necesitan protección, pues los ataques pueden llegar por lugares variados y no siempre son fáciles de controlar, o su infección puede deberse a una negligencia.

Desde correos no deseados hasta páginas web con malware, troyanos incluidos con aplicaciones de fácil instalación, documentos infectados, llaves USB contaminadas, e, incluso, otros equipos conectados a la misma red que puedan propagar diferentes tipos de virus y aprovechar alguna vulnerabilidad de los sistemas.

Sin embargo, hoy por hoy nuestro universo tecnológico no se reduce al PC. Empieza a ser bastante habitual que contemos con un PC de sobremesa o portátil (e incluso ambos), y que también utilicemos regularme una tableta y un smartphone con los que disfrutar de diferentes tareas. Y aunque es cierto que para los dispositivos móviles el número de amenazas es aún bastante reducido, comienzan a aparecer, sobre todo en el mundo Android, por lo que deben ser tenidas en cuenta: el tipo de información personal que puede llegar a quedar expuesta en un dispositivo móvil es en muchos casos delicada.

Si a esto le sumamos que en no pocos hogares comenzamos a ver más de una plataforma conviviendo, como, por ejemplo, Windows y Mac, es evidente que gestionar la seguridad de todos nuestros equipos puede ser un quebradero de cabeza. Por ello resultan interesantes soluciones como Kaspersky ONE Universal Security, capaces de protegerlos todos a través de una única licencia y un único coste anual. Y con un producto que, salvando las diferencias de la interfaz, ofrece una eficacia similar y un motor antivirus común para todas las plataformas.

A lo largo de las siguientes líneas nos vamos a centrar en mostrar paso a paso cómo poner a punto esta propuesta de Kaspersky en un PC con Windows y una tableta equipada con Android, aunque esta solución también llega al mundo Mac y a los móviles Android, BlackBerry, Symbian y Windows Phone (no todas las funciones están disponibles en todas las plataformas).

Empezamos poniendo a salvo nuestro PC

Paso 1. Comenzamos la instalación

El producto viene con dos CDs, uno específico para usuarios de Windows y otro para Mac. En nuestro caso comenzaremos con el de Windows, y nada más iniciarse podremos ver una pantalla de inicio que nos ofrece la posibilidad de instalar algunos de los diferentes productos incluidos en el paquete.

Por ahora comenzaremos pinchando sobre Instalar Kaspersky Internet Security, lo que iniciará el asistente de instalación de la suite de seguridad de Windows. Este asistente no ofrece complicación alguna, y simplemente tendremos que ir pinchando en Siguiente hasta llegar al final de la instalación, momento en el tendremos que activar el producto con la clave incluida en la caja y la suite comenzará por arrancar e iniciar todos los servicios.

En este punto, y según nuestra máquina, puede que se nos solicite reiniciar el equipo para que comience a estar operativa al 100%. Lo que sí podemos adelantar es que la suite incluida en esta solución unificada es la misma que encontramos en el paquete comercial de la versión 2012 que se ofrece para usuarios de Windows.

Paso 2. La primera actualización

Una vez que tengamos la suite de seguridad instalada y en funcionamiento, veremos una interfaz como la de la imagen, que nos informará mediante el icono en verde que todo está correcto y los servicios funcionando para proteger el equipo.

Kaspersky ONE Universal Security 2

Sin embargo, habrá que comenzar por pinchar en Actualización, y, acto seguido, en Actualizar. Esto hará que se conecte por primera vez a los servidores de Kaspersky y se descargue el último fichero de firmas publicado. En caso de no hacerlo, la propia suite lo hará al cabo de unos minutos, pero conviene comenzar por forzar manualmente esta primera actualización para estar totalmente seguros desde el primer momento. Hecho esto, podremos comenzar a personalizar la suite de seguridad según nuestras necesidades y conocer a fondo todas las herramientas que nos ofrece.

