Cómo usar Kodi y cómo funciona

Usar Kodi es muy sencillo. Tras instalar y abrir el programa nos encontraremos ante su interfaz, presumiblemente Estuary, que es la que viene de fábrica con la última versión, la 17 Krypton. En ella veremos un menú o lista en la parte izquierda, mientras que en la parte derecha tendremos una pantalla donde iremos previsualizando todo aquello que hagamos.

Justo encima del menú verás unos botones clave: el botón de apagado, el botón de configuración y el botón de buscar. En el menú de configuración encontraremos todos los ajustes necesarios. Puedes localizar el contenido multimedia que guardas de forma local en tu PC o lo más interesante, acceder al repositorio de addons y complementos disponibles que, una vez instalados, te darán acceso a canales de TV en streaming, películas, series o deportes disponibles gracias a Internet.

Una vez hayas seleccionado el contenido local o hayas instalado complementos el uso de Kodi se simplifica: una vez accedas al software podrás ver sobre la interfaz todos los contenidos disponibles e indexados, y tú solo tendrás que pulsar sobre alguno de ellos para comenzar la reproducción.

Kodi funciona como un media center con contenido local o proporcionado por sus complementos. Tienes versiones para distintos sistemas operativos, incluidos los móviles, pero probablemente una de sus funciones más usadas sea servir como complemento a la TV de casa. El software se puede instalar en pequeños ordenadores como Raspberry Pi que, una vez conectados a la TV, brindan todo tipo de contenido multimedia al entretenimiento en casa de forma gratuita.

Funciona gracias a tu librería y su gran comunidad de usuarios y desarrolladores, que son los verdaderos encargados de dotarlo de contenido interesante. Ahí reside la clave de su éxito.