VideojuegosA

El mundo de los videojuegos ha cambiado muchísimo. Ahora ya está completamente integrado en casi todos los hogares del mundo de una manera u otra. Pero una de las novedades más recientes ha llegado con la posibilidad de adquirir los videojuegos en formato digital, en lugar de hacerlo en formato físico. ¿Hay ventajas en esto? ¿Y desventajas?

Ventajas de comprar videojuegos en formato digital

Las videoconsolas también han cambiado muchísimo. De hecho, la intención de Sony y Microsoft en su momento fue que sus dos videoconsolas requirieran de manera obligatoria de una conexión a Internet para jugar. Finalmente no ocurrió con ninguna de las dos, pero hay que reconocer que muchísimas de las funciones o características de estas videoconsolas se pierden sin esa conexión a Internet, y es realmente extraño ver a usuarios que las tengan, jueguen y no tengan conexión a Internet. Esto ha hecho que la compra de videojuegos en formato digital sea mayor.

No es necesario salir de casa: A veces por trabajo, o por estudios, o por la imposibilidad de tener un medio de transporte ese día con el que llegar al centro comercial, es imposible poder comprar un videojuego un día determinado. Y en ocasiones, esa situación se repite día tras día, por lo que se hace imposible comprar un juego el día en que se lanza. Todo ello por no hablar de que si no se trata de una tienda especializada quizás no hayan recibido el juego ese día, o si es una tienda muy especializada, se hayan quedado sin unidades del mismo. Todos esos problemas se solucionan accediendo a la tienda online y comprando el juego sin tener que salir de casa.

Compra sin horarios: Otro de los problemas a los que nos enfrentamos es que las tiendas tienen un horario, pero las tiendas online no. No cierran para comer, ni los días de fiesta, por lo que podemos comprar un juego cuando nosotros queramos.

Compra al instante: Aunque pueda parecer lo mismo, no lo es. A veces se da la situación de que quedamos con unos amigos y se plantea la posibilidad de haber comprado antes un videojuego para poder jugar. La gran ventaja de las tiendas online es que nos permiten acceder a la tienda y descargar el juego en el momento que lo pensamos.

Accesible sin disco: Las videoconsolas de hoy en día no leen constantemente el disco, sino que la información de éste se tiene que instalar en el equipo antes de poder jugarlo. La única función del disco hoy en día es actuar como llave que demuestra que esa información instalada en la videoconsola nos pertenece y podemos jugar, y no simplemente la ha instalado un amigo y luego se ha llevado un disco. Así, cada vez que queremos jugar a un juego diferente, tenemos que cambiar el disco para demostrar que lo tenemos. Eso no ocurre con los videojuegos comprados online. Nuestra cuenta de usuario es la que verifica si hemos comprado dicho juego y si podemos jugar a él, lo que nos permite cambiar entre los diferentes juegos sin tener que cambiar el disco.

Descargable desde cualquier lugar: Es difícil que ocurra, pero puede que vayas a casa de un amigo en otra ciudad, que tenga la misma videoconsola, y os apetezca jugar a un determinado videojuego que tú tienes pero él no. También puede ocurrir que te lleves la videoconsola de viaje y olvides algunos videojuegos que querías en casa. Todo eso se soluciona si has comprado el juego en una tienda online. Te conectas a Internet allá donde estés, y descargas el juego que está en la Nube.

Nunca se dañan:Puede que te hayas gastado 80 euros en la edición de coleccionista que lanzaron de ese juego que te gustaba. La figurita que venía incluida es genial, pero si el disco se raya, lo único que tendrás es una figurita que te habrá costado 80 euros. Los juegos online no se dañan nunca. Incluso aunque el disco duro entero de la videoconsola se dañara, podrías cambiarlo e instalar de nuevo los juegos. Y si el archivo se corrompe, con borrarlo y reinstalarlo ya tendrás solucionado el problema. Aun así, que esto ocurra ya es difícil, pues lo más probable es que el juego siempre funcione a la perfección.

Desventajas de comprar videojuegos en formato digital

Claro que también hay algunas desventajas de comprar videojuegos en formato digital que los fabricantes se han empeñado en aprovechar para salir ellos ganando, algo que no nos gusta tanto, además de algunas limitaciones propias del formato.

No se pueden prestar: Todos tenemos a ese amigo que se compra dos juegos al mes y que al cabo de un par de años tiene una colección inmensa de videojuegos a los que no hemos jugado y que nos acabamos pasando por cortesía de este amigo. Eso en formato digital no es posible. Nuestro amigo no nos puede prestar un juego, ni nosotros podemos prestarlo a alguien. Como mucho, podríamos iniciar sesión en la videoconsola de un amigo, y descargar allí el juego, pero las compañías cada vez complican más estas cosas. Es un serio defecto de los juegos en formato digital. Aunque en muchas ocasiones, tampoco solemos prestar demasiado los videojuegos.

Quizás tarden en descargarse: Si bien es cierto que puedes comprar un juego instantáneamente, el poder jugarlo en poco tiempo dependerá de otros factores, como la velocidad de nuestra conexión y si utilizamos WiFi o cable, así como la carga de los servidores. Generalmente con una buena conexión, evitando el WiFi, las tiendas nos ofrecerán una velocidad de descarga bastante buena. No obstante, si compramos el juego en físico, gran parte de la información ya va en el disco, y solo tenemos que esperar a que se instale en la videoconsola. El proceso suele ser mucho más rápido.

Sin conexión, no tienes juego: Antes hemos dicho que los discos actúan como llaves que demuestran que el juego es nuestro, y también hemos hablado de que nuestra cuenta online sustituye a los discos cuando compramos un videojuego en formato digital. Esto es una ventaja, que se puede convertir en desventaja. Y es que, si no tenemos conexión a Internet, no podremos confirmar que nosotros somos el usuario de ese juego, y no podremos jugar. Claro que, eso es poco relevante si tenemos en cuenta que muchos de los videojuegos de hoy en día ya nos exigen una conexión a Internet para poder jugar. No obstante, es algo que está ahí y que puede ser una desventaja considerable con algunos juegos y para algunos usuarios.

El precio a veces es superior: Aunque a veces es posible encontrar ofertas interesantes en juegos en formato digital para videoconsolas, generalmente ocurre lo contrario. Mientras que los videojuegos en formato físico bajan de precio, los videojuegos en formato digital se mantienen en su precio de lanzamiento, y así es como a veces hemos visto que el FIFA costaba unos 70 euros cuando la temporada estaba a punto de acabar. Esta desventaja podría acabarse si las tiendas comienzan a modificar los precios para adecuarlos al tiempo que hace que se lanzó el juego. Ya han comenzado a hacerlo, pero todavía es posible encontrar algunos precios que parecen de broma. 

Relacionados

Otros relacionados

Nos encanta escucharte ¿Nos dejas tu opinión?

Desconectado

Desconectado