Paso 3. Configuración avanzada

Si somos usuarios con ciertos conocimientos avanzados y nos gusta ajustar el funcionamiento del software a nuestros gustos, probablemente lo primero que queramos hacer es visitar la configuración avanzada del paquete. Para ello pincharemos en Configuración, tras lo que veremos una pantalla donde, organizadas en diferentes categorías, tenemos todas las opciones posibles que nos permite ajustar esta suite de Kaspersky.

Resultan especialmente interesantes los apartados Antivirus del correo, desde donde podemos ajustar el filtrado de todos los e-mails que entren y salgan del sistema, Antivirus Internet, desde donde seremos capaces de decidir las reglas de filtrado web y las medidas de protección contra sitios peligrosos, o Control de aplicaciones, donde podemos controlar qué programas tendrán autorización para funcionar sin restricciones, y los que lo harán en base a reglas específicas.

Kaspersky ONE Universal Security 3

También resulta interesante el apartado Firewall, que es muy útil si queremos ajustar al milímetro el funcionamiento de las conexiones de nuestra red. O la herramienta Anti-Banner que, aunque viene desactivada por defecto, permite filtrar la descarga y la visualización de banners en las páginas que visitemos. Por último, y solo para los usuarios más avanzados, tenemos el apartado de Configuración avanzada, desde donde podemos ajustar aspectos realmente profundos, útiles para aquellos que busquen el máximo nivel de personalización.

Paso 4. La seguridad en Internet

Entrando de lleno en las herramientas que la suite ofrece para protegernos de amenazas, conviene conocer tres realmente interesantes: Navegación Web Segura, Modo Seguro para aplicaciones y Teclado virtual. La primera arranca nuestro navegador web por defecto en una porción de memoria separada del sistema y totalmente aislada del equipo para que, en caso de problemas, ningún malware afecte al sistema. Lo reconoceremos fácilmente por el halo verde que rodea a la ventana del navegador.

Kaspersky ONE Universal Security 4

Algo similar ocurre con el Modo Seguro para aplicaciones, que virtualiza un área del sistema y nos muestra un nuevo escritorio (también rodeado de un halo verde), sobre el que poder ejecutar aplicaciones sospechosas que hayamos descargado, o que intuyamos que puedan afectar al sistema.

Por último, gracias al teclado virtual podemos introducir contraseñas en sitios web, aplicaciones locales y en la Nube sin miedo a que un keylogger pueda capturar las pulsaciones del teclado. Gracias a que se trata de un teclado en pantalla cuya posición no es vinculable con cada tecla, nos ofrece una capa de seguridad muy interesante para entornos delicados o en casos en los que pensemos que podemos estar infectados.

Paso 5. Herramientas integradas

Terminamos el repaso a lo más destacado de la suite de Kaspersky pinchando en la opción Herramientas de la barra de opciones de la interfaz principal. Esto nos llevará a una nueva pantalla donde tendremos algunas funciones realmente útiles e interesantes.

De entrada, con Rescue Disk podremos crear un CD de arranque que nos permita limpiar y reparar el sistema en caso de que algún malware infecte el sistema o provoque daños en Windows que impida su funcionamiento. Desde Solución de problemas de Microsoft Windows tendremos la oportunidad de analizar el sistema en busca de problemas con aplicaciones o componentes fundamentales.

También resulta muy práctica la función Limpieza de rastros privados, que permite limpiar todo rastro de navegación web, el registro de uso de documentos y otra información que se va guardando en el PC e indica el tipo de uso que ha realizado. Por último, tenemos la utilidad de Configuración del navegador, que nos permite analizar y reajustar los parámetros de seguridad de Internet Explorer en el caso de que los hayamos modificado o una aplicación lo haya hecho por nosotros.

