Lucky Patcher o SB Game Hacker: comparativa y diferencias

La lista de aplicaciones que permiten alterar videojuegos es inmensa. Aunque es difícil establecer cuál de ellas cuenta con mayor popularidad, es innegable que Lucky Patcher y SB Game Hacker encabezan la lista de las más utilizadas. Entonces, ¿con cuál debes quedarte? En este artículo abordamos algunas de sus principales diferencias para responder esa importante cuestión.

Por un lado, Lucky Patcher es una completa herramienta de gestión de aplicaciones. Sus funciones van mucho más allá de la simple modificación de videojuegos. Por ejemplo, con ella puedes duplicar aplicaciones para obtener dos instancias simultáneas, crear copias de seguridad en formato APK o incluso eliminar software del sistema considerado bloatware. Adicionalmente, tienes la posibilidad de llevar a cabo otras acciones como emular compras internas, desactivar la publicidad o incluso eliminar la verificación de la licencia. Obviamente, todas estas acciones violan los términos de uso de muchas aplicaciones o, incluso, pueden vulnerar leyes de propiedad intelectual.

Por otra parte, SB Game Hacker es un modificador de valores. Su radio de acción es mucho más reducido y no puede considerarse una utilidad tan completa como Lucky Patcher. Esto se debe, principalmente, a que está diseñada para actuar concretamente en videojuegos y no en el resto de aplicaciones. SB Game Hacker debe ejecutarse mientras juegas, ayudándote a buscar valores y a modificarlos. De esta manera, es posible aumentar tu número de vidas, tu puntuación o acelerar el contador de tiempo de una partida. Aunque esta aplicación no se usa para saltarse licencias, muchos usuarios la utilizan con el objetivo de obviar ciertos pagos.

En definitiva, ambas aplicaciones tienen objetivos muy parecidos, aunque los llevan a cabo de forma distinta. Sin embargo, Lucky Patcher es capaz de administrar nuestras aplicaciones y modificarlas de una manera más completa.