Lucky Patcher o GameGuardian: diferencias y comparativa

La cantidad de herramientas de modificación de juegos es muy alta. Esto provoca que muchos usuarios tengan dudas acerca de cuál utilizar y de qué ventajas aportan cada una de ellas por encima del resto. En este artículo te hablamos de Lucky Patcher y Game Guardian, dos de las aplicaciones más populares en este ámbito. Te contamos en qué basan su funcionamiento y para qué usos son recomendables.

Lucky Patcher es mucho más que un simple modificador de aplicaciones y videojuegos. Gracias a los permisos de superusuario, es capaz de realizar algunas tareas muy interesantes y prácticas dentro de nuestro terminal. Por ejemplo, te permite duplicar algunas aplicaciones, como WhatsApp, con el fin de utilizar dos cuentas de forma simultánea. Además, tienes la posibilidad de crear copias de seguridad del software instalado en tu dispositivo, obteniendo un fichero APK instalable en cualquier teléfono Android. Y no olvides que con ella podrás eliminar el molesto bloatware. Por supuesto, a estas capacidades debemos sumar la modificación de videojuegos con el objetivo de disminuir la dificultad del juego, ayudarnos a ganar a un contrincante o eliminar la publicidad integrada. Todo esto se consigue con cambios directos realizados sobre la aplicación.

Game Guardian, por su parte, tiene un funcionamiento muy diferente. Gracias a la búsqueda y modificación de valores numéricos, es capaz de alterar marcadores, contadores o el número de objetos disponibles en una partida. Para esto no es necesario modificar la aplicación completa sino, solamente, el valor numérico. Por lo tanto, esta utilidad deja de lado al resto de aplicaciones y se centra en los videojuegos. No cuenta con herramientas de gestión tan potentes como Lucky Patcher. Además, debe ejecutarse mientras jugamos, lo que te permite acceder a los trucos en cualquier momento.

En resumidas cuentas, la manera de funcionar de ambas aplicaciones es distinta. Aunque su propósito final puede parecer el mismo, Lucky Patcher añade valor a su aplicación con herramientas de gestión de aplicaciones muy poderosas.