¿Lucky Patcher funciona sin root?

Lucky Patcher se puede utilizar sin ser root. La duda surge porque hubo versiones anteriores en las que se requerían los permisos de superusuario, pero ahora ya no es necesario. La única diferencia entre tener un dispositivo rooteado o no a la hora de utilizar Lucky Patcher lo encontramos en que podemos disfrutar de funciones extra.

Usarla no es complicado y simplemente basta con tener claras ciertas cosas de su funcionamiento, como por ejemplo la leyenda de colores que clasifica cada aplicación en función de las acciones que se pueden llevar a cabo sobre ellas:

  • Verde: es una aplicación con licencia.
  • Amarillo: es aplicación con parche específico disponible.
  • Azul: aplicación que contiene anuncios.
  • Violeta: se encuentra en la lista de arranque del sistema.
  • Rojo: no se puede parchear o eliminar la verificación de licencia.
  • Naranja: aplicación del sistema cuyo parcheado puede repercutir en el funcionamiento del sistema.

Una vez tengamos claro qué significa este código de colores, podemos llevar a cabo fácilmente las diferentes acciones, como hackear juegos o apps compatibles, eliminar la publicidad prácticamente de cualquier app o incluso anular las certificaciones de sistema. Para ello habrá que buscar en el menú principal la app que queremos modificar y hacer clic sobre ella. Será entonces cuando se abra un menú con las diferentes opciones, que incluye incluso las de gestión del propio sistema operativo, como la obtención de información o la desinstalación. En el menú de parches encontraremos aquellos que se pueden aplicar.

Como puedes imaginar Lucky Patcher no está disponible para su descarga en Google Play por lo que hay que recurrir a tiendas y sitios web alternativos de descarga, como por ejemplo Malavida.