Kaspersky ONE Universal Security 5

Ahora aseguramos nuestro tablet Android

Paso 6. Instalación en Android

Partiendo de la base de que tenemos una tableta Android (con versión 2.1 en adelante), la instalación es realmente sencilla y posible desde diferentes vías. Para los más expertos y que gusten de hacer las cosas a la antigua, podemos encontrar el archivo de instalación (extensión .apk) en la ruta ktsdistrAndroid del CD. Este archivo podemos enviarlo por correo a la tableta, cargarlo vía cable USB o desde una tarjeta de memoria, y proceder a la instalación con solo ejecutarlo.

Si no queremos complicarnos la vida también podemos seguir el asistente de instalación del propio CD, que al final nos propone diferentes métodos: desde utilizar un código QR para acceder a una URL hasta hacer la instalación automática desde el PC, siempre que tengamos configurada y conectada la tableta al PC.

Kaspersky ONE Universal Security 6

Sin embargo, lo más sencillo puede ser ir al navegador de nuestra tableta y visitar la dirección http://tablet.kaspersky.es. Esto iniciará automáticamente la descarga del paquete de instalación, y nos mostrará un aviso pidiendo confirmación para su instalación que, una vez finalizada, nos solicitará el código de activación de la solución, así como una contraseña para gestionar la utilidad. Pero antes, un aviso: para que esta instalación funcione tendremos que activar la posibilidad de instalar paquetes distintos a los que provienen del market de Google. Para ello, en la tableta iremos a Ajustes/Aplicaciones y marcaremos la opción Orígenes desconocidos.

Paso 7. Interfaz y funciones

Una vez que termine la instalación podemos ir a Aplicaciones e iniciar la herramienta de Kaspersky. Acto seguido aparecerá una pantalla donde, si todo está correcto, nos mostrará el mensaje de Tableta protegida. Además, en la barra de tareas podremos ver un icono de Kaspersky que indica que el servicio residente que revisa todo lo que ocurre en la tableta está en funcionamiento.

Kaspersky ONE Universal Security 7

Si arrastramos hacia arriba la pestaña veremos las tres grandes opciones que ofrece la aplicación: Iniciar análisis, Iniciar la actualización (aunque es automática cada ciertas horas) y Configuración. Las dos primeras no merecen mucha explicación, pues son evidentes, por lo que profundizaremos en la última.

Paso 8. Opciones de configuración

Una vez hemos pinchado en Configuración veremos una pantalla con ajustes bastante sencillos, pero prácticos. El primero (Activar la protección) nos da la opción de parar el servicio residente que controla los datos pero que, también, consume recursos y memoria.

Kaspersky ONE Universal Security 8

Justo debajo tenemos la oportunidad de manejar los tipos de archivo a analizar y la acción que tomar en caso de detectarse una amenaza desde Parámetros de protección, o personalizar el funcionamiento de los análisis bajo demanda y programado desde Configuración de análisis. Por último, en Configuración avanzada podemos controlar el comportamiento de las notificaciones, el código de acceso a la aplicación y el widget de la pantalla principal.

 

Kaspersky ONE Universal Security

  • Características: Suite de seguridad y mantenimiento con antivirus, antispyware, antiphising, antispam, control parental, supervisión de red, cortafuegos y otras herramientas. Se incluyen versiones específicas para Mac OS X, tabletas Android y smartphones Android, BlackBerry, Symbian y Windows Phone. Licencia de 1 año para hasta 3 dispositivos (PCs, tabletas y smartphones).
  • Contacto: Kaspersky
  • Lo mejor: Las herramientas para navegación y ejecución seguras de aplicaciones en un entorno separado del sistema operativo principal añaden una capa muy interesante de seguridad. Precio competitivo para 3 dispositivos.
  • Lo peor: Las versiones móviles cuentan con un número de opciones y posibilidades aún bastante limitado. La versión para Mac no es comparable en funcionalidades a la suite para PC.
  • Precio: 69,95 euros
  • Valoración: 8,4
  • Calidad / Precio: 8,6

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado