Ubuntu Rescue Remix

Un uso en auge para las unidades USB de arranque consiste en utilizarlas para abordar tareas avanzadas de mantenimiento, incluso, en las condiciones más adversas. Y es que, así, podemos recuperar sistemas infectados por virus, con problemas en la estructura de archivos e, incluso, clonar PCs rápidamente.

Nivel: Intermedio

En el Paso a Paso Configura tu kit de aplicaciones para llevar en un USB hemos visto cómo crear una memoria USB para cargar un sistema operativo que podemos llevar con nosotros a cualquier parte y, así, poder trabajar de manera independiente del contenido del disco duro del PC anfitrión. Este procedimiento resulta mucho más seguro para nuestros datos si, sobre todo, nos movemos habitualmente por PCs de uso público.

Sin embargo, una de las utilidades más habituales para las unidades extraíbles USB es la reparación y mantenimiento de equipos. Si antiguamente se utilizaban disquetes, y, más adelante, CDs de arranque especializados, la tendencia hoy por hoy es crear memorias USB con uno o varios sistemas de arranque gracias a los que realizar toda clase de tareas para poner a punto un PC. Además, contamos con la ventaja de que son unidades sobre las que podemos escribir, por lo que tareas como la recuperación de los datos son mucho más simples que antes.

A continuación os mostramos algunas distribuciones Linux especializadas en temas muy concretos. Todas son ideales para ser cargadas en una memoria USB y llevar a cabo con ellas tareas de reparación y mantenimiento. Para facilitar las cosas nos hemos asegurado de poder utilizar la herramienta Universal USB Installer que hemos explicado a fondo en este práctico. Por ello, no nos detendremos en la creación de la unidad USB, sino en dónde conseguirla y las posibilidades que puede ofrecernos cada distribución una vez lista para su uso.

Ubuntu Rescue Remix rompe el hielo

Paso 1. Su utilidad y la preparación

Esta distribución desarrollada sobre la base de Ubuntu está específicamente creada para facilitar la recuperación de archivos y la reparación de discos duros con problemas. También nos permite gestionar particiones y realizar imágenes de disco. El gran problema es que todas sus herramientas están basadas en línea de comandos, por lo que no es demasiado fácil de utilizar, y necesitaremos consultar la documentación disponible (que no es mucha) para sacarle partido.

Podemos descargar la última imagen ISO disponible desde su página web, en la sección Download. Aquí podremos hacernos con el archivo de imagen ISO de 245 Mbytes que tendremos que indicar a la utilidad Universal USB Installer para crear la memoria USB de arranque con esta distribución.

 Ubuntu Rescue Remix

Paso 2. Sus posibilidades de uso inmediato

Una vez arranquemos con nuestra unidad USB con Ubuntu Rescue Remix, nos encontraremos ante una árida interfaz en modo texto y una línea de comandos en la que tendremos que ir tecleando el nombre de las herramientas y sus modificadores para realizar las tareas. En la sección de documentación de la página web de la distribución encontraremos indicaciones para realizar tareas como la reparación del sector de arranque en unidades NTFS, la recuperación de archivos en unidades con fallos, la restauración de archivos borrados, etc.

Entre nuestras preferidas destacamos: testdisk (para comprobar el estado de la unidad de disco), mc o midnight commander (una alternativa al Explorador de archivos de Windows en modo texto), ddrescue (recuperación de archivos en caso de sectores defectuosos), magicrescue (otra alternativa para la recuperación de ficheros en discos que han sido borrados o formateados) y cdw (para volcar archivos recuperados del disco duro a unidades CD y DVD).

Eso sí, es interesante saber que, una vez arranque, se nos preguntará si deseamos entrar en el entorno de las herramientas de recuperación (para lo que tendremos que introducir live y pulsar Intro), o ejecutar la utilidad de pruebas de memoria memtest86+, introduciendo la orden memtest. Esta última es realmente útil para poner a prueba los chips de memoria de nuestro equipo a la menor duda de que algo esté fallando. 

Ahora vamos con Panda Safedisk

Paso 1. Cómo conseguirlo y ponerlo en marcha

El desarrollador de soluciones de seguridad Panda Security tiene entre sus productos gratuitos Panda SafeDisk, una imagen ISO basada en Linux cuyo objetivo fundamental es poder arrancar con ella un PC infectado por el malware para que podamos limpiarlo correctamente sin los clásicos quebraderos de cabeza que suele generar la desinfección desde el propio sistema Windows que ha sido comprometido.

Para descargarlo gratuitamente no tenemos más que hacer clic aquí. Esto hará que comencemos a bajar inmediatamente un fichero de imagen ISO de 230 Mbytes. Una vez lo tengamos descargado, y como en el resto de los casos, utilizaremos la aplicación Universal USB Installer para generar nuestra memoria USB de arranque. Solo tendremos que indicar en el desplegable la distribución correcta y especificar la ruta en la que hemos grabado la imagen ISO.

Panda Safe Disk

Paso 2. El arranque y los datos previos

Una vez que hemos creado la unidad USB con Panda SafeDisk y hemos arrancado con ella, lo primero que nos encontraremos será una interfaz gráfica donde se nos preguntará por el idioma que veremos a partir de ese momento (inglés o castellano).

Tras elegir nuestra lengua preferida, llegaremos a una pantalla de configuración donde podremos ajustar manualmente parámetros como las unidades a analizar, la configuración de la conexión a Internet (imprescindible para la actualización en línea del fichero de firmas), cómo deseamos que se comporte el análisis (solo detección o también desinfección) y el fichero de firmas que queremos emplear para nuestro escaneo. Si pinchamos en Cambiar podemos seleccionar el fichero de firmas oficial, el que tenga Panda en fase de validación (pero que contiene las últimas actualizaciones preliminares) o uno antiguo que tengamos guardado en el disco duro.

Panda Safe Disk

Paso 3. La actualización y los análisis

Tras pulsar Comenzar análisis en la pantalla del paso anterior, el siguiente paso que realiza Panda SafeDisk es conectarse al servidor de Panda para descargar de manera gratuita el último fichero de firmas actualizado (según lo especificado en el paso anterior). En general, la distribución Linux utilizada es capaz de detectar el hardware más habitual, incluidas las tarjetas de red. En el caso de que no detectase el enlace de red, o no tuviéramos conexión a Internet, el disco en sí mismo sería inservible, pues no tendría los últimos virus actualizados. Para resolverlo hay pocas opciones, aunque los más manitas (siempre que sean clientes de Panda), podrán descargar el fichero por separado desde su área de cliente y grabarlo en el disco USB para indicarle en el paso anterior el fichero a utilizar.

Tras el proceso de actualización, que dura bastantes minutos (según la velocidad de nuestra conexión), comenzará el análisis de las unidades y se actuará según lo indicado en el paso anterior.

Panda Safe Disk

Otra gran opción: Acronis Antimalware CD

Paso 1. Las aplicaciones y sus peculiaridades

Una alternativa a Panda SafeDisk es Acronis Antimalware CD. Tiene alguna desventaja, como el hecho de que necesitaremos una clave de usuario de Acronis (aunque también podemos pedir una de prueba de 30 días, que para usos puntuales nos permite usarlo gratuitamente), pero también algunas ventajas importantes. De hecho, lo más interesante es que en la misma distribución Linux se nos incluye un módulo para eliminar virus y otras formas de malware, una utilidad para recuperación de archivos borrados y otras menores, como la que nos permite gestionar particiones, navegar por Internet para descargar alguna herramienta puntual, etc. Con ello, este CD de Acronis es un verdadero «todo en uno» con una interfaz gráfica muy lograda y un funcionamiento en general impecable.

Para crear nuestra unidad USB con Acronis Antimalware CD utilizando el Universal USB Installer, lo primero que necesitaremos es la imagen ISO de la distribución. Para ello, acudiremos aquí, donde solo tendremos que pinchar en Click here to download Acronis Antimalware CD para que comience la descarga del fichero de 350 Mbytes.

Acronis Antimalware CD

Paso 2. El Arranque y el entorno de uso

Una vez que tengamos creada la unidad USB y arranquemos desde ella, lo primero que nos encontraremos será un menú en el que podemos elegir diferentes tipos de arranque. De todos ellos, seleccionaremos el primero, que está marcado por defecto: Start Acronis Rescue CD. Esto iniciará la distribución Linux preparada por Acronis, y nos llevará directamente a la interfaz gráfica tras detectar todo el hardware que sea capaz en nuestro equipo. Lo que encontraremos será un escritorio bastante sencillo, pero con las cosas más necesarias a mano.

Pinchando en Acronis lanzaremos la aplicación de detección de virus y malware que ya hemos comentado (necesita licencia de usuario registrado o dar de alta una de prueba por 30 días), mientras que pinchando sobre File Recovery abriremos la utilidad de recuperación de archivos borrados.

En la parte inferior tenemos la barra de tareas. Si pinchamos sobre el icono del extremo izquierdo veremos el menú del sistema con las funciones más básicas. Haciendo clic en Web Browser se abrirá Firefox para que podamos realizar cualquier tarea en Internet, mientras que con File Manager podremos ver las unidades del PC y realizar operaciones con los ficheros (copia, borrado, etc.). Y para los que busquen algo más avanzado, en la carpeta System encontramos GParted, una utilidad bien conocida en Linux para la gestión de particiones del sistema, aunque aquí con interfaz gráfica.

Acronis Antimalware CD

Clonezilla: el equivalente gratuito a Ghost

Paso 1. ¿Qué hace exactamente?

