Lucky Patcher o SB Game Hacker: comparativa y diferencias

Lucky Patcher tiene una función más amplia que SB Game Hacker ya que no se limita únicamente a juegos como sí ocurre con éste último. Esta sería la principal diferencia que encontraríamos entre las dos aplicaciones.

Por su parte, Lucky Patcher permite controlar diferentes aspectos del sistema operativo, sobre todo si el dispositivo está rooteado, ya que permite manipular y modificar ajustes de las aplicaciones, incluido el bloatware, que son las aplicaciones que vienen preinstaladas en muchos terminales por parte de fabricantes y operadores móviles. Esta app funciona como crackeador para Android y es capaz de llevar a cabo las siguientes operaciones sobre diferentes apps:

  • Eliminar la verificación de licencia.
  • Eliminar la publicidad.
  • Modificar permisos asociados a las aplicaciones.
  • Extraer el archivo APK de cualquier app para llevar a cabo una copia de seguridad.
  • Desbloquear aplicaciones de pago.

Su funcionamiento se basa en un listado de las aplicaciones que identifica con un código de colores donde cada uno da cuenta del nivel con el que puede operar sobre ella.

Por su parte, SB Game Hacker, limita su actuación a los videojuegos y lo que hace es alterar valores de las partidas. Para ello hay que ejecutar el videojuego en cuestión y salir de él sin cerrarlo, dejándolo en segundo plano. Al activar SB Game Hacker podremos buscar valores como el número de monedas o de puntos de vida que tengamos en ese momento para sustituirlo por el que queramos aplicar (normalmente un que sea escandalosamente alto). Es decir, que esta app no sirve para saltarse licencias sino para hacer cheats en nuestras partidas (aunque cierto es que en condiciones normales en muchos juegos esas ayudas dependen de hacer compras in-app).