Seguramente muchos conoceréis el popular Norton Ghost. Esta aplicación de Symantec, presente en el mundo del PC desde los primeros años de la informática, es utilizada de manera masiva por departamentos de informática y usuarios avanzados para hacer copias de seguridad y clonar PCs en cuestión de minutos. La idea es muy simple: crear una imagen exacta del disco duro para, luego, poder restaurarla exactamente igual cuando sea preciso. Pues bien, Clonezilla es una distribución específica basada en Linux que podemos considerar el equivalente a Norton Ghost en el mundo del software libre. De hecho, incluso cuenta con una versión para instalar en servidor y realizar despliegues en multicasting a varios PCs al tiempo vía red.

Como siempre, antes de ejecutar el Universal USB Installer para crear la unidad de arranque USB, comenzaremos por conseguir la imagen ISO de Clonezilla. Para ello, tendremos que acudir hasta la página web del proyecto (http://clonezilla.org) y pinchar en la sección Downloads. Aquí tendremos que ir a la primera categoría (Download stable releases (.iso/.zip)) , tras lo que llegaremos a una página de SourceForge donde tendremos que elegir el directorio con la última versión disponible y descargar la que termina en i686.iso. Como pasaba en el práctico anterior, esta es la versión en 32 bits que nos garantiza la máxima compatibilidad con cualquier equipo actual.

Clonezilla

Paso 2. La creación y el volcado de imágenes

Una vez que tengamos la unidad USB creada, se nos presentará un menú con diversas opciones de arranque. Os recomendamos utilizar la primera: Clonezilla live. A partir de aquí, y en una interfaz basada en texto, se nos comenzará por preguntar el idioma y la distribución del teclado. Lo siguiente será elegir la interfaz de comandos o seleccionar la opción Start Clonezilla para cargar el asistente que nos permitirá realizar las diferentes tareas.

En general, el uso de Clonezilla no es demasiado complicado a poco que tengamos experiencia manejando imágenes de disco y leamos atentamente todas las instrucciones que nos va mostrando el asistente. Aun así, un usuario poco experimentado puede sufrir lo suyo para lograr hacer exactamente lo que desea y con corrección.

El primer paso requiere elegir si queremos volcar un disco o una partición a un archivo de imagen (o viceversa), o preferimos crear dos unidades o particiones exactamente iguales (clonación). Según la opción que escojamos, el asistente nos irá preguntando diferentes posibilidades, mostrándonos siempre su ayuda en la parte superior de cada paso. Basta prestar atención a lo que se nos pregunta y tener claro lo que queremos hacer para poder terminar el proceso sin dificultad.

Clonezilla

Y concluimos profundizando en Parted Magic

Paso 1. Los elementos diferenciales

Si somos usuarios avanzados y necesitamos trabajar con particiones y unidades de disco más allá del propio Windows y sin importarnos el sistema operativo instalado, la distribución Linux Parted Magic es nuestra compañera ideal. Esta edición, aunque sobre todo pretende cubrir la gestión avanzada de las particiones, incluye una larga lista de utilidades. La gran mayoría está enfocada al trabajo con discos duros, sistemas de ficheros, sectores de arranque, etc. Es una herramienta que ha de usarse con precaución, pero si sabemos lo que hacemos, tenemos utilidades de gran potencia en un entorno gráfico bastante sencillo y cómodo de utilizar.

Como siempre, necesitaremos crear la unidad USB de arranque con el programa Universal USB Installer. Para ello, lo primero será descargar la imagen ISO desde la página web del proyecto (http://parted magic.com). En la parte izquierda tenemos el apartado Downloads, desde donde podremos elegir diversas versiones según el tipo de plataforma. Nuestra recomendación es descargar la que termina en i686.iso , pues es apta para los equipos de 32 y 64 bits vendidos durante los últimos años.

Linux Parted Magic

Paso 2. Algunas de las utilidades incluidas

Una vez que hemos creado la unidad USB de arranque con esta distribución, lo primero que veremos es un gestor de arranque que nos preguntará por el modo en que se ejecutará la distribución. Nuestra recomendación es optar por la primera, llamada Default settings. Tras esto comenzará el proceso de arranque, que terminará mostrándonos una interfaz gráfica realmente atractiva. En la parte derecha del escritorio se nos mostrará información acerca de los procesos y el uso de los recursos de la máquina, mientras que en la parte izquierda encontraremos algunos de los iconos más útiles. De hecho, pinchando en Partition Editor se iniciará una versión de GParted para poder gestionar las particiones de las unidades conectadas al sistema.

Haciendo clic en la parte izquierda de la barra de tareas se desplegará el menú del sistema. Aquí encontramos multitud de herramientas y utilidades, aunque las más interesantes podemos encontrarlas en el apartado System Tools. Aquí veremos utilidades para abordar el borrado seguro de archivos y unidades (EraseDisk), sincronizar carpetas y unidades (Grsync), realizar la grabación de imágenes (ISO master), administrar múltiples particiones de arranque (Lilo Setup), probar unidades (TestDisk), etc.

Linux Parted Magic